Xiaomi vende cada vez más pero ¿llegará a sus objetivos en 2015?

Android

Aún faltan muchos lanzamientos por delante, sobre todo el del Xiaomi Mi5 que no sólo apunta a China donde la compañía bajo la batuta de Hugo Barra se asienta en el tercer peldaño del mercado, pero no de forma tan cómoda como antes dada la pujanza de Huawei y Lenovo. Hasta junio de 2015 ha vendido 34,7 millones de teléfonos, lo que parece que le pone en camino del objetivo de 80-100 millones de ventas para finales de año que se han marcado ¿puede lograrlo aún?

Xiaomi ha incrementado un 33% las ventas respecto a lo que obtenía en 2014. El crecimiento de la marca china, cuando todavía no ha dado el salto fuera de Asia (y que confirmaba hace poco que no tiene planes para lanzar sus terminales en EE.UU. en el futuro próximo) parece que sigue imparable pero, de momento, por debajo de las previsiones más conservadoras.

Su objetivo declarado para 2015 es llegar a vender entre 80 y 100 millones de teléfonos, pese al crecimiento, lo que obtiene a junio de 2015 son 34,7 millones de unidades vendidas. Bien es cierto que quedan por delante algunos de los terminales que más están esperando los usuarios, tanto asiáticos como los que no dudan en asaltar las redes de importación para hacerse con un equipo de la marca china.

Un inicio por debajo de lo esperado, pero prometedor

Estamos hablando del Xiaomi Mi5 así como también hay que esperar a que el espectacular Xiaomi Mi Note Pro, que se lanzaba en mayo, empiece a dar sus frutos en los próximos trimestres. Buena prueba es que la compañía china ha pisado el acelerador en el segundo trimestre del año, donde se concentraron 20 millones de unidades vendidas. Por delante, no podemos olvidar que también están nombres como Redmi Note 2 y una posible versión Plus del Mi5, que en lugar de llevar el Snapdragon 810 montaría el nuevo Snapdragon 820.

Aún con todos estos condicionantes, cierta sombra se cierne sobre la compañía china que tiene que llegar en los próximos seis meses a unas ventas de 45 millones para alcanzar el mínimo de sus previsiones subiendo a unos, parece que difíciles, 65 millones para alcanzar el objetivo de tres dígitos. Y es que la pelea con marcas como Huawei, Meizu y, por supuesto, otras asentadas como Apple, está haciendo mella en la joven compañía china que tiene que dar el “do” de pecho en los próximos meses cuando sus competidores también apostarán el todo por el todo este año.

Sin planes internacionales, para sus móviles, de momento

De momento, planes para sacar fuera de China algo más que una suerte de accesorios no hay, aunque no le faltarían compradores en occidente, parece que la estrategia de la compañía que se basa en un margen mínimo y unas ventas “flash” de toda la producción posible, es algo que no permite una expansión internacional en toda regla – que llegará tarde o temprano -.

Ahora bien, estamos hablando de únicamente el mercado móvil. Xiaomi en los últimos meses ha mostrado que no sólo es una empresa de smartphones. Está por delante el lanzamiento de la nueva Xiaomi MiPad 2, y no dejan de sorprendernos con un incipiente negocio de domótica en la que no sólo tienen ya televisores sino hasta aires acondicionados inteligentes – como siempre de colores particulares -.

Cómo siempre, hay que esperar el desarrollo en los próximos meses. Xiaomi sigue teniendo un potencial enorme y, es probable, que de aquí a final de año tengamos que volver a decir, “a pesar de todo, supera sus expectativas” ¿o no? ¿qué creéis? ¿puede que la moda de los móviles chinos esté empezando a pasar?

También te puede interesar…

 

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)