Las ventas del iPhone 6s serán un problema para Apple en 2016, según los analistas

Apple

No lo decimos nosotros, ha sido Piper Jaffray y en concreto Gene Munster, un conocido analista que ha recogido todas y cada una de las predicciones hechas por parte de los principales expertos en el mercado de Apple y todos coinciden en que el iPhone 6s se ha estancado y que Apple verá reducir, por primera vez desde que lanzó el primer smartphone, sus ventas en 2016.

En Wall Street parece que no confían en la empresa de Cupertino, la que desde que lanzó el iPhone, y quizás ya desde el iPod, ha superado las expectativas año tras año. En esta ocasión, siete de los analistas más destacados, y que siempre se han tomado como fuente para numerosos rumores y previsiones, coinciden en que el 2016 no va a ser un buen año para la californiana. En concreto son – en dólares -:

  • Piper Jaffray, Gene Munster:
    Diciembre 1015 75-76 millones (2%)
    Marzo 2016 – 55 millones (-10%)
  • Pacific Crest, Andy Hargreaves and Evan Wingren:
    Diciembre 2015 – 72.7 millones (-2%)
    Marzo 2016 – 49.5 millones (-20%)
    Ejercicio 2016 – 213 millones (-8%)
  • Kulbinder Garcha and his team at Credit Suisse:
    Diciembre 2015 – 76.9 millones (ligera subida, menos del 1%)
    Marzo 2016 – 51.9 millones (-15%)
  • Stifel, Aaron Rakers and team:
    December 2015 – 74.7 millones (0%)
    Marzo 2016 – 56 millones (-8%)
  • UBS, Steven Milunovich and Peter Christiansen:
    Diciembre 2016 – 75 millones (0%)
    Marzo 2016 – 50 millones (-18%)
    Ejercicio 2016 –  220 millones (-5%)
  • Morgan Stanley, Katy Huberty:
    Diciembre 2016 – 74 millones (-0.6%)
    March 2016 – 52 millones (-15%)
    Ejercicio 2016 – 218 millones (-6%)
  • Raymond James, Tavis McCourt and Mike Koban:
    Ejercicio 2016 –  224 millones a 229 millones (-7.2%)

El iPhone 6s no aguantará el tipo tras su lanzamiento

Cómo se puede apreciar, si bien los analistas consideran que el final de 2016 aún puede considerarse ligeramente positivo, en el mejor de los casos le dan una subida de ventas del 2%, el primer trimestre de 2016 va a ser el primero en el que un teléfono de Apple venda menos que su antecesor. Es más, y evidentemente a la espera de lo que puede ser o no el iPhone 7, la previsión es que el año acabe bastante mal para Apple, con un descenso de las ventas entre el 5 y el 20% según el analista consultado.

¿Por qué son tan malos las previsiones esta vez?

Hay que recordar que el iPhone 6s viene detrás del iPhone 6 que ha sido el terminal de Apple más vendido de la historia – y viendo el camino que lleva su sucesor, lo seguirá siendo -. Y no nos vamos a engañar, aunque venda menos el iPhone 6s que su antecesor, aún marcará unas cifras récord que ya las quisieran muchos otros fabricantes. Apple seguirá haciendo mucho dinero por lo que ¿dónde está el problema? Pues en los inversores. Es precisamente para quien hablan estos analistas y no para el público general. Un lento declive en ventas en una empresa no cotizada no es tan alarmante como en una que basa su funcionamiento en la inversión por parte de otros que están ávidos de cobrar a fin de año, y menos ventas suponen menos dividendos.

Camara frontal del iPhone 6s

El error de Tim Cook

De nuevo, según estos analistas, Tim Cook ha cometido un error fatal, decir medias verdades en cuanto a sus previsiones. Lo cierto es que vamos a ver a final de mes quien tiene razón, pero parece que pensar más en los accionistas que en los productos podría estar pasando factura. Es probable decir que acordarse de Steve Jobs ahora es fácil, pero mientras estuvo a la cabeza de Apple existía una ferrea política de “no dividendos”. Esto es, que los que invertían en Apple sólo podían sacar beneficio si al vender las acciones, estas se revalorizaban, ya que no obtendrían por ellas ningún tipo de rendimiento anual. Cook, que venía de ser el Vicepresidente Financiero de la compañía, cambió esta norma y tanto la acción, en franca decadencia este año y más por los convulsos momentos del mercado bursátil, como la apreciación de la marca parece que está pasando factura.

¿Cambiará las cosas el iPhone 7?

Es algo que de momento, por mucho que digan los analistas, no se puede saber. Ya comentamos hace tiempo que se debatía si a Apple le queda más mercado que abarcar más allá de la renovación de los móviles entre sus propios usuarios. Vende al año cerca de 200 millones de unidades en un mercado de 1.000 millones de teléfonos móviles. Seguirá ganando dinero pero su crecimiento puede ser nulo y el problema es que los resultados de la compañía están hipotecados a esta línea de negocio – ya que ni Macs, iPads o Apple Watch pueden considerarse a la misma altura -. Urge y mucho el cambio de estrategia, y es probable que este 2016 podamos ver hacia donde se dirige.

También te puede interesar…

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)

Fuente > Business Insider