¿Está fallando la pantalla del móvil o son mis manos?

¿Está fallando la pantalla del móvil o son mis manos?

David Girao

La pantalla táctil de nuestro móvil es el pilar fundamental para que todo funcione correctamente. Hubo un tiempo en el que las pantallas táctiles convivieron con teclados físicos y teclas que permitían acceder a todo el contenido de nuestro móvil. Por este motivo es más importante que nunca saber detectar fallos en la pantalla táctil es importante para evitar sustos.

Cuando la pantalla táctil de nuestro móvil comienza hacer cosas raras o a no responder como debiera, pueden ser múltiples los fallos que pueden estar provocándolo. Entre ellos fallos de software o incluso problemas físicos que pueda requerir la sustitución de la pantalla, de la que podemos obtener fácilmente toda su información, como tamaño o densidad. Pero siempre podremos testear nosotros mismos la pantalla táctil, antes de sacar conclusiones precipitadas.

Cómo saber si falla el panel táctil

Lo primero que tendremos que hacer es asegurarnos, que el problema en la pantalla táctil se produce siempre en el mismo punto y ejecutando la misma tarea. Es decir, si el problema se produce en el escritorio al querer arrastrar una app o dentro de un juego donde el botón de disparo no funciona correctamente. Además, la sensibilidad puede no ser la misma y será necesario aumentarla.

¿Problema de hardware o software?

Esto podrá permitirnos descargar que se trate de un problema de hardware o de software. En muchas ocasiones son las propias aplicaciones las que nos hace creer que es la pantalla la que falla, cuando en realidad se trata de un problema de compatibilidad o funcionamiento de la propia aplicación. Si dentro de un juego o app, tocas en un punto y no funciona, pero ese mismo punto de la pantalla funciona cuando estás en otra app o en el escritorio, ya sabemos que la culpable es la app y no la pantalla táctil.

Testear la pantalla

Así mismo, hay determinadas herramientas tanto internas como de terceros para poder salir de dudas. La primera de ellas la encontramos en Android con un método infalible para saber si nuestra pantalla táctil tiene problemas. Para poder acceder tendremos que ir a los Ajustes > Acerca del Teléfono y pulsar varias veces sobre “Número de compilación”. En ese momento activaremos las “Opciones de desarrollo”, por lo que tendremos que entrar para ir a la función indicada.

ubicacion puntero android

Una vez dentro tendremos que ir al apartador “Ubicación del puntero” y activar el botón. Ahora veremos unas líneas horizontes y verticales, que marcan nuestro recorrido por el teléfono, además de trazos precisos por todas las zonas que tocamos. Esto nos permite testear con precisión todos los puntos táctiles de nuestra pantalla. Si vemos interrupciones en las líneas, sabremos de forma segura que nuestra pantalla está fallando y dónde está el fallo concretamente.

Nosotros somos el mejor detector de fallos

En el día a día, al usar los gestos o al tocar en puntos determinados de la pantalla, podemos ver si la pantalla ha dejado de darnos el respaldo que antes nos ofrecía. Esto podría ser en una sola ocasión porque nos hemos equivocado, pero si se repite en varias ocasiones al abrir la app que no deseamos o tocar en el teclado sobre la letra incorrecta, tenemos que pensar que el fallo de pantalla existe y tenemos que hacer algo antes de que vaya a más.

El móvil se mueve solo

Otra de las situaciones que nos puede llevar a replantearnos que la pantalla tiene un problema en nuestro móvil, se basa en los toques fantasma. Mientras sujetamos el móvil y no tocamos en la misma, no debería ocurrir nada, aunque hay casos en los que comprobamos como el propio teléfono accede a una aplicación o hace cambios como si fuera magia. Lo más normal es que creamos que nos afecta un virus y que alguien está controlando el teléfono, pero no siempre es así.

poco x3 pro loco

En caso de contar con algún rasguño o comprobar que el ancho del teléfono ha crecido porque se ha hinchado, podemos estar ante un error interno. Los componentes pueden haberse modificado y la pantalla, por lo tanto, entiende toques, que realmente no estamos llevando a cabo.

Un golpe sin daños visibles

Aunque nuestra pantalla no esté rota y esté en perfecto estado, un mal golpe puede desde descalibrar el panel hasta provocar que se desconecte. Es uno de los errores más fatídicos con lo que nos podemos encontrar, pero al menos la solución por parte de los expertos será más fácil y encomia que si tuviéramos que reemplazarla por completo. En este caso, calibrar la pantalla no servirá de ayuda, pero si tenemos dudas y la misma nos lo permite, podemos intentarlo con las siguientes opciones o mejor aún, acudir al servicio técnico.

¿Cómo calibramos la pantalla del móvil?

Esta herramienta nos permite solucionar los problemas si nuestra pantalla táctil tiene un problema de calibración. Los síntomas más comunes son toques fantasmas, es decir, que se ejecutan órdenes táctiles sin haber tocado la pantalla, o más toque de los que pulsamos. También hay retrasos en los toques o incluso no llegan a ejecutarse. En este sentido, la calibración puede ayudar a corregir estos fallos.

calibrar pantalla app

Nada más instalar la app y abrirla, veremos un sencillo panel donde tenemos que conseguir pasar de contar con una mala pantalla sin calibración a la mejor. Para conseguir el mejor resultado os invitamos a poner el móvil sobre una mesa plana y así conseguir el mejor resultado mientras lo sujetamos con la otra mano. Si lo preferimos, también podemos sujetarlo con ayuda de algún objeto, aunque es muy importante que no se mueva lo más mínimo, para conseguir que la pantalla se repare correctamente.

Después solo habrá que tocar en los puntos de pantalla con los dedos que nos indica, consiguiendo de este modo una reconfiguración que solventará los fallos para utilizar la pantalla. En primeros pasos nos pedirá usar un dedo, más tarde dos y en algunos casos incluso tres dedos al mismo tiempo, por eso es más cómodo tener las dos manos libres o la ayuda de alguien. También será necesario en algunas ocasiones tocar de forma prolongada en una zona para conseguir que la pantalla no pierda sus ventajas por completo y que las recupere.

Soluciones de los fabricantes

Samsung quiere ayudar a los usuarios en todo momento y por eso, además de recurrir a la app que os hemos mostrado antes, también vamos a poder poner en marcha una función añadida única y exclusivamente para One UI. Se trata de un calibrador propio donde el usuario tiene todo el control y recomendamos usar solamente en casos donde seamos conscientes de la importancia, dado que si lo hacemos más podríamos provocar que el panel empeore en lugar de mejorar.

Para poder poner en marcha esta prueba de pantalla en los móviles Samsung, tenemos que escribir en el marcador del teléfono móvil este código: *#0#*

Eso nos llevará a una pantalla con diferentes tipos de pruebas para que conozcamos el estado real de nuestro teléfono o bien le pongamos remedio en caso de que no funcione como debería. Entre las opciones nos aparece el modo «Touch» que pondrá contra las cuerdas los errores de nuestra pantalla, dado que después con nuestro dedo solo tendremos que repasar las líneas a colorear y conseguiremos que la pantalla vuelva a ser la que era.

¡Sé el primero en comentar!