La resistencia del Samsung Galaxy S6 Active puesta a prueba

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)
Android

La versión Active del Samsung Galaxy S6 llega para dotar a esta nueva serie de terminales de una resistencia que, sus modelos con cuerpos de cristal Gorilla Glass 4 y metal no tienen. Y es que el Galaxy S6 más “duro” ha hecho gala de que es capaz de aguantar hasta el más duro de los accidentes domésticos sin inmutarse.

Está claro que la resistencia mostrada por el Samsung Galaxy S6 Active en estas pruebas que comentamos a continuación no es sino un llamamiento para que atrevidos “youtubers“, más o menos expertos en la materia, se lancen a hacerle la prueba más bestia que se les ocurra al terminal. Y es que el Galaxy S6 Active, ya a la venta para los usuarios de la operadora norteamericana AT&T, es todo un coloso y capaz de resistir los accidentes doméstico del usuario más torpe. No en vano, tiene la máxima certificación de este tipo, una IP68 que nos ofrece la estanqueidad más alta frente al agua y al polvo en el dispositivo. En las pruebas que le ha hecho Jeremy Judkins, y se han grabado en vídeo, el terminal se lanza desde alturas habituales como son el bolsillo o la cabeza pero también desde cerca de 4 metros de altura sin que el terminal muestre una sola muesca en su carcasa.

La siguiente prueba, como no, es probar la capacidad del terminal frente al agua. Esta no sólo ha sido testeada bajo el grifo, que ha mostrado la capacidad hidrofóbica que tiene la pantalla, es decir, de repeleer el agua.

Pero esto no ha sido suficiente para nuestro amigo Judkins no se lo ha pensado y ha metido el teléfono en un tanque lleno de peces. Pero para ello ni siquiera lo ha desactivado, por lo que luego ha podido mostrar lo que ha tomado con la cámara del dispositivo que ha estado encendida todo el rato.

Como en la anterior prueba, el Samsung Galaxy S6 Active pasa el test con nota y no sufre ningún desperfecto. Por el contrario, muestra como no sólo resiste todo, sino que muestra un funcionamiento superior en todos los aspectos.

No en vano se trata del mismo terminal, en términos de hardware, que las versiones de cristal. Es por tanto, una de las opciones más interesantes para los más aventureros aunque, de momento, sólo es posible, como hemos indicado antes, con la operadora norteamericana AT&T que, tradicionalmente, ha tenido la exclusiva de este tipo de modelos de Samsung (que ya vienen siendo habituales en las últimas generaciones de sus smartphones estrella).

Resumiendo sus especificaciones que podéis consultar al completo aquí pantalla de 5,1 pulgadas con tecnología Super AMOLED y resolución QHD con 2.560 x 1.440 píxeles. El procesador mantiene el alto nivel de la pantalla con un Exynos 7420 con arquitectura de 64 bits y ocho núcleos. En cuanto a la memoria RAM se mantienen las especificaciones exigentes, con 3GB que nos ofrecerán un rendimiento más que suficiente. EL almacenamiento interno será de 32 GB. En cuanto a la cámara, cuenta con un sensor de 16 megapíxeles en la parte trasera y de 5 megapíxeles en la parte frontal y una batería de 3.500 mAh (1.000 mAh más que el S6 normal).

También te puede interesar…