Pulse permite tomar el control de una cámara réflex DSLR desde el móvil

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)
Android

No pasa un día en el que Kickstarter y el talento que hay en la comunidad de crowdsourcing nos sorprenda. Ya hemos hablado de chaquetas que esconden cargadores, cables y accesorios para cualquier necesidad “geek” o un dispositivo que convierte cualquier móvil en Dual SIM. En este caso hablamos de Pulse, un accesorio para las cámaras réflex que nos da todo el control de las mismas desde el móvil. Así de simple.

Y somos tan tajantes diciendo que nos dará el control porque en apenas unos días en Kickstarter no sólo ha logrado su meta de 50.000 dólares de financiación, sino que lleva más de 230.000 en estos momentos, lo que garantiza que el proyecto saldrá adelante y a partir de febrero de 2016, los primeros compradores lo empezarán a recibir.

Pulse

Pulse, en concreto, se trata de un dispositivo bluetooth que se conecta al puerto USB de la cámara y se coloca cómodamente en la bahía del flash en la parte superior de la cámara, ofreciendo además de una funcionalidad más que interesante una estética que no rompe el del dispositivo al que va conectado.

A partir de ahí, una aplicación que llevamos en el móvil, ya sea iOS o Android, nos brindará un control absoluto de todas las prestaciones de la cámara. Con ella podemos ver cosas como vistas previas de las fotos que vamos tomando con la cámara además de poder controlar el equipo hasta desde 30 metros de distancia. Esto supone que podríamos dejar la cámara en un quinto piso y bajarnos a la calle para salir en la foto.

Pulse App en iPhone

Compatibilidad

Los creadores de Pulse garantizan que funciona con cualquier DSLR Canon o Nikon, pero si queremos ver concretamente si nuestro modelo es compatible, ofrecen esta lista de modelos que se ha comprobado que funcionan – lo que no quiere decir que no sea compatible ne muchos más -. Eso si, se quedan fuera las de Sony y explican que es por un protocolo que utilizan las cámaras de la marca japonesa.

Funciones que se pueden y no se pueden usar

Especialmente, Pulse se muestra muy útil para momentos como los de tomar un Time Lapse y fotos similares de alta exposición, donde podemos abrir y cerrar el obturador a distancia, sin necesidad de tocar la cámara lo que puede causar vibraciones en la instantánea. También nos va a permitir realizar vídeos estando lejos de la cámara y si tenemos varias cámaras con su Pulse conectado, podemos controlarlas todas a la vez desde un mismo móvil, lo que en el caso del vídeo puede ser muy útil para os aspirantes a “filmaker”, ya que podrán grabar y controla una misma toma aunque no tengan manos para tantas cámaras. Otros controles que podemos ajustar son el ISO de las tomas así como la velocidad del obturador y lo que queda fuera, eso si, son cosas como el zoom o el enfoque.

Los precios que aún se pueden pagar por Pulse son 74 dólares para recibirlo en abril de 2016, ahorrándose 24 dólares frente al precio oficial que tendrá el dispositivo en tienda que será de 99 dólares.

Más información del proyecto en Kickstarter