Te contamos uno de los secretos de por qué el Motorola Moto G es resistente al agua

Android

Una de las nuevas características de las que hace gala el Motorola Moto G de tercera generación es la resistencia al agua de su carcasa. Lo cierto es que no es una peculiaridad única dado que existen otros modelos en el mercado con la misma capacidad. Sin embargo, ¿te has parado a pensar en el sistema utilizado por el fabricante para contener la presión del agua y que no llegue al interior? A continuación te mostramos una serie de fotografías que te ayudarán a comprender parte de la técnica utilizada.

La resistencia al agua se ha convertido en todo un reclamo que las marcas de smartphones empiezan a utilizar con más asiduidad. Sony fue una de las primeras que más fuerte apostó por la tecnología capaz de hacer de sus Sony Xperia smartphones sumergibles. Posteriormente el número de móviles de este tipo ha ido creciendo y Motorola se suma a la tendencia y lo hace con uno de sus modelos más populares, el Motorola Moto G.Carcasa interior del Motorola Moto G de tercera generación

Conociendo más a fondo el Motorola Moto G

En la presentación del equipo se proporcionaron las principales características del modelo, así como fotografías que nos dan una perspectiva de las novedades que trae la marca. Sin embargo, quedan detalles aún por esclarecer que saldrán a la luz a medida que el terminal se extienda en el mercado. El equipo de MovilZona ha tenido oportunidad de realizar una primera toma de contacto con el terminal, tal y como os contamos esta misma mañana, y de ese análisis os traemos las siguientes imágenes.Carcasa trasera del Motorola Moto G

Cuestión de pequeños detalles

Como podréis intuir en un primer momento, queremos centrarnos en los detalles del diseño de la carcasa que ayudan al Motorola Moto G de tercera generación a que su compartimento interno sea estanco al agua, al menos durante un tiempo prudencial para rescatar el equipo y ponerlo en un lugar seco sin que afecte a los circuitos electrónicos internos. Nos referimos a las piezas de goma de color negro que el fabricante ha añadido en el interior de la carcasa, unas gomas que hacen la función de junta para sellar esos compartimentos susceptibles de dejar pasar el agua al interior del teléfono. Si comparamos con el resto de imágenes, podremos ver cómo esas piezas se colocan en una zona donde coinciden las ranuras para las tarjetas microSD y nanoSIM y otra abertura que da acceso al interior. Y es que éstas son las únicas puesto que en esta ocasión Motorola ha configurado un Moto G con carcasa de una sola pieza de policarbonato que no ofrece acceso a la batería y, por lo tanto, generar un compartimento estanco.

De hecho, y aunque no tiene mayor misterio, el sistema de anclajes y gomas por el que ha optado el fabricante es uno de los motivos por los que el Motorola Moto G no solo es resistente al agua, sino que además admite el cambio de carcasa por otras para ser personalizado.

Escrito por Víctor Rodríguez