Usa tu móvil como router para compartir Internet

En la actualidad nos encontramos con las diferentes tarifas ilimitadas que hacen que quedarse sin datos sea una cosa del pasado. Sin embargo, es bastante común llegar, en vacaciones, a diferentes lugares donde no tenemos acceso a una conexión inalámbrica. Accesorios como Chromecast y similares dependen de ella para su funcionamiento pero en estos casos no hay que echarse las manos a la cabeza. Aunque, para nuestra suerte, siempre podemos configurar tu móvil como un router Wi-Fi para compartir Internet o interconectar dispositivos.

Un claro ejemplo sería cuando nos vayamos a nuestra casa del pueblo y queremos conectar nuestro ordenador portátil a la TV mediante Chromecast. Lamentablemente, no hay una conexión Wi-Fi en las cercanías donde podamos registrar ambos equipos para poder mandar las imágenes del ordenador a la tele. En este punto podemos convertir el móvil en un router que genere una red inalámbrica a la que conectar ambos dispositivos, consumiendo los datos de nuestra tarifa que tenemos contratada.

Con un punto de acceso inalámbrico, la conexión de datos móviles de tu dispositivo Android o iOS se puede compartir de manera inalámbrica con diferentes dispositivos, incluyendo otros teléfonos, tablets u ordenadores, entre otros. Además, la característica de compartir datos vía Wi-Fi está integrada en la mayoría de los smartphones, por no decir que, prácticamente, todos los tienen.

Comparte tu Internet

Si te sobran los datos móviles y quieres compartir Internet con otros dispositivos, siempre puedes convertir tu teléfono en un router. De esta manera, te ahorrarás conectarte a redes públicas, ya que su seguridad es prácticamente nula. Y lo mejor de todo, es que existen diferentes maneras de conseguirlo fácilmente.

Crea un punto de acceso

Accede a los ajustes de tu móvil Android y localiza el menú de Redes e Internet y accede al apartado de a tu red inalámbrica habitual o a la información de tus redes de datos. Entre todas las opciones deberás localizar la denominada como Zona o Anclaje Wi-Fi (cada capa de personalización de Android hace el proceso algo diferente).

movil como router

Al acceder a la Zona Wi-Fi portátil, encontrarás un botón para convertir el móvil en router, pero antes debes configurar este punto de acceso.

Para ello accede al menú Configurar Zona Wi-Fi y establece el nombre de tu Red, el tipo de cifrado (déjalo en WPA2 PSK por defecto) e introduce la contraseña que se exigirá a todos los smartphones que se quieran conectar a tu terminal. En este apartado podrás configurar otras opciones como establecer un temporizador para apagar el punto de acceso y que nadie se conecte a tu móvil o no se gasten datos o batería de más.

movil como router

Cuando se activa el punto de acceso, conectar otros dispositivos al mismo es tan sencillo como si se tratara de cualquier otro router. En el ordenador, tableta u otros teléfonos simplemente tienes que habilitar el acceso Wi-Fi y localizar la Red con el nombre configurado en el paso anterior. Introduce la contraseña que has elegido y listo, ya estarás conectado a los datos de tu teléfono que actúa de router.

movil como router

En el caso de los iPhone la cosa será igual para todos los terminales, por lo que no será muy complicado conseguirlo. Lo primero que deberemos hacer será ir a Ajustes > Datos móviles > Punto de acceso personal. Aunque, si tienes habilitado Internet de tu SIM, podrás entrar directamente a ese último apartado.

Después, activa la opción de Permitir a otros conectase. Estará habilitada cuando aparezca el interruptor en verde. Además, si es la primera vez que lo vas a utilizar, deberás escribir una contraseña Wi-Fi que se deberá introducir en el otro dispositivo que vayas a conectar.

compartir internet iphone

Mediante Bluetooth

Aunque, hoy en día es menos común hacerlo con esta conexión, lo cierto es que también podemos usar la alternativa de compartir Internet desde el móvil mediante Bluetooth. Más que nada, porque este método tiene la ventaja de que no desconecta la conexión Wi-Fi, por lo que lo puedes utilizar que no tenga la capacidad de emparejarse mediante esta conexión, pero si por Bluetooth.

En los teléfonos Android deberemos ir a Ajustes > Redes e Internet > Mi zona Wi-Fi y Compartir conexión. Una vez dentro, deberás tener los datos habilitados y pulsar sobre Compartir conexión por Bluetooth. En cambio, en los móviles de Apple, deberemos habilitar de nuevo el Punto de acceso personal y activar el Bluetooth del iPhone.

Compartir Internet Android desde Bluetooth

No obstante, para que se haga efectiva la conexión, deberemos vincular ambos dispositivos e introducir el código que se muestre en el otro teléfono, tablet u ordenador que vayamos a conectar.

Hazlo con un cable USB

Esta no es la vía más utilizada, ya que significa que deberemos usar un cable USB tipo C, micro USB o Lightning para poder llevar a cabo este método. Por eso mismo, deja mucho que desear. Además, está pensando principalmente para que podamos dar Internet a un ordenador desde el móvil y no a otros smartphones.

Para conseguirlo desde un teléfono Android, deberemos ir a Ajustes > Redes e Internet > Mi zona Wi-Fi y Compartir conexión. Una vez dentro, deberemos habilitar la opción por USB. Si tienes un iPhone, vuelve a habilitar Permitir a otros conectarse desde el apartado de Punto de acceso personal.

Y, ya sea en un Android o iOS, solo deberemos conectar el teléfono al ordenador para empezar a compartir la conexión mediante cable. Eso sí, en los iPhone deberás pulsar sobre la opción de Confiar cuando te aparezca en la pantalla del móvil de Apple.

¿En qué se diferencia del Wi-Fi tradicional?

Seguramente os surjan dudas a la hora de valorar qué nos aporta exactamente esta modalidad de conexión compartida de los móviles, y es lógico porque a veces tal, y como explican los fabricantes las funciones o las describen pueden que nos hagan dudar de si es lo mismo o no. En este caso se trata de una función que se encuentra integrada dentro de los ajustes para compartir la conectividad Wi-Fi con otros dispositivos.

Es una forma de ser más específicos para que podamos compartir la conexión de una manera aún más cómoda con las personas a las que conocemos o forman parte de nuestro núcleo familiar, o simplemente con otros dispositivos que tengamos por casa. Básicamente, lo que estaríamos haciendo es consumir los datos de nuestra tarifa móvil que tenemos contratada. Y, seguramente, no sean pocas las ocasiones en las que nos vendrá bien utilizar el teléfono como router Wi-Fi. Algunos ejemplos claros nos los encontramos cuando el Internet de nuestro router de casa falla, nos vamos de viaje o no queremos hacer uno de una red inalámbrica pública o del hotel donde nos alojamos.

Convertir móvil repetidor Wi-Fi

Sin embargo, no todo son ventajas, ya que nos encontramos con una serie de inconvenientes que pueden hacernos pensar seriamente si merece la pena compartir Internet desde el móvil.

Y es que debemos tener en cuenta que compartir nuestra red desde el móvil a otros dispositivos conllevará un incremente considerable de la batería de nuestro teléfono. Básicamente, porque el smartphone estará dando todo de sí para enviar nuestros datos al otro terminal o dispositivo que hayamos conectado.

Además, también conlleva un cierto punto de riesgo. Si no ponemos una contraseña, todo el mundo podrá conectarse sin que no nos demos cuenta, pues la red estará completamente abierta al público. Por lo que la seguridad es otro pequeño inconveniente que deberemos cuidar en todo momento.

¡Sé el primero en comentar!