Samsung reduce sus ventas debido a la débil demanda de tablets y smartphones

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)
Samsung

Cómo ya avanzó su CFO, Lee Sang-hoon, los resultados de Samsung en el segundo trimestre no han sido los esperados. Desde la empresa coreana culpa de la caída de las ventas a la débil demanda de smartphones y tablets junto con la fuerte competencia que se da en la gama media y la pérdida de empuje del fabricante en Asia, principalmente en China

El segundo trimestre del año, a diferencia de lo ocurrido para otros competidores como HTC, ha sido algo decepcionante para Samsung. Si bien sigue obteniendo más beneficios que nadie de la venta de sus productos, pero estima que sus ventas se reducirán de forma notable en estos tres meses obteniendo un saldo total de 51.400 millones de dólares facturación y unos beneficios de 7.100 millones de dólares, frente a los 9.400 millones de dólares que obtenía en el 1Q de 2014. Contando que en abril se lanzaba su terminal estrella, el Galaxy S5, y pese a ser aún números provisionales, los finales se ofrecerán a final de mes, se estima que las ventas totales de unidades en el segundo trimestre sean de 78 millones frente a los 85 millones obtenidos en el primero.

El vicepresidente y el CEO de la compañía, Kwon Oh-hyun y Yoon Boo-keun, firman una nota conjunta en la que Samsung indica que este descenso se debe a varios factores, pero sobre todo a la caída de la demanda en Europa y China, tanto de smartphones como de tablets, a los que se les vaticina un futuro de ventas aún crecientes, pero mucho más lentas, algo que se apuntaba desde los datos que Gartner publicaba ayer.

Precio de los Samsung Galaxy

La empresa coreana apunta también que el ciclo de sustitución de los tablets, en concreto, es superior al de los smartphones ya que no están asociados tanto con las promociones desde los operadores. Llega a establecerse entre dos y tres años, algo que se ha intentado compensar con la aparición de los teléfonos o “phablets” con más de 5 y 6 pulgadas de pantalla para equilibrar esta situación.

Pero, sobre todo, el mercado chino es el que está afectando y mucho los resultados de Samsung. Aunque sigue siendo líder, la presión de marcas como Xiaomi, que no deja de crecer, además de Huawei y una Lenovo más potente que nunca y con productos competitivos se está dejando sentir. Hablando del mercado global, son LG y Apple las que de momento más presión ejercen.

El Samsung Galaxy S5, el terminal que debía liderar las ventas de la marca en este periodo, alcanzó un total de 17 millones de unidades estimadas para el segundo trimestre de 2014, pero lo problemático llegará en este tercer trimestre donde parece que sólo se llegarían a los 6 millones de unidades. Ahora bien, en septiembre tienen que llegar novedades como el Samsung Galaxy Note 4, que seguro aprovecha el buen momento de los phablets, y el tan rumoreado Samsung Galaxy F o Alpha con cuerpo metálico, para dar la réplica al iPhone 6.

Sin duda, el amplio catálogo de Samsung, que le ha llevado a ser líder en todos y cada uno de los segmentos, es difícil de manejar. Sobre todo en la gama media donde apuestas como las de Motorola o los precios de los terminales chinos están haciendo difícil las ventas de dispositivos.

Fuente: Samsung


Continúa leyendo

Comentarios

3 comentarios
  1. Luis 08 Jul, 14 13:09

    Jajajajaja. Debido a la débil demanda de SUS TABLETS Y SMARTPHONES…

    ESO LES PASA POR SATURAR EL MERCADO CON MIL GALAXY

    0
  2. Nagano 08 Jul, 14 16:54

    Buen momento para rebajar precios y ganar menos por terminal vendido hasta que la economía se anime un poco.

    0
  3. juanantofb 09 Jul, 14 10:58

    Hola, que les dén…
    Estas son las consecuencias de su política de actualizaciones y clavadas.
    Saludos.

    0