Por qué Nokia y Microsoft fracasaron en 2014

La unión o la compra de Microsoft por parte de Nokia no ha dado sus frutos. Solo Italia y Reino Unido han sido los países que han aceptado de una manera digamos digna los mal llamados móviles de Nokia, ya que recordemos que Microsoft ha aniquilado esa firma en favor de su propio nombre. Ni si quiera en Estados Unidos han sonreído las ventas, donde se suponía que el sentimiento patrio podría hacer que los móviles de Microsoft calasen en el mercado.

En Europa, con España incluida, no pasan de cuotas de mercado en los mejores momentos de un 4%. Y todo ello sin olvidar que los operadores de primer nivel han apostado y mucho por ellos en 2014, pero no hay manera. En España la firma de Luis Peixe, Nokia en este caso, que es como computa todavía en los informes de mercado, ha estado en un 2,5% de media, siendo incluso menor en los últimos reportes de mercado, donde obtiene valores del 1% en cuanto a venta de unidades. Dato preocupante habida cuenta de que hablamos de la mejor época comercial del año. Ni que decir tiene que además ninguno de los modelos de Nokia aparecen nunca entre los 20 más vendidos, un ránking que se considera casi vital para ser alguien en el mercado. Si analizamos las cuotas de valor los resultados son aún peores, ya que alguna vez han rozado ese 3% de cuota, pero el resto del año han estado claramente en valores de 1 ó 2 por ciento. Resumiendo los números dicen que los Nokia se venden muy pero que muy poco y que encima dejan poco dinero a las tiendas y operadores. Y todo ello sin olvidar que la receta de la firma desde el lanzamiento de los modelos Lumia, ha sido por encima de todo, ser competitiva en precio, por lo que si los Lumia hubieran estado al mismo precio que sus rivales el resultados habría sido todavía peores.

Nokia-X2_Bright-Green-Back_

Matar una marca

Las causan de esta situación no solo son varias, sino que han sido advertidas por todos los actores del mercado desde el inicio de esta cruzada. Para empezar es un completo atropello a los principios del marketing comprar una marca como Nokia para aniquilarla en favor de Microsoft, que ni de lejos ha tenido nunca una buena imagen en el mundo de los móviles. Además, en este caso ya Microsoft, ha basado su diseño y gama de producto en una línea hipercontinuista desde el punto del diseño. Todas las firmas lo hacen, pero desde luego que Nokia aquí se lleva la palma. Por no hablar que en todo el 2014 la firma no ha renovado su modelo tope de gama, el 1020, mientras que todos los rivales de Android, así como Apple, sí han hecho lo propio. La guinda es que ellos y solo ellos venden este sistema operativo, por lo que el usuario tiene una sola marca donde elegir, como decíamos con un diseño muy característico.

Nokia-Lumia-930

Las apps llegan tarde

Si hablamos de software es una realidad patente que el sistema operativo dispone de un diseño demasiado transgresor para lo que ofrece la competencia, además de tener un problema con el tema de las aplicaciones, ya que guste o no, todo lo nuevo que sale, prioriza por un lado en lanzamiento de Android e iOS. Por si fuera poco el desarrollo de las apps de Windows tienes costes que para nada se parecen a los de la competencia. Si a eso unimos que su parque de móviles es infinitamente menor el resultado es que los usuarios de estos móviles tardan o sencillamente se quedan sin las principales aplicaciones que salen al mercado. En el mundo de los desarrolladores como decíamos Android e iOS son el camino y a seguir y solo los desarrolladores potentes intentan dar el salto a una plataforma más cara en el desarrollo y con un número de posible clientes menor.

Podemos decir para terminar que solo la fuerza que Microsoft tiene en el mundo empresarial le ha permitido colocar más unidades de las que realmente el mercado habría comprado. Algo que pasó también en los últimos tiempos de la que podemos considerar extinguida BlackBerry. Volviendo al sistema operativo de Windows decir que va como anillo al dedo al entorno empresarial, donde la continuidad para con los sistemas de ordenador es incuestionable. Aún así los usuarios prefieren los iPhone y Android para las tareas diarias, donde la navegación web y el correo electrónico son también pan comido para ambos sistemas. Una situación triste para la que fuera la firma de móviles con más brillo del planeta, ahora en manos de Microsoft que una vez más demuestra que los móviles no es lo suyo.

47 Comentarios