Pantallas más grandes manteniendo el tamaño del terminal, el futuro

Escrito por Carlos González Villamil
Generales

No cabe duda alguna de que nuestros teléfonos inteligentes -por imposición de los fabricantes o demanda de los consumidores- cada vez incorporan pantallas más grandes. Sin embargo, según indica la infografía que os mostramos a continuación, la tendencia de los fabricantes es de hacer crecer la pantalla tratando de mantener limitado el tamaño global de sus teléfonos inteligentes, tal y como vemos además con el LG G Pro 2 y el Samsung Galaxy S5.

Desde que fuese lanzado al mercado -y presentado anteriormente, claro- el Samsung Galaxy Note 2, nuestros teléfonos inteligentes han cambiado bastante. El tamaño promedio de las pantallas de nuestros dispositivos móviles cada vez es mayor, pero al mismo tiempo, tal y como podemos ver en la infografía que acompaña a esta publicación, los fabricantes también están haciendo que la relación entre el tamaño de la pantalla y el porcentaje que estas ocupan de su parte frontal sea cada vez menor. Uno de los terminales que cuenta con unos menores marcos de pantalla, es decir, el espacio restante sin contar con la pantalla, es el LG G2. Sin embargo, este dispositivo quedará por detrás tan pronto como el fabricante surcoreano LG presente el nuevo LG G Pro 2.

Crecen las pantallas, decrecen los marcos de los dispositivos

Es un hecho que la tendencia general de los fabricantes de teléfonos inteligentes pasa por la reducción de los marcos de pantalla o biseles. De esta forma lo que se consigue es hacer crecer el tamaño de la pantalla sin que los usuarios tengan que “sufrir” un crecimiento generalizado del teléfono inteligente o tableta. Por lo tanto, conseguimos así phablets o tabletófonos que se caracterizan por una pantalla grande y no necesariamente por un tamaño grande del dispositivo. Así lo demuestra la siguiente infografía en la cual se muestran teléfonos inteligentes de grandes dimensiones en cuanto a su pantalla y con cuerpos correspondientes a dispositivos de menor pantalla en generaciones anteriores.

cuerpo pantalla biseles

La evolución de los biseles hasta el año 2013

Si echamos la vista atrás veremos que, en 2010, Apple lanzaba al mercado el iPhone 4, un teléfono inteligente en el que el 54 por ciento de su superficie frontal es ocupada por la pantalla. Y dando un salto “al futuro”, el pasado año 2013 era lanzado el LG G2. Con una diferencia de sólo tres años los fabricantes han logrado aumentar este porcentaje hasta el 75,7 por ciento. De esta forma, el iPhone 4 que cuenta con una pantalla de 4 pulgadas y el LG G2 que cuenta con una pantalla de 5,2 pulgadas no distan tanto en su tamaño final, aunque la diferencia es evidente, pero a pesar de haber experimentado un importante crecimiento en el tamaño de la pantalla las medidas globales se han mantenido al máximo posible. Esto, evidentemente, se acentúa aún más cuando miramos de cara al futuro, un futuro que llega este mismo año 2014.

Durante 2014 se reducirá aún más el marco de la pantalla

Como no podía ser de otra forma, durante este año 2014 estamos ya viendo nuevos teléfonos inteligentes que continúan con esta tendencia y siguen haciendo aún mayor el porcentaje de pantalla en relación a la superficie frontal de los mismos. El nuevo LG G Pro 2 es un claro ejemplo, con 77,2 por ciento de pantalla en superficie, de que los fabricantes de estos dispositivos continúan esforzándose por mantener “contenido” el tamaño del cuerpo de sus smartphone. No obstante, volvemos a hacer hincapié en que, en este caso, estamos tratando con un dispositivo con pantalla de 6 pulgadas, lo que inevitablemente se traduce en un equipo con unas dimensiones que no todo el mundo está dispuesto a aceptar para su bolsillo -en el sentido “espacial” y no económico-.

cuerpo bisel pantalla

El Samsung Galaxy S5 sería “igual” que el Samsung Galaxy S4

Aunque aún no se sabe con certeza, el Samsung Galaxy S5 también podría llegar para confirmar esta tendencia de los fabricantes. Según se ha estado especulando durante estas semanas atrás, a pesar de que este dispositivo incorporaría una pantalla de 5,25 pulgadas, los botones físicos de su parte frontal desaparecerían en favor de sus nuevos botones táctiles -otra tendencia de los fabricantes-. De esta forma se conseguiría reducir, una vez más, los marcos de la pantalla para así poder ofrecer el mismo tamaño de dispositivo que con el Samsung Galaxy S4, o algo muy similar.

iPhone 6, sin zafiro y prácticamente sin marcos de pantalla

El nuevo teléfono inteligente de Apple que se espera para el próximo mes de septiembre, bajo el nombre de iPhone 6 escondería un grosor de tan solo 6 milímetros e inevitablemente un importante decrecimiento en cuanto a sus marcos de pantalla. En base a las filtraciones y rumores que ya se están recibiendo, este concepto nos refleja de muy buena forma esta importante reducción de los biseles que el iPhone 6 experimentaría con respecto al iPhone 5s.

El Sony Xperia Z2 también reducirá los biseles

Otro más. Y en este caso estamos hablando de la casa nipona Sony. Con el relevo generacional del Sony Xperia Z1 también se espera que se reduzcan “drásticamente” los biseles de la pantalla. ¿Para qué? Exactamente para lo mismo que hemos explicado anteriormente con el resto de modelos que hemos mencionado. Por lo tanto, tras citar este último modelo como ejemplo de la tendencia de los principales fabricantes de teléfonos inteligentes, ¿a alguien le ha quedado duda de qué persiguen?

Un dulce para los usuarios, pero no todos quieren pantallas “gigantes”

Esta tendencia de reducir los marcos de pantalla es, sin duda, un atractivo añadido para los consumidores y usuarios. Sin embargo, parece que los fabricantes están centrando esta práctica a los tabletófonos y teléfonos inteligentes con pantalla de grandes dimensiones. Mientras tanto, aún hay muchos usuarios que no tienen intención ni deseo de pasarse a utilizar smartphones con pantallas superiores a las 5 pulgadas. De esta forma, nos damos cuenta de que si los fabricantes hiciesen esto mismo que señalamos en estas líneas con teléfonos inteligentes con pantalla de menos pulgadas, estaríamos de nuevo en la “era de microteléfonos” que ya vivimos en el pasado con Nokia. Sin duda, esto también sería atractivo para muchos usuarios que utilizan su teléfono inteligente como si de un teléfono móvil “de antaño” se tratase. ¿Ofertaran los principales fabricantes teléfonos inteligentes con pantalla “pequeña” y dimensiones aún más reducidas este año 2014?

Fuente: Twitter