Nexus 4: Google se pronuncia acerca de la falta de stock

Nexus 4: Google se pronuncia acerca de la falta de stock

Víctor Rodríguez

Todo apuntaba a un éxito sin precedentes. El Nexus 4 lo tenía todo para triunfar. Un modelo de altas prestaciones, con el soporte técnico de Google -actualizaciones- a sus espaldas y un precio espectacular. Una utopía en el mercado de smartphones que el buscador hacía realidad gracias a su buena posición en el marcado. Sin embargo, los panes de la compañía se han visto truncados por un grave problema con el stock del terminal que ahora la estadounidense justifica por una supuesta escasez de suministros por parte del fabricante, en este caso LG.

El pasado 13 de noviembre era el día indicado para que el Nexus 4 saliese oficialmente a la venta. La expectación era máxima pues Google mostraba días atrás cuál sería el relevo generacional del Galaxy Nexus, cuyo mayor atractivo sería su precio. Los norteamericanos no defraudaron al presentar un terminal de altas prestaciones, enmarcado en la gama alta, a un precio de derribo. Nada visto hasta entonces ya que modelos equiparables tenían un coste que superaba sin demasiada dificultad los 500 euros. Y es que el gigante de Internet fijaba el precio oficial del Nexus 4 más económico en 299 euros.Diseño del Nexus 4

Un estreno comercial que no estuvo a la altura de las circunstancias

La oferta comercial del buscador fue un caramelo que rápidamente encandilaría a miles y miles de usuarios. Sin embargo, la planificación de venta del cuarto modelo de la multinacional estadounidense ha resultado ser nefasta. El motivo no es otro que el caos que ha generado la venta del Nexus 4 en Google Play. El primer día a la venta se agotaba en todos los mercados en lo que hacía su aparición estelar, aunque aquello no fue lo más frustrante para los que se decidieron a adquirir el smartphone. Y es que al mal funcionamiento de la plataforma de pago se le sumaba la saturación y lentitud de los servidores en los que se sustentaba el servicio, que también provocaron, además del enfado de los clientes, errores múltiples en la confirmación de la compra. Tanto que muchos incluso no pudieron completar el proceso final. Posteriormente, el Nexus 4 desaparecería de la tienda en línea del buscador durante semanas. La dinámica tras su lanzamiento comercial en Reino Unido fue muy parecida.

Primeras disculpas públicas

No ha sido hasta la llegada del Nexus 4 al mercado anglosajón cuando un representante de Google ha ofrecido las primeras y “detalladas” explicaciones al respecto. Hasta entonces, la única voz oficial del buscador se ceñía a un escueto comunicado de prensa en el blog oficial anunciando que se habían agotado las existencias del Nexus 4, aunque no se proporcionaron más datos salvo que volvería a estar disponible en cuestión de un par de semanas.

LG, en el punto de mira

El encargado de pronunciarse acerca de la falta de stock del Nexus 4 ha sido Dan Cobley, director de Google en Reino Unido e Irlanda. A través de su perfil en Google +, el directivo ha querido pedir disculpas en nombre de la compañía por los problemas de suministro del Nexus 4, por las consecuencias directas de la escasez de stock y por la falta de comunicación con los usuarios. Si bien su postura ha sido muy diplomática, de sus palabras podemos extraer cierta depuración de responsabilidades. Aunque a todos los efectos Google es el responsable del producto, el hecho de que LG sea el fabricante encargado del ensamblaje del smartphone le resta cierta independencia. De este modo se habría visto incapacitado para solucionar los propios problemas experimentados por LG para fabricar el número suficiente de terminales para satisfacer la alta demanda.

Tal vez los problemas de suministro que alega Dan Cobley hayan sido fruto de una mala previsión, aunque dado el atractivo precio del modelo en relación a sus características técnicas es poco probable. Por tanto, además de otras tantas hipótesis, puede que estemos ante un caso de fuerzas mayores que hayan trabado la fabricación del modelo. Ya hemos indicado en varias ocasiones que la iniciativa de Google podría poner en ciertos aprietos a los principales fabricantes, pues su margen de ganancia lo trasladan a la venta del propio hardware mientras que los de Mountain View se ven capaces de renunciar a este modelo de negocio en favor de la venta de contenidos a través de Google Play, actividad que el resto de compañías no podrían seguir.