iPhone 5 podría tener características que no gustaban a Steve Jobs

iPhone 5 podría tener características que no gustaban a Steve Jobs

Víctor Rodríguez

El proyecto del iPhone 5 habría sido cancelado unos meses antes de presentar el iPhone 4S porque no acababa de ser del agrado de Steve Jobs. Al parecer, la carcasa de aluminio, la pantalla de cuatro pulgadas y la conectividad 4G eran los puntos más discutidos por el ex CEO de Apple.

Puede que finalmente, en algún momento de 2012, veamos el modelo tan revolucionario que en realidad esperábamos en pasado 5 de octubre. Según fuentes cercanas a Apple, el iPhone 5, del que había prototipos antes del lanzamiento del iPhone 4S, sí variará de diseño y adquirirá una carcasa trasera metálica en lugar del vidrio usado tanto en el iPhone 4 como iPhone 4S. En definitiva, se esperan soluciones diferentes a las vistas en estos dos modelos que, por otra parte, Steve Jobs no veía con buenos ojos y que acabó desechando unos meses antes de la llegada del iPhone 4S.

El concepto

Un iPhone 5 con pantalla de cuatro pulgadas, carcasa trasera de aluminio 8 milímetros más larga, un perfil más delgado, cámara de 10 megapíxeles y conectividad 4G. Así sería el próximo teléfono de Apple si no hubiera sido porque Steve Jobs no dio el visto bueno al proyecto resultante. Según su criterio, el mayor tamaño de la pantalla hubiera causado una fragmentación respecto a las anteriores versiones de su smartphone. Además, entre el display, del que se dice contaría con una tecnología capaz de ofrecer una tonalidad de colores más lograda, y la conectividad 4G, la batería se veía demasiado resentida, siendo este un punto muy cuidado por la firma (aunque actualmente el iPhone 4S está pasando por serios apuros en ese sentido). Esta cadena habría llevado a este primer proyecto del iPhone 5 al cubo de la basura.

La revolución que todos esperábamos

Sin embargo, Steve Jobs ya no dirige la empresa y el proyecto parece que volverá a reflotar para convertirse en realidad, allá por los meses de verano del próximo año. Así pues parece que empieza a definirse la forma del nuevo iPhone 5 y que, a tenor de estas pistas, los conceptos que van a apareciendo en la red no van muy desencaminados. Más delgado, con una carcasa metálica de aluminio, pantalla más grande, de cuatro pulgadas, que aprovechará los bordes de dicha carcasa para minimizar el impacto del cambio de tamaño y conectividad LTE parece que son las características que toman fuerza. ¿Qué os parece? A tenor de las primeras recreaciones que se acercan a este diseño, el nuevo iPhone 5 podría lucir una imagen muy moderna y rompedora, tal como muchos esperaban en lugar del conservador iPhone 4S.

Fichas técnicas Apple

Fuente