Apple contra Android, mucho más que una cuestión de producto

Apple ha sido la protagonista del verano con su denuncia a Samsung y la posterior paralización temporal de las ventas de la Galaxy Tab. Una demanda técnica, que creemos esconde detrás muchos más detalles.

La constante obsesión de la firma de la manzana con Samsung está ocupando en las últimas semanas las primeras páginas de tecnología de todo el mundo. En un verano que se presuponía triste y aburrido, a la espera del iPhone 5 y del Nokia con Windows Phone 7, Apple ha protagonizado una cruzada judicial histórica. Al principio todo parecía una mera denuncia por tal o cual patente, pero con el paso del tiempo se ha visto que Apple va mucho más allá.

Cuestión de mercado

Apple se encuentra en el mejor momento bursátil de su historia y no hay analista o especialista en bolsa que se atreva a cuestionar la salud financiera de la firma. Si en los años 90 sus acciones valían poco más de 10 dólares, para convertirse en 16 a principios de 2005, ahora el valor de sus títulos está rozando los 400 dólares. Es decir, la compañía vale una cuantas veces más que hace solo diez años. Dicho de otra manera, Steve Jobs y su gente tiene un negocio verdaderamente redondo. ¿Qué ocurre? En tal situación ven como un enemigo en forma de androide se empieza a propagar por el planeta como la pólvora. Es también americano, por lo que no valen presiones gubernamentales ni proteccionistas. Es bueno, muy bueno y ha calado bien en los suburbios de Internet y… ha enamorado a los grandes fabricantes de electrónica de consumo como son Samsung, LG, dos bestias enormes. Además los japoneses de Sony Ericsson también están en el asunto y los emergentes HTC de Taiwán están también en la cruzada. Por si fuera poco, Motorola, que resurge de las cenizas también es Android y además americano

A por todas

Total que Steve Jobs que no es tonto ve como su flamante negocio de tablets se ve amenazado y gracias a sus buenos abogados, con el siempre recurrente tema de las patentes, intentan paralizar al más peligroso de los rivales, Samsung. ¿Tiene razón Apple? El tiempo lo dirá, de momento lo que parece es que las pruebas que han presentado en los tribunales alemanes no son tan sólidas como parecían. Primero una deformación de las imagen de los iPad y posteriormente un acto similar con las formas de los Galaxy S, han cuestionado mucho la actitud no solo de Apple, sino del propio tribunal.

Las espadas siguen en alto

Ahora bien, ha conseguido nada más y nada menos que parar la venta de productos de un rival, aunque sea temporalmente. ¿Qué puede pasar? De momento ha “pasado” que Google ha comprado Motorola, bueno mejor dicho las miles de patentes que tienen sobre telefonía móvil. Es decir, Google ha cargado sus cañones de infantería con la mejor de sus municiones por lo que pueda pasar. En estos momentos las espadas están en alto con los jueces listos para decir cuál de los empresas dispara primero. Solo nos queda esperar.

11 Comentarios