Empecé con un iPhone 4, pasé por un Lumia 1020 ¿por qué he elegido ahora un Galaxy Alpha?

Aunque puede parecer que los que nos dedicamos a esto tenemos la casa llena de los últimos artilugios, en la mayoría de los casos son préstamos temporales que no podemos llamar nuestros en ningún momento. Aunque por nuestras manos pasan cantidad de terminales al cabo del año, al final nos decantamos por uno u otro en el día a día.

Hace aproximadamente un año escribía mis impresiones al pasarme al Nokia Lumia 1020 y Windows Phone, en ese momento una total novedad para mi tras muchos años militando en el bando de Apple, primero con un iPhone 3GS y luego con el iPhone 4 – incluyendo diferentes iPods, iPhones, iPad, iMac y hasta en mis salón hay un Apple TV – hasta la fecha y en mi humilde opinión, el mejor diseño que han hecho en Cupertino para sus productos.

Cómo en esa ocasión, y gracias a que en MovilZona tenemos la posibilidad de combinar pasión y profesión, he probado muchos terminales Android y el último año he transitado en Windows Phone, pero nunca he llevado Android como el dispositivo principal para mi día a día. Reitero, hablo de opinión y experiencia personal, no optar por Android ha sido algo particular pero ¿que me impide ahora probar el «otro lado»? Qué algo te guste más o menos no quiere decir que eso sea «lo mejor» o que las cosas no cambien con el tiempo. Y si no te gusta, siempre puedes volver a tu zona de confort. No haces daño a nadie y aprendes algo nuevo.

SAMSUNG CAMERA PICTURES

Tras este tiempo he de decir que abandonar Windows Phone me da algo de tristeza, es un software en el que me he encontrado muchos elementos innovadores, frescos y con nuevas ideas. Algunas están bien tiradas, otras son más de cara a la galería, pero ha llegado el momento porque al Lumia 1020 se le empiezan a notar los kilómetros (y al Snapdragon S4 bastante). Con un catálogo de dispositivos en Windows Phone que, sinceramente, no me llama la atención, además de estar algo cansado de las limitaciones de contenido, porque las tiene, del sistema operativo de Microsoft frente a los de Apple y Google, la decisión estaba entre el iPhone 6 u otra cosa.

El Galaxy Alpha, «el más Apple de los Samsung»

Pese a que me gusta Apple y sus productos – perdonen al menos que tengamos algunos vicios – ni el iPhone 5, ni el 5s evidentemente, ni siquiera este iPhone 6 me han despertado ese sentimiento de «lo quiero» que tuve cuando vi el iPhone 4. A su favor está que quería algo de menos de 5 pulgadas, de nuevo otra manía personal y por comodidad al llevar el teléfono siempre en los bolsillos del pantalón.

No lo voy a negar, a igualdad de condiciones económicas, me habría sido difícil resistirme al smartphone de Apple, más por pasión que por razones de peso, sin embargo, pero aunque no lo crean, no todos los blogueros tenemos un «poderío» como para dejarnos según que cifras en nuestra pasión . Al buscar terminales con 5 pulgadas o menos, que ofrecieran unas prestaciones a la altura del iPhone 6, lo cierto es que me he encontrado pocos o muy pocos. La decisión final estuvo entre el Sony Xperia Z3 Compact y el Samsung Galaxy Alpha, y la balanza se decantó por una oferta increíble por el terminal coreano – hablamos de que ha sido más barato que comprarlo de segunda mano -, que ya me hacía tilín y, encima, me permitía acceder al modelo con un Exynos octa-core.

Cómo bien señaló el director de esta casa, Miguel Ángel Muñoz «has cogido el Samsung más Apple de todos«, y es cierto. No en vano ha sido llamado el «Anti-iPhone» de forma interna en la casa coreana y a fe que, lo es. No se pueden negar los parecidos con los productos de Apple, basta ver la siguiente imagen al lado de un iPad Mini.

SAMSUNG CAMERA PICTURES

Quizás es por esto que ningún otro terminal en mucho tiempo, y han pasado muchos incluyendo los iPhone 6, me ha transmitido tanto con el diseño. Es de esos productos que te gusta tenerlo en las manos. Ligero, cómodo, delgado, hasta la carcasa trasera de pseudo-piel ha sido una agradable sorpresa – ya que mi idea inicial era buscar una metálica para cambiarla cuanto antes -. En definitiva, me transmite casi las mismas, y geniales, sensaciones que el primer día que cogí el iPhone 4, y eso es decir mucho.

Cuando un fanboy llega a Android

Pero realmente, lo importante y lo que tenía ganas de probar está dentro. Android, ese mundo en el que prometen una libertad que no he tenido en iOS, y  un contenido que aún faltan bastante años para tener en Windows Phone – sin ir más lejos, en el último año tuve que esperar 8 meses para contar con Spotify Free en el Lumia 1020 mientras en el resto de dispositivos ya funcionaba -.

El primer encontronazo con Android 4.4.4 KitKat, pese a todo, ha sido agridulce. Como tal, el sistema operativo de Google es interesante y no tan distante como podría parecer de iOS. La división entre escritorio y lista de aplicaciones es algo que tenía ganas de aprovechar en el día a día y el uso de Widgets, que tanto envidié en iOS, es de lo más cómodo y puedo entender por qué han presumido tanto los usuarios de Android de él. Ahora bien, no tiene nada que envidiarle a las Tiles interactivas de Windows Phone, que me parecen mucho más innovadoras e, incluso, una solución más elegante y vistosa.

Del mismo modo, las carpetas en Android es una tarea pendiente para el sistema. Al menos de serie en Galaxy Alpha son algo difícil de manejar, que no puedes mover entre pantallas de aplicaciones a tu gusto si no es desde un menú concreto. Ni que decir tiene que en este sentido, Windows Phone lo ha hecho mejor que nadie.

Android está bien… TouchWiz no tanto

Lo que no me ha gustado tanto es TouchWiz, y espero que la promesa de que en siguientes versiones se hará más «invisible» se haga realidad. Me he encontrado con hasta 3 aplicaciones para lo mismo como, por ejemplo, el correo de Samsung, el correo de Android y Gmail. Del mismo modo hay varios reproductores de vídeo por defecto o de fotos. Ni que decir tiene que lo primero que busqué rápidamente fue un nuevo teclado también.

Otro aspecto es la situación de las opciones de configuración en los menús, supongo que por la poca experiencia en el sistema, me parece realmente rebuscada y difícil de encontrar. Además de que, hasta que te haces un poco con el sistema todo, y digo todo, tiene notificación de audio y aviso en el centro de notificaciones lo que es un continuo soniquete hasta que eliminas todas las que no quieres que aparezcan.

En este primer contacto, algo que también encuentro algo caótica es Google Play. Como indico, no es por falta de contenido que hay a raudales, pero me parece que la forma en la que está organizada, sobre todo su portada, es bastante menos agradecida y clara que App Store e incluso que Windows Phone Store. Como digo esto, es genial pasear por Internet, entrar en un servicio como Pocket y que te digan «¿quieres instalar la aplicación en tu smartphone?» y al mirar la pantalla del teléfono que esté instalándose. No es que no supiera que estaba, pero son de esos pequeños detalles de cada software que se agradecen.

Es por ello que auguro un pronto peregrinaje por el mundo del rooteo, que me abre las puertas a más funciones en algunas aplicaciones que ya he empezado a probar como AirDroid, y las ROMs alternativas que me den otra visión de lo que es Android, aunque quizás ya me espere a que grandes de este mundillo como Nelo y SuperAtmel ofrezcan SuperOSR con Android 5.0 Lollipop.

Hace un año comenté que empecé a disfrutar realmente Windows Phone cuando dejé de intentar utilizarlo como iOS o como Android, en estos momento estoy cambiando el chip, para no usar Android ni como iOS ni como Windows Phone, y el camino que queda por delante, de momento, me parece interesante como para caminarlo ¿me arrepentiré o todo lo contrario de haberme pasado de iOS y Windows Phone al eterno rival, Android? El tiempo lo dirá y nos volveremos a sentar para hablarlo.

Las opiniones expresadas en este artículos son absolutamente propias y personales, y no representan, en ningún caso, a MovilZona o a cualquier web del Grupo ADSLZone. Me encantaría recibir vuestros comentarios y cualquier pregunta que os surja, ya que hay muchos más aspectos del tema que, para no hacer más largo el artículo, se han quedado en el tintero.  Lo único que pido, para que el debate sea constructivo, es que las cuestiones se planteen de forma, al menos, educada. Si es así, no dudéis que os contestaré a todos.