iPhone 4S y el efecto Yellowgate. Aparecen tonos amarillentos en su pantalla

iPhone 4S y el efecto Yellowgate. Aparecen tonos amarillentos en su pantalla

Víctor Rodríguez

Seguros de que no se volvería a producir el temido Antennagate o pérdida involuntaria de cobertura, el iPhone 4S se estrenaba en las Apple Store hace una semana. Sin embargo, esta versión podría afrontar serios problemas si se confirma el ya denominado efecto Yellowgate o lo que es lo mismo, una tonalidad amarillenta en la pantalla Retina.

Parece que el estreno de las nuevas versiones del teléfono de Apple no son los mismos si no se presentan  inconvenientes tras su presentación. Si el año pasado fue monumental el revuelo organizado por la pérdida de señal del iPhone 4, y que dicho sea de paso le costó a Apple un dineral en forma de bumpers de regalo, el iPhone 4S parece que no va a estar exento de polémica. Al parecer, los primeros usuarios que se han hecho con las primeras unidades del esperado teléfono de la manzana empiezan a experimentar el desagrado que produce visualizar una pantalla con tonos amarillentos.

¿Serios problemas?

Ya padeció algo similar su hermano, el iPhone 4, aunque la solución fue sencilla. Las manchas amarillas de la pantalla desaparecían con el tiempo, a medida que los productos adherentes utilizados para pegar la pantalla acabaran por solidificar y evaporar todos los disolventes restantes. Suspiro para los de Apple, que ya se veían en otra situación comprometida cómo en el caso del Antennagate.

Yellowgate

Sin embargo, en esta ocasión; y el iPhone 4S como protagonista; una historia parecida podría repetirse. Según los primeros usuarios que han comprado el iPhone 4S desde el mismo día que se puso a la venta, el 14 de octubre, la pantalla de sus teléfonos tiene un color amarillento que no es propio de la pantalla Retina. En la anterior ocasión la problemática se centraba en motas y regiones aisladas del panel táctil. En cambio, en el iPhone 4S esa tonalidad amarilla se ve en toda la superficie del display por lo que tiene peor pinta. Lo curioso de todo es que parece que se nota más en los modelos de color negro. Algunos expertos del sector indican que sería debido a un tema de contrastes, razón por la que en el blanco “cantaría” menos. A este posible mal ya se le ha calificado como Yellowgate y sobre el que Apple aún no se ha pronunciado.

Posibles efectos si se corrobora

Por el momento no se ha confirmado si este posible defecto se registra en todas las unidades o si es un fallo aislado, de algún lote de pantallas defectuoso. No obstante, y por el bien de los millones de personas que han hecho un esfuerzo económico del calibre de la compra de un iPhone 4S, esperamos que no sea así. Para Apple sería un error imperdonable, tanto por imagen de marca como a nivel económico. Si el regalo de una funda para mitigar la pérdida de señal en el iPhone 4 les llevó a perder cerca de 70 millones de euros, no queremos ni imaginar si los de Cupertino se vieran en la obligación de cambiar en garantía todos y cada uno de los más de cuatro millones de iPhone 4S vendidos hasta el momento.

Fichas técnicas Apple

Fuente