Probamos el Nokia con pantalla flexible en el Nokia World

El evento de Nokia World tiene novedades para todos. El primer día vio la luz los nuevos modelos Lumia 800 y 700 y la serie Asha para mercados emergentes. Hoy en este segundo día se dejan ver las últimas curiosidades y atrevimientos de los ingenieros finlandeses. Pantallas que desafían la rigidez, nanotecnología, mapas que atraviesan el globo terráqueo…

La propuesta de pantalla flexible de Nokia llama muchísimo la atención: una pantalla OLED (de aproximadamente 4 pulgadas) flexible, sin cristal por encima y contenido en una estructura igual o más flexible que el panel hace que el dispositivo se moldee con relativa facilidad en manos del usuario. El prototipo, que se limita a visualizar fotos y reproducir música, muestra como es posible superar ciertas barreras que hasta hace poco se consideraban infranqueables. Al ser una simple prueba de concepto, no dispone de teléfono ni conectividad de Internet, pero es lo de menos. Los responsables del invento han explicado que en realidad las propiedades moldeables del dispositivo se reducen drásticamente al apilar las distintas capas que lo componen, por poco rígidos que sean. Por separado, la estructura, componentes electrónicos, batería y pantalla gozan de una flexibilidad de acróbata.

NokiaFuturoPantallaFlexible

NokiaFuturoPantallaFlexible-2La flexibilidad se convierte en la única interfaz para interactuar con el dispositivo al no disponer ni de teclado o sensibilidad táctil. El prototipo, manejado únicamente en orientación horizontal, realiza las funciones de zoom de manera intuitiva: el usuario debe empujar hacia dentro los extremos del aparato para acercarse, y tirar hacia fuera para alejarse (como si fuese a barajar unas cartas).

NokiaFuturoPantallaFlexible-3NokiaFuturoPantallaFlexible-4

El desplazamiento vertical por los distintos menús de navegación se consigue retorciendo el dispositivo en esquinas opuestas. Si el usuario retuerce el dispositivo usando como vértices la esquina inferior derecha junto a la esquina superior izquierda, el menú se desplaza hacia abajo. Con las esquinas contrarias, se desplaza hacia arriba. Los componentes electrónicos «sienten» estos movimientos mediante las señales que envían sensores de presión. Estos sensores interpretan la presión de manera gradual, con lo que la fuerza con la que se retuerce el dispositivo es otro factor que condiciona su funcionamiento (a mayor fuerza, desplazamiento más acelerado).

Este producto es puramente demostrativo y no tiene objetivos comerciales, sino que responde a las investigaciones y desarrollos del departamento de ingeniería de la compañía. Quizá algún día se vea esto a gran escala, aunque suponemos que será más tarde que pronto.

Nokia 3D World

Aunque Nokia Maps ya dispone de un importante añadido recién estrenado que permite sobreponer una capa 3D en sus mapas, los especialistas en el desarrollo del servicio de cartografía alternativo no han apagado el horno y siguen cocinando ideas. El último añadido desarrollo permite ver «el otro lado del mundo» de manera literal. Con Nokia 3D World se combinan los elementos de localización, posición y una seudo realidad aumentada. Gracias a la localización GPS y la información de orientación y posición que proporcionan los sensores del teléfono, la pantalla muestra las ubicaciones geográficas próximas. Desde el stand, hemos apuntado el Nokia N9 hacia el sur para efectivamente ver todo el camino que hay hasta Madrid. Lo más curioso ocurre cuando se apunta el teléfono al suelo y se ven los países por donde saldríamos en caso de atravesar la tierra. En este caso, aparece Australia en pantalla por el ángulo al que lo hemos enfocado.

Nokia3DWorldNokia 3D World estará disponible próximamente en terminales Symbian y Meego, y aunque no se ha confirmado oficialmente lo lógico sería verlo en Windows Phone también.

7 Comentarios