#TheDress, el vestido que cambia de color o cómo no subestimar el poder de las redes sociales

Si eres de los que no paras de interactuar en las redes sociales con tu smartphone seguro que no ha pasado desapercibido para ti el último trending topic del día, #TheDress. ¿Qué se esconde detrás de este hashtag? Lo cierto es que una verdadera locura en torno al absurdo debate sobre el color de un vestido dado que unas personas lo veían de un color y otras en otros. Lo realmente interesante de esta historia ha sido el poder viral de las redes sociales que ha conseguido que una foto publicada por una usuaria en Tumblr dé la vuelta al mundo en pocas horas. No obstante, en MovilZona os desvelamos el secreto del vestido de cambia de color.

Las redes sociales y otros servicios de mensajería instantánea como WhatsApp se han convertido en algunas de las aplicaciones más utilizadas en todo smartphone. Dada la movilidad de estos dispositivos y la conectividad inalámbrica que concede acceso a Internet en cualquier momento se ha facilitado en gran medida que los usuarios puedan tener acceso a sus perfiles e interactúen con el resto de usuarios de las redes prácticamente en cualquier momento. ¿Hasta qué punto los smartphones son los precursores del fenómeno social causado por las redes sociales?El vestido que cambia de color

La potencia de la “información” en manos de las redes sociales

El último y mejor ejemplo lo encontramos en el extraño caso del vestido de cambia de color. Un tema tan intrascendental que se iniciaba con el debate sobre el color de un vestido entre los distintos amigos de la autora de la “broma” ha terminado saltando las fronteras de prácticamente el mundo entero. Twitter, Facebook, WhatsApp y otras tantas redes sociales han servido como vía de transmisión del debate. La motivación no ha sido otra que la confusión sobre el color de un vestido. Algunas personas veían una prenda de color blanco y dorado, otras de color azul y negro. ¿Por qué esta disparidad? En pocas horas han surgido teorías de todo tipo, desde las más verosímiles que se apoyaban en un efecto óptico hasta explicaciones imposibles y sin fundamento más allá de la imaginación. Ese ha sido el detonante para que el hashtag #TheDress se haya posicionado en pocas horas como trending topic a nivel mundial. Que celebrities como Taylor Swift, Kim Kardashian, Julian Moore o Zach Braff entre otras se hayan unido al debate no hace más que esclarecer hasta qué punto tienen pegada las redes sociales. Y es que estos iconos mediáticos, con millones de seguidores, multiplican exponencialmente la capacidad de estos servicios para transmitir información entre los integrantes de estas comunidades de usuarios. Solo en el caso de la joven cantante su tweet al respecto generó más de 97.000 retweers.

— Taylor Swift (@taylorswift13) February 27, 2015

La explicación a #TheDress

Si queremos entender cuál es la historia que se esconde detrás de este hashtag nos tenemos que remontar al perfil de una chica en Tumblr, en el que la misma publicaba una imagen de un vestido y preguntaba a sus seguidores sobre el color del mismo. En la primera instantánea se apreciaban colores azules y negro, pero en la foto ampliada a la que tenemos acceso haciendo click sobre la primera aparece el vestido en color blanco y dorado. A partir de aquí las redes sociales han hecho el resto al difundirse ambas imágenes. Sin embargo, ni se debe a un efecto óptico, ni al brillo de la pantalla desde el dispositivo desde el que se mire o a causas personales varias. Tal y como demuestran con un vídeo en el blog unocero, todo se debe a la modificación del brillo y contraste de la foto original. Modificando hasta el extremo estos parámetros se consigue distorsionar los colores hasta el punto de ofrecer una imagen que nada tiene que ver con el vestido tal y como se apreciaba en la tienda. De hecho, el interés de los usuarios por este tema ha sido tal que podemos ver en Amazon la prenda en todo su esplendor, sí, en azul y negro. El siguiente vídeo nos muestra de una forma gráfica a qué se debe el cambio de colores.

4 Comentarios