Os mostramos cómo se desbloquea el ZTE Grand S3 mediante reconocimiento ocular (vídeo)

Escrito por Víctor Rodríguez
Mobile World Congress 2015

Aunque ya fuera presentado en China el pasado mes de enero, no ha sido hasta la celebración del Mobile World Congress cuando hemos tenido oportunidad de probar nosotros mismos una de las mayores innovaciones con las que llega el ZTE Grand S3. Como ya anunciásemos el pasado domingo, el equipo de alta gama llega con un sistema biométrico que se vale de la cámara frontal para realizar un reconocimiento ocular mediante el cual puede ser desbloqueada la pantalla de inicio. En el siguiente vídeo os mostramos cómo funciona este sistema de seguridad avalado por la solución Eyeprint ID.

La seguridad empieza a colocarse como una característica fundamental en todo smartphone. Estos dispositivos cada vez utilizan más y más datos personales y almacenan información sensible, ya sea sobre nosotros o incluso relacionada con temas laborales. Es por ese motivo que los fabricantes empiezan a buscar métodos personalizados para garantizar el acceso a todos estos datos. La más básica parte de un simple software. Patrones y pines de desbloqueo. Google también se adentró en el reconocimiento de cara (con peor suerte) y fabricantes como LG aportaban su propia solución con KnockCode. También tenemos las opciones que ofrecen Samsung y Apple son sensores de huellas, pero la medida más impactante y espectacular la ha presentado ZTE en su último modelo de alta gama, el ZTE Grand S3.Reconocimiento ocular del ZTE Grand S3

Tus ojos como llave para smartphones

Como ya adelantásemos, el ZTE Grand S3 dispone de un sistema de seguridad biométrico que se basa en la lectura del globo ocular de una persona. Con la cooperación de la compañía EyeVerify, el fabricante de smartphones ha introducido en su nuevo portaestandarte el software Eyeprint ID. Este programa se vale de la cámara frontal del dispositivo para leer el patrón del globo ocular. Concretamente lo que hace el software es leer los vasos capilares y venas que rodean al ojo y el iris para memorizar un perfil de usuario.

Sistema rápido y preciso

En el siguiente vídeo podemos ver de primera mano cómo funciona exactamente el sistema de reconocimiento ocular del ZTE Grand S3. Tras una sencilla configuración con la que Eyeprint ID reconoce las venas del globo ocular, el usuario tiene la capacidad para desbloquear el smartphone con tan solo ajustar sus dos ojos en la sección de pantalla apta para la lectura. La cámara frontal del teléfono hace el resto y en unos instantes tenemos acceso al sistema operativo, sin esperas y necesidad de introducir patrones o pines.