Las ventas del HTC One M9 por debajo de lo esperado

Android

Al nuevo HTC One M9 le está costando coger tracción en el mercado y el lanzamiento del equipo no ha sido el revulsivo que esperaba la compañía, marcando uno de los peores meses de abril de los últimos años, con unas ventas de 4,75 millones de unidades frente a las 8 millones que colocaba hace un año del HTC One M8.

Los primeros resultados del HTC One M9 no están siendo precisamente positivos para el fabricante taiwanés. Aproximadamente, frente al lanzamiento de su antecesor en 2014, el nuevo terminal que la compañía presentaba en el Mobile World Congress 2015 y que lanzaba a comienzos de abril, ha registrado un 48,75% menos de ventas en número de unidades y aún todavía por debajo de los 7 millones de unidades que alcanzaba el HTC One M7 en su mes de lanzamiento.

Esto se traduce en el peor mes de abril de los últimos años, con una facturación total de 439,95 millones de dólares, un 32,6% menos de los 652,44 millones de dólares, al cambio, que obtenía en el mismo periodo de 2014.

El trimestre lo pueden salvar nuevos lanzamientos

El lanzamiento de nuevos terminales como el HTC One M9+ y el HTC One E9+ en China se espera que hagan remontar los resultados de la compañía de cara al mes de mayo y a nivelar las expectativas de este segundo trimestre del año que se espera que alcancen entre 45,7 y 47 millones de dólares.

HTC One M9

 ¿Quién tiene la culpa? Parece ser que no es HTC para los analistas

Un informe de Yuanta Securities Investment Consulting, citado por el Taipei Times y sin que se atreva a firmarlo ningún analista con nombre y apellidos, carga las tintas contra el Snapdragon 810 que lleva el equipo y la polémica suscitada a su alrededor a cuenta de sus problemas de calentamiento.

Famosos son ya los casos de las pruebas de resistencia que ponían al rojo vivo al terminal y que HTC se encargó de desmentir ya que se realizaron sobre terminales con un software aún sin terminar. Pese a que la polémica pasó a mejor vida, sus efectos en los consumidores parecen haberse hecho notar. Y no solo entre los consumidores, los principales fabricantes han ido apartándose del procesador de Qualcomm, ya sea utilizando uno propio como Huawei o Samsung, o pasándose a otro modelo, como el LG G4 con su Snapdragon 808.

Sea como fuere, a HTC le esperan unos meses en los que tendrá que poner aún más esfuerzo en la promoción de su terminal, y de la nueva familia que lo acompaña, para que, al menos, consiga los resultados de sus predecesores.

¿Creéis que el Snapdragon 810 es el problema del HTC One M9?

También puede interesarte…

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)

Fuente > Taipei Times

Vía > GforGames