HTC Sense 3.0 queda limitado para los nuevos modelos

HTC Sense 3.0 queda limitado para los nuevos modelos

Víctor Rodríguez

HTC Sense 3.0 no llegará a modelos como el HTC Desire o Desire HD. Así lo ha hecho saber HTC después de la aparición de las primeras especulaciones que indicaban que sí sería posible. Un jarro de agua fría para los dueños de alguno de estos smartphone, que comprueban cómo sus preciados teléfonos con menos de un año de vida ya no son capaces de aprovechar las mejoras implementadas por el fabricante. Pero, ¿realmente están incapacitados a nivel de hardware o es una obligada diferenciación impuesta por fabricante? El debate está servido.

La presentación del HTC Sensation ha supuesto algo más que la llegada del doble núcleo a HTC, sino que también ha sido la pasarela perfecta para enseñar al mundo las novedades de la nueva interfaz gráfica instalada, HTC Sense 3.0. Una interfaz que maravilla sobre todo por la potenciación de los efectos gráficos, pero que solo veremos en modelos que la llevan instalada de serie como el HTC Sensation, EVO 3D o la tableta HTC Flyer, dado que la firma ha decidido que no llegará en forma de actualización a modelos anteriores a estos.

Interfaz selectiva

¿Producto de la rápida evolución de la tecnología o estrategia de los fabricantes para fomentar el consumismo? Sin duda, una pregunta muy peliaguda que se la harán muchos usuarios. Y es que el anuncio de HTC no ha caído demasiado bien entre los propietarios de modelos que hasta hace meses eran lo más de lo más y ahora ven cómo no podrán disfrutar de las mejoras implementadas en HTC Sense 3.0.

Requerimientos mínimos

Lo cierto es que el cambio estético de HTC Sense 3.0 ha sido impactante, sobre todo a nivel de animaciones, donde predominan los efectos 3D y que los nuevos HTC Sensation y EVO 3D mueven con aparente fluidez. No es para menos, ya que pueden presumir de ser los más rápidos y potentes gracias a procesadores de doble núcleo, la característica más destacada de todas las novedades. Pero estas espectacularidades a nivel de gráficos  parece que tienen un precio que se traduce en unos requisitos mínimos a nivel de hardware que anteriores modelos no serían capaces de ofrecer. Este hecho sería el que ha motivado a HTC a tomar la decisión de no llevar HTC Sense 3.0 a modelos como Desire, Desire HD o Desire Z, a pesar de estar considerados aún verdaderos torpedos.

No obstante, para esos usuarios fastidiados por la medida, podemos dejar caer que la comunidad de desarrolladores centrados en el Scene muy seguramente nos ayuden a comprobar qué tiene de cierto esto de los requisitos mínimos, puesto que si consiguen el código de HTC Sense 3.0 no dudarán ni un momento en comprobar si la adaptación a modelos considerados “antiguos” es posible. En la memoria quedan proyectos como los que han conseguido instalar HTC Sense del Desire HD en el primer Desire.

+ Comparador de móviles

+ Fichas técnicas HTC

+ Foro HTC