Cómo resolver los problemas más comunes con los iPhone en iOS 8

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)
Apple

No se puede decir que iOS 8 sea un mal software, pero sin duda es uno de los que más dolores de cabeza ha causado a Apple y a sus usuarios. Su llegada con los nuevos iPhone 6 marcaba la consolidación de la propuesta estética de iOS 7 a la que se añadían un buen puñado de funcionalidades y, también, algunos fallos con los que aún conviven los dueños de iPads y smartphones de Cupertino.

Si bien no son ya fallos generalizados, aún hay usuarios que se enfrentan a ellos de vez en cuando, o mejor dicho, en más ocasiones de las que deberían. Vamos a repasar los más comunes y para todos ellos, gracias a TechRadar, descubrimos que hay alguna solución.

Problemas con el Wifi

No son pocos los usuarios de iOS 8 que tienen una batalla con una conexión WiFi que se empeña en caerse o ralentizarse. La causa, principalmente, se atribuye al driver heredado de OS X que provoca problemas de conexión entre el router y el dispositivo.

La solución permanente aún no existe, pero parece ser que cambiando la frecuencia del router de 5 Ghz a 2,4 Ghz se reducía de forma notable este problema. También se indica que un reseteo de las redes WiFi, algo que por otra parte borra todas las que tengamos almacenadas para conectarnos automáticamente, también podría ser efectivo

Consumo excesivo de batería

Como en todos estos casos, no es algo generalizado pero al que le sucede, es un inconveniente importante. Al actualizar a iOS 8, hay smartphones de Apple que ven reducida drásticamente su autonomía. Es algo que se arrastra históricamente en iOS hasta que cada versión de iPhone tiene optimizado y actualizado el software de forma independiente Ahora bien, iOS no tiene siempre la culpa del gasto excesivo de batería y ciertas aplicaciones mal optimizadas podrían ser causa particular en algunas situaciones.

Además de buscar que aplicaciones gastan más batería en el menú General – Uso – Uso de la batería, por si alguna tiene la culpa, y esperar a la actualización que se preocupe de optimizar el sistema de nuestro dispositivo particular, se pueden sacar más minutos a la batería con consejos como bajar el brillo de la pantalla.

También se aconseja no llevar activado el WiFi o el bluetooth todo el tiempo, pero como ya vimos, esto puede ser incluso contraproducente, sobre todo en el caso del iPhone, por lo que también usar el modo Avión en zonas sin cobertura puede ayudarnos a optimizar el consumo. Sobre todo el cambio del 4G al 3G constantemente puede acabar con nuestra batería, como también analizamos hace poco.

Finalmente, las notificaciones y su buen uso además de una correcta configuración de las aplicaciones que utilizan nuestra localización GPS. Es otro consejo recurrente, llevar activadas sólo las que nos interesan de verdad es clave para optimizar la batería (y quizás salvar esa amistad del amigo pesado que nos reclama atención incesante desde el videojuego freemium de moda) además de un consejo para salvaguardar nuestra privacidad, como se demostró hace poco.

– Lentitud de carga en Safari

El navegador de serie en iOS, Safari, también se ha mostrado algo más perezoso que de costumbre en la última iteración del sistema operativo de Apple. Relacionándolo con lo anterior, puede verse afectado por los problemas con el Wifi pero también cuenta con el handicap de que no puede ser desinstalado y reinstalado.

Cómo casi todo lo que estamos comentando, sólo Apple y una actualización oficial puede solucionar los problemas permanentemente. Si se presentan problemas, los consejos, además de descargar otro navegador para sustituirlo, se dirigen a lugares comunes dentro de los Ajustes de la aplicación, como el borrado del historial y los datos web. Esta limpieza de la caché suele dar un empujón a la velocidad de los navegadores y es un consejo que no sólo se puede aplicar a Safari, sino casi a cualquiera.

Bajo volumen en las llamadas

Aunque no lo parezca, los nuevos smartphones, y los iPhone entre ellos, tienen muy mejorada la función de llamadas para que nos llegue cada vez mejor la voz de nuestro interlocutor.

Sin embargo, hay ocasiones que estos sistemas no terminan de funcionar bien pese a llevar al máximo el volumen en un manos libres o en el mismo terminal. Las causas pueden ir desde un mal funcionamiento del altavoz hasta una mala gestíón de la anulación de ruido del sistema que atenúa también la voz de la llamada.

Este problema que se ha denunciado como presente sobre todo en el iPhone 6 Plus, aunque de forma minoritaria, parece solucionarse desconectando la cancelación de sonido, opción que se puede encontrar en los Ajustes – General – Accesibilidad. Si esto no lo soluciona, la mejor opción es pedir cita en una Apple Store para un diagnóstico del dispositivo y su posible cambio en garantía o a través de Apple Care.

Error con los mensajes de iMessage

Si bien no vamos a engañarnos, iMessage en España tiene poco que hacer frente a WhatsApp. Pero el sistema que permite el envío de mensajes entre usuarios de Apple tiene también su parcela y en algún momento, sobre todo desde un tablet, es un salvavidas para enviar un mensaje o por la comodidad que da gracias a las nuevas opciones con Mac OS Yosemite.

En iOS 8 se ha detectado que en muchas ocasiones aparece un error al enviar un mensaje a través del sistema de Apple y en su lugar se envían como un SMS.

En primer lugar, hay que asegurarse de que iMessage está activado en los Ajustes y hemos introducido correctamente el Apple ID. Si el mensaje de error de conexión con el servidor reaparece, el truco que se aconseja es activar y desactivar el servicio así como reiniciar el terminal y volver a loguearnos en el mismo.

Por otra parte, la fuga de algún contacto que antes tenía un iPhone a Android, por ejemplo, pero que nuestro terminal sigue reconociendo como usuario de iOS es quizás la causa más común de problemas. En ese caso, símplemente habría que cambiar la categoría a Móvil para ese amigo y listo.

Aplicaciones que no se actualizan o se bloquean en la descarga

Este es también un problema endémico según van avanzando las plataformas más que un fallo en sí. Las aplicaciones cada vez ocupan más y Apple, entre otros, ha ido aplicando limites para salvaguardar el buen funcionamiento del sistema.

Esto es que aplicaciones de más de 100 MB sólo se pueden descargar en redes WiFi y nunca mediante conexiones móviles (algo que es también un seguro para nuestra tarifa de datos). Sin embargo, la aplicación puede empezar a descargarse, sobre todo si es una actualización, y bloquearse hasta llegar a un WiFi para bajar el resto.

Además, dado que Apple sigue vendiendo dispositivos de 16 GB, e incluso de 8GB, sin posibilidad de ampliar su memoria, podemos encontrarnos también con el problema de que ponemos a descargar dos aplicaciones y en el proceso, nos quedamos sin espacio para una de ellas que se queda a medio camino. En la mayoría de las ocasiones, un reinicio del terminal elimina las aplicaciones medio descargadas que se resisten a ser borradas por el método habitual.

En el menú Ajustes – General – Información podemos consultar qué espacio tenemos libre y ver que podemos borrar para ganar esos MB que nos hacen falta.

Bajada de rendimiento y velocidad general

En este caso, los que tienen un terminal más antiguo son propensos a sufrirlo. Pese a que iOS 8 sigue siendo compatible del iPhone 4S y del iPad 2 en adelante, su velocidad en terminales de hace más de dos años es notablemente inferior, además de que no pueden acceder a algunas de las funciones más novedosas (algo también ya habitual en cada actualización).

Solución para estos casos hay poca, y hay que ser conscientes de las limitaciones de nuestro dispositivo. Cuantas más aplicaciones instaladas, abiertas, páginas del navegador activas o música en streaming, por ejemplo, estemos disfrutando, más despacio nos funcionará el dispositivo.

Una buena gestión de la multitaréa, cerrando las aplicaciones que no nos interese tener abiertas, los consejos sobre las notificaciones que ya hemos dado, y desconectar los servicios que no sean esenciales ayudarán a mejorar la experiencia.

Error al realizar o recibir llamadas

Por último, aún siguen coleando los problemas con las llamadas en iOS 8 que no se reciben o van directamente al contestador. Este error tiene relación directa con la calidad de la señal de cobertura móvil que hace que el iPhone envie o no al contestador la llamada si detecta que no es suficiente. Es algo que han padecido con más o menos asiduidad todos los iPhone, pero que parece que se ha agudizado en los nuevos iPhone 6

Ahora bien, esto no sería un error si no se produjera en momentos en los que no debería aparecer. Para solucionarlo, además de verificar que no hay problemas de cobertura, se indica el proceso que llevaría primero a poner el terminal en modo Avión, para luego entrar en Ajustes y activar la conectividad móvil a mano. Esperamos unos 10 segundos para que se conecte y al volver a encontrar las redes móviles debería desaparecer el problema. Como siempre, otra solución es el reinicio completo del dispositivo que restablece todas las conexiones.

Si todo falla, también solicitar el cambio de la tarjeta SIM, que podría haberse dañado con el tiempo, sobre todo si la sacamos a menudo para cambiarla y aprovechar diferentes operadores.