¿La batería de tu móvil Xiaomi falla? ¡Di adiós a los problemas!

¿La batería de tu móvil Xiaomi falla? ¡Di adiós a los problemas!

David Girao

Dentro de los problemas que podemos encontrar en un móvil de Xiaomi, los de la batería son posiblemente los más comunes. Y lo son porque hay muchos factores que pueden entrar en juego, como el propio uso que el usuario realizar del móvil, lo que puede afectar a su rendimiento. Vamos a repasar los problemas más comunes relacionados con este elemento interno del móvil y sus posibles soluciones.

En ocasiones los problemas de nuestro móvil Xiaomi pueden afectar a un modelo concreto, pero los relacionados con la batería, suelen tener una causa común, por lo que son aplicables a la mayoría de los móviles de la firma china. Hablar de problemas de este componente, en realidad es hacerlo de una gran cantidad de variables en cuanto al problema en cuestión, con sus tantas posibles soluciones asociadas. Vamos a verlas una por una.

Bateria Xiaomi Mi 10

El móvil no carga

Si directamente tu smartphone no carga nada más conectarlo a tu cargador, pueden ser varios lo motivos que llevan a que no logre llenarse la batería del smartphone. Por ello, os daremos unas pinceladas para encontrar al culpable.

Comprueba el puerto USB

Es posible que el puerto USB se encuentre sucio o dañado, que son las dos principales causas por las que el móvil puede dejar de cargar. En muchas ocasiones, un soplido fuerte en el puerto de carga puede solucionar el problema. Así mismo, podremos aplicar una fuente de aire para intentar sacar la suciedad.

Puerto USB del Xiaomi Mi 8

Sin embargo, es frecuente que debido al uso continuado, el componente interno se haya movido y el contacto no se produzca correctamente. En este caso funciona introducir un elemento fino como un alfiler por el puerto USB para intentar enderezarlo. Cuando creamos que ya está en su sitio intentaremos ponerlo a cargar de nuevo para ver si el problema ha desaparecido.

Problema de cable o adaptador

Aunque pensemos que nada nuevo puede romperse, lo siguiente que tendremos que hacer es comprobar tanto el cable USB como el adaptador a corriente. Tendremos que probar a cambiar el cable e intentar de nuevo la carga. Si no funciona tendremos buscar otro adaptador y conectarlo para comprobar si carga. Así mismo, cabe recordar que debemos usar el cargador original de la marca, para asegurar el mejor funcionamiento.

Software culpable

También es posible que el problema, aunque menos probable, pueda venir derivado de un software que esté interrumpiendo el proceso de carga. En este caso debemos acudir a ajustes para revisar el consumo de energía del dispositivo. Si hay alguna app que esté consumiendo tanta energía como para que el teléfono no cargue, debemos eliminarla de inmediato. Otra forma de saberlo es comprobar si el terminal carga cuando está apagado, pero no lo hace al estar encendido.

Comprobar el estado

Si el terminal no carga, pero aún tenemos unos cuantos “miliamperios”, lo mejor será instalar una app de terceros para que nos ofrezca información sobre este componente interno. Accubattery, es una de las mejores, ya que ofrece información precisa sobre la batería como su salud, o el desgaste asociado a las apps. Podremos ver si existen anomalías y solucionarlas en caso necesario.

Se descarga muy rápido

Si en nuestro caso el dispositivo móvil si consigue cargarse, pero la energía de este componente se termina demasiado rápido. Lo cierto es que podría ser por culpa de diferentes motivos, aunque estás de suerte porque veremos a continuación algunos de los consejos que te ayudarán a poder poner fin a este problema.

Optimizar el consumo

Es el mejor método de ahorrar energía en cualquier smartphone y permitir que nuestro móvil no se descargue tan deprisa. Para ello tendremos que acudir al menú de Ajustes Adicionales/Autorización y Revocación y desactivamos Marco de Servicios de Xiaomi. Después volvemos al menú de Ajustes adicionales/Privacidad/Acceso especial de aplicaciones y marcamos la opción «Optimización de batería». Dentro localiza Marco de Servicios de Xiaomi y selecciona «Optimizar»

Comprueba las aplicaciones

Es muy probable que el problema venga derivado de una app que está drenando este elemento del teléfono. Para comprobarlo tendremos que acudir a Ajustes/Batería y rendimiento y pulsar sobre “Uso de energía”. Ahora, dentro de la pantalla “Aplicaciones” podremos ver cuáles aparecen en las primeras posiciones. Si alguna está generando un gasto de energía anormal, tendremos que probar a borrarla, o si es una app fundamental para nosotros, comprobar que esté actualizada.

aplicaciones Xiaomi

También podremos probar a borrar la caché o el almacenamiento de la app en cuestión para ver si se soluciona el problema. Para ello pulsamos sobre “Almacenamiento” dentro de cada app y pulsamos sobre “Borrar Caché” o “Borrar almacenamiento”.

Calibración de la batería

Es una de las soluciones más clásicas y que mejor resultado sigue ofreciendo. Para llevar a cabo este remedio, tendremos que dejar apretado el botón de encendido y apagar el móvil. Cuando vuelva a encenderse debemos cargarlo con el cargador original hasta el 100% de su capacidad. Una vez hecho, tendremos que dejarlo conectado durante al menos una hora adicional. Tras hacerlo, notaremos una mejora en su rendimiento y posiblemente se descargue menos rápido. Es aconsejable huir de las aplicaciones que prometen calibrarla de forma mágica, ya que el mejor método es el manual que os acabamos de contar.

Búsqueda de red

Es una de las causas que hace que la batería se gaste demasiado rápido y puede afectar a su rendimiento futuro. Muchas personas se encuentran en zonas donde la estabilidad de la red móvil no es la adecuada. Por eso mismo, el móvil debe estar continuamente alternando entre diferentes redes, con el consiguiente gasto energético que esto supone.

xiaomi establecer busqueda de red

La solución pasa por ordenar a nuestro Xiaomi que solo alterne entre redes 3G y 4G. Para ello, acudimos al marcado telefónico y pulsamos *#*#4636#*#*. Una vez hecho, pulsamos sobre la primera opción que nos aparece, denominada “Información sobre el teléfono 1”. Una vez hecho seleccionamos la opción “LTE-WCDMA”. Este simple ajuste debería solucionar el problema del gasto tan rápido que estamos experimentando con este componente interno del terminal.

Se calienta demasiado

La temperatura es una de las causas que pueden afectar a su rendimiento y provocar problemas en este componente. En ocasiones, tanto el móvil como el cargador pueden calentarse demasiado. Es algo normal, sobre todo cuando se usan la carga rápida o carga inalámbrica, pero también en los móviles que no tienen esta tecnología.

Xiaomi carga inalámbrica

Cuando esto ocurre, este componente puede dejar de cargar o incluso perder eficiencia de manera irreparable. Es algo habitual cuando se expone a los rayos directos del Sol o cuando se ha estado usando mientras se carga durante mucho tiempo.

Cuidado al cargar

Si estamos usando un cargador inalámbrico, debemos asegurarnos de no colocar objetos como tarjetas con bandas magnéticas, imanes u objetos metálicos entre el dispositivo y el cargador inalámbrico. Del mismo modo, si usamos la carga clásica, tendremos que evitar hacerlo mientras usamos el móvil, sobre todo con juegos o contenido multimedia, ya que la temperatura aumentará rápidamente, pudiendo dañar este elemento tan importante de todo dispositivo móvil.

Batería, cargador y cable original

Es muy importante usar únicamente cargadores, baterías y cables originales de Xiaomi. El uso de un adaptador o de cables no aprobados, puede causar problemas de rendimiento, fallos o daños que no estén cubiertos por la garantía. Hay que tener en cuenta que estos componentes son uno de los elementos más sensibles de nuestro móvil y que en su garantía es mucho menor a la del resto del dispositivo.

Reinicia el móvil

Es hora pasar a reiniciar el móvil para intentar evitar que se caliente. En el caso de volver a iniciar y dicho problema haya desaparecido, es posible que alguna aplicación se hubiese quedado en segundo plano, consumiendo una enorme cantidad de recursos, sin que MIUI haya podido detenerla. Por tanto, reiniciar el móvil puede forzar su cierre y conseguir que todo vuelva a la normalidad o, incluso, es capaz de restablecer los datos de Xiaomi por si el problema fuese del software o alguna actualización del smartphone.