¿Estrenas móvil? Mitos sobre la primera carga

¿Estrenas móvil? Mitos sobre la primera carga

Rubén De la Calle

Una de las características de la tecnología son los mitos y leyendas que se crean en torno a los dispositivos, en la mayoría de casos sin fundamentos. Esto mismo ocurre con los supuestos pasos que debemos seguir al cargar un nuevo móvil, donde hemos escuchado y leído tantas recomendaciones que nos harán dudar sobre cuáles son reales y cuáles no. Aunque, por fin os traemos la verdad.

Queremos acabar con todos esos mitos que, poco a poco, han ido asentándose en la sociedad, provocando daños innecesarios en la batería de nuestro terminal, un elemento que es imprescindible para que cualquier smartphone funcione. La tecnología aplicada en los móviles es idéntica en todos los modelos del mercado, por lo que no importa si nuestro teléfono nuevo es de Huawei, Samsung, Xiaomi o de cualquier otra firma. Y ahora, presta mucha atención si quieres saber qué de cierto era lo que decían sobre poner a cargar un dispositivo nuevo, para que tu teléfono móvil no sufra durante los primeros ciclos de carga.

Falsas leyendas sobre la batería

En el pasado las celdas de los móviles y del resto de dispositivos no estaban tan capacitadas como sucede en la actualidad y muchas veces las leyendas que siguen conviviendo con nosotros hoy en día vienen de aquellos tiempos. Por suerte, estas han evolucionado y ahora hay menos cosas de las que preocuparnos, aunque cuidar la batería debe seguir siendo clave si queremos que dure mucho tiempo sin estropearse. Pasamos a conocer todas esas leyendas que debes empezar a olvidar para siempre, si es que queremos que la celda del teléfono nos dure más tiempo.

‘Déjalo cargando hasta que alcance el 100%’

Probablemente uno de los mitos más extendidos respecto a esas primeras veces en que conectamos el teléfono a nuestro enchufe por primera vez, la creencia de que no hay que desconectarlo hasta que la celda se recargue por completo. Aunque esto fuera algo recomendable hace 15 años, la realidad es que, a día de hoy, estos componentes fabricados con iones de litio van a funcionar igual de bien si se cargan al 50%, 75% o 100%.

Lo que sucede es que, al cargarse por completo, nos va a dar la sensación de que el smartphone funciona mejor, pero nada más lejos de la realidad. Un móvil nuevo va a funcionar bien sí o sí independientemente del porcentaje de batería que tenga. No te costará nada alcanzar el 100% de energía, sobre todo ahora que la carga rápida está presente en casi todos los smartphones del mercado, pero si quita el smartphone de la corriente antes de tiempo, no le va a pasar absolutamente nada.

‘La carga rápida hace daño’

Posiblemente, alguna vez has oído decir aquello de lo malo que resulta la velocidad de carga para nuestros terminales. Debemos ser conscientes de que un smartphone nuevo no tiene posiblemente nada que ver con el anterior y la carga rápida está lista y preparada para funcionar en él sin ningún problema. Por lo que, al contrario de ser algo negativo, será una tecnología de ayuda.

cargador carga rapida

Tanto al estrenar móvil como más adelante, podemos usar sin miedo alguno la carga rápida del móvil, lo único que si recomendamos es hacer uso siempre que podamos del cargador original, pues es el que mejor resultado ofrecerá al dispositivo y el que más herramientas de control de temperatura y demás aloja en su interior. Además, de que, de esta manera, nos aseguraremos de que sea totalmente compatible y se cumplan con los vatios que el teléfono es capaz de soportar.

Tienes que saber que los cargadores de carga rápida se las apañan para usar un alto voltaje, que acelera la carga. Y que, en vez de usar 5V, suben a 9, 12, e incluso 20V. Los móviles con soporte de este tipo de carga tienen unos circuitos en su interior llamados buck converters, que convierten alto voltaje en bajo voltaje manteniendo la intensidad de la corriente, y sin generar mucho calor. Esto permite recargar el móvil más rápido sin estropear la batería. Se intenta cargar la batería lo más rápido posible durante la primera fase, antes de que el flujo de corriente comience a decaer. A partir de ese momento, la carga será mucho más lenta.

Por lo que, como decimos, la carga rápida es segura, y si la tienes merece la pena usarla. Pero algunos análisis dicen que podría deteriorar la batería a largo plazo. Así que lo más recomendable es que solo la uses cuando la necesites, sobre todo en verano, por el sobrecalentamiento al que puede ser sometido nuestro teléfono móvil. Y especialmente, no la utilices por la noche. Si no tienes prisa para recargar o vas a hacerlo mientras duermes, mejor usa un cargador normal. También no es muy aconsejable recargar el móvil mientras se está usando.

Además, la carga rápida a partir del 80% comienza a ralentizarse por la razón de que ya el teléfono se ha cargado hasta un porcentaje en el podremos usar de manera prolongada. Por tanto, es una herramienta preparada para este tipo de carga esporádica.

‘No te pases con las horas de carga’

Entre todo lo que hemos podido escuchar de amigos o familiares, el mito de dejar el smartphone nuevo cargando durante horas es uno de los más extendidos, sin embargo, no sirve de nada. Por muchas horas que dejemos enchufado nuestro terminal, esto no le afectará en absoluto, después del 100% no hay más y mucho menos en un teléfono que estamos estrenando.

móviles cargando

Los dispositivos cuentan con un gestor capaz de reconocer cuando ha llegado a un máximo y en ese momento se desactiva. Por tanto, por más horas que esté enchufado a la corriente, lo cierto es que no conseguiremos nada y tan solo se puede provocar que acabe dañándose si seguimos esta práctica muy a menudo, dado que se recomienda más desconectarlo al 80%.

Básicamente, no hay ningún peligro en dejar el teléfono cargando durante la noche o todo el día, si se nos olvida desconectarlo. Esto se debe a que las nuevas generaciones de baterías de iones de litio o las de polímeros de litio que nos encontramos en los smartphones actuales no sufren por tenerlas conectadas a la corriente para cargarlas durante largos tiempos. Es más, como os decíamos anteriormente, estos componentes de los terminales serán capaces de ‘capar’ el flujo de entrada cuando detectan que ya están al porcentaje máximo. Eso sí, lo mejor será controlar la carga y evitar largos tiempos enchufado a una corriente que no aportará nada a nuestro teléfono móvil y más, en los primeros días.

‘No lo uses mientras esté cargando’

Tampoco será negativo para la batería el simple hecho de usarlo mientras el móvil carga conectado a la corriente, aunque es mejor no hacerlo cuando es nuevo. Esto se debe a que es el momento donde aún está aprendiendo de nuestro modo de uso. Por lo que, todos los servicios requieren de potencia para ponerse en marcha, instalar apps y preparar elementos que podría terminar provocando un calentamiento excesivo del smartphone.

Sin embargo, en el futuro no será dañino, el único momento en el que sí lo será puede darse en algún que otro momento puntual, especialmente cuando se caliente el cuerpo del teléfono. En ese momento, será mejor no usarlo para que baje la temperatura del dispositivo. Incluso, sería buena opción retirar la funda para intentar que se enfríe lo más rápido posible. Además, cuando estrenamos un smartphone, ponemos especial énfasis en cuidarlo. Y, por lo tanto, es el momento perfecto para comenzar a dar valor a todo aquello que no son mitos y leyendas.

‘Cárgalo varias veces al día’

Cuando compramos un móvil nuevo, nuestra principal preocupación es que la batería dure para siempre, pero esto será prácticamente imposible. La tecnología actual nos permite utilizar nuestro teléfono sin problemas durante horas, incluso, ya son muchos los smartphones que duran aproximadamente un día o hasta más tiempo.

Oppo Reno Ace carga rapida

En relación a esto, una de las leyendas más extendidas dice que si lo cargamos continuamente en un mismo día terminará rompiéndose antes. Sin embargo, esto resulta una completa mentira sobre la batería del móvil nuevo y los ya usados. Aunque, debemos aclararlo. Es cierto que cuantos más ciclos hagas de este complemente, la celda del dispositivo terminará notándolo. Pero, de que nos sirve tener un smartphone nuevo si no podemos usarlo todo lo que nos gustaría. Lo mismo ocurre con un coche, si compramos un nuevo vehículo, pero siempre utilizamos el viejo, terminará rompiéndose de no utilizarlo. Disfruta de tu terminal y enchúfalo a la corriente las veces que sea necesario sin que te surgen las dudas o preocupaciones por sus celdas, pero haciendo un uso correcto de la batería, no la maltrates de mala manera.

‘Cuidado con las apps abiertas en multitarea’

También se menciona que las ventanas y apps abiertas en el móvil pueden afectar a la batería y por muy tentador que pueda suponer cerrar la multitarea de nuestro móvil, te aseguramos que el smartphone es lo suficientemente inteligente como para no necesitar de nuestra ayuda. El propio sistema operativo se encarga de cerrar aquellas aplicaciones en segundo plano que llevamos un tiempo sin utilizar, con el objetivo de dar esa energía en otros procesos.

Por lo tanto, es mala idea cerrarlas, más bien, haremos un efecto contrario. Pues nuestro terminal al tener que abrir constantemente una app gastará mucha más energía. Entonces, conseguiremos que se desgaste aún más. Muchos usuarios dicen que cerrar apps tendrá un efecto positivo, pero se trata de una leyenda que más bien hará lo contrario. Al cerrarlas, el sistema tendrá que volver a abrirlas y, por lo tanto, estaremos forzando procesos innecesarios. En el caso de que el rendimiento de tu móvil fuese realmente mal, si sería el momento de cerrarlas por nuestra cuenta. Aunque solo se tendría que dar en este caso y no para ahorrar energía.

‘Espera a cargarlo a que alcance el 0%’

Desde hace años se lleva escuchando que los terminales nuevos deben agotarla para después llenarlo al completo, algo totalmente falso y que, además, puede dañar la batería del teléfono. Las baterías de litio de los smartphones se ven, por el contrario, muy afectadas cuando los niveles bajan del 20% y, por ello, es importante mantener esto en mente y llevarlo a la práctica.

Xiaomi carga rapida

Es la mejor medida para conseguir que nuestro smartphone nuevo nos dure varios años. Es decir, no hay que dejar que el terminal se descargue por completo la primera vez. De hecho, si quieres que tus celdas aguanten en el mejor estado posible, lo mejor es impedir que se descargue por debajo del 20% como os mencionábamos. Además, como también os decíamos antes, lo mejor es que carguemos siempre el terminal hasta el 80%. De esta manera, podremos conseguir que la batería del móvil dure más tiempo.

‘Se puede utilizar cualquier cargador’

No serán pocas las veces en las que un amigo, familiar o conocido te ha pedido tu cargador del móvil para su smartphone. Por mucho que te intenten vender que cualquier accesorio de carga sirve para tu dispositivo, deberás andarte con mucho ojo. Lo cierto, es que no todo cargador le irá bien a tu móvil.

Saber la compatibilidad de un cargador para el móvil

Especialmente aquellos accesorios que nos han salido ‘tirados’ de precio y que no son de marca. Además, hay que tener en cuenta que cada fabricante de smartphones usa una potencia y amperaje diferente para la carga rápida del modelo. Incluso, cada dispositivo es un mundo. Por lo tanto, será mejor que te olvides de esa idea, porque es un mito de la batería que sigue estando muy presente. Lo mejor en todo momento será utilizar el original del teléfono.

‘Solo puedes usar el cable original’

Cuando hablamos de cargador, nos referimos a ese accesorio que sirve para conectarlo al enchufe, mientras que el cable es -obviamente- el cable que une dicho cargador con nuestro teléfono móvil. Cuando hablamos de accesorios, lo ideal es que siempre usemos el original, sí, de eso no hay ningún tipo de duda. Pero nada más lejos de la realidad, podremos usar otro tipo de cables que nos permitan cargar nuestro teléfono móvil sin ningún tipo de problemas ni con temores a que se pueda dañar nuestro teléfono móvil o algo parecido.

Huelga decir en este punto que no todos los cables pueden servir para que nuestro smartphone realice una carga de manera correcta. Al igual que pasa con los cargadores, son muchos los cables de mala calidad que circulan por el mercado y que realmente pueden dañar la carga de nuestro teléfono, pero está en nosotros el hacernos con un cable de buena calidad y que sea fiable. Y sobre todo, en el caso de que nuestro teléfono tenga carga rápida, que usemos un cable que admita este tipo de carga y que sea compatible con el transformador correspondiente.

Cómo cargarlo bien

Más allá de los mitos para cargar el móvil por primera vez, queremos ofrecerte las buenas prácticas que debemos llevar a cabo con las celdas de nuestros nuevos smartphones. Los métodos que realmente conseguirán que nuestro móvil dure más tiempo como el primer día y la batería no se rompa, con los consejos básicos para cuidar el teléfono y extender su vida útil.

Tienes que saber que la primera carga del teléfono no es diferente al resto, y en todas ellas, hay que seguir en todo momento el sentido común y, sobre todo, estas indicaciones:

  • Utiliza el cargador original: una recomendación que debemos recordar siempre, aunque en alguna situación sea complicada de mantener. Sin embargo, la primera opción siempre será enchufar nuestro smartphone con el cargador original. No obstante, siempre podemos buscar una alternativa que no compremos en un bazar cualquiera y cuente con certificados de seguridad, aunque si el cargador de terceros que vayamos a comprar está homologado, será lo mejor para nuestro teléfono.
  • No exponer a altas temperaturas el smartphone: el calor es el gran enemigo de la tecnología y debemos protegerlo siempre. Más que nada, porque elementos tan básicos como la batería, acaban dañados en el caso de que el Sol haga contacto directo con nuestro teléfono móvil. De hecho no sólo ya la batería, sino el propio rendimiento del teléfono móvil puede fallar con el calor.
  • Tampoco al frío: todo lo contrario, también afectará a la batería del móvil y por eso, antes de ir a la nieve o hacer una visita a zonas gélidas, es mejor dejarlo a buen resguardo o protegerlo cerca de nuestro calor corporal en alguno de los bolsillos de nuestro cuerpo que no corran peligro de acabar mojados por el hielo. El problema aquí será que el agua pueda entrar en nuestro teléfono y lo dañe.
  • Déjalo tranquilo: Ya hemos dicho que no va a pasar nada porque uses el smartphone mientras lo cargas. No obstante, es cierto que si estás jugando mientras tienes el teléfono conectado a la corriente, pueden pasar dos cosas. Una es que el móvil se caliente más porque estamos haciendo que funcione a su máximo rendimiento mientras se le está introduciendo electricidad. La otra es que, este sobrecalentamiento afecte al rendimiento de la carga y no se llene de energía tan rápido como nos gustaría.
  • Mantenerlo actualizado: a través de parches de seguridad podemos obtener mejoras que protejan nuestro terminal de errores al enchufarlo a la corriente, por lo que siempre tendrás que tener al día tu teléfono móvil.
  • Revisar el cable y transformador: para no llevarnos una sorpresa, es importante echar un vistazo de vez en cuando al color del cable, las formas que puede adoptar o si deja ver parte del cobre interior. Lo mismo con el cabezal de carga, pues uno de estos problemas puede desembocar y afectar a la batería del móvil.
  • Usa un enchufe de pared: Puede parecer una tontería pero hay mucha gente que se ha acostumbrado a cargar el dispositivo usando otros dispositivos, como pueden ser un ordenador o una TV: Evidentemente, el voltaje que proporcionan estos equipos no es tan alto como el de un enchufe normal y corriente y no vas a aprovechar las virtudes que ofrezca el cargador original del móvil.

La carga optimizada

La carga optimizada es una característica presente en la mayoría de los teléfonos inteligentes modernos y que ha nacido al cobijo de los sistemas de carga rápida que permiten llenar de energía nuestro terminal en menos de una hora. Su función principal es la de proteger el estado de la batería a largo plazo, y se puede usar desde el momento en que cargamos nuestro Android o iPhone por primera vez.

Sobre el papel, ralentiza la carga de nuestros teléfonos cuando está conectados a la corriente y deja de cargarlos cuando han alcanzado el 100%, aunque el smartphone siga conectado al cargador. También puede retrasar la carga de nuestro móvil, más allá del 80 por ciento, cuando, usando la IA, predice que el dispositivo estará conectado a la alimentación durante un período prolongado de tiempo (como por la noche); de esta manera, el teléfono permanece el punto óptimo de carga durante el máximo tiempo posible.

En Android, puedes encontrar esta herramienta en esta ruta:

  1. Abre la app de Ajustes
  2. Desplázate hasta el menú de batería
  3. Selecciona Más Ajustes
  4. Activa el comando de Carga optimizada

Por el contrario, en iPhone, sigue estos pasos:

  1. Abre la app de Configuración
  2. Entra al menú de Batería
  3. Selecciona Estado de la batería
  4. Activa la opción de Carga de batería optimizada

¿Qué ocurre si no lo cargo correctamente?

Una de las dudas que nos pueden surgir al ver todas estas recomendaciones y las formas en las que tenemos que cargar correctamente nuestro móvil, es qué puede pasar si no sigo estas recomendaciones y directamente cargo mi teléfono móvil sin ningún tipo de cuidado. Y es que tu teléfono móvil puede correr peligro tanto de manera física de la propia batería como del rendimiento del mismo a largo plazo. De manera física, si es maltratada tu batería la misma podrá hincharse y acabar dañando otros componentes de nuestro teléfono móvil hasta el punto de poder dejarlo inservible; aunque esto no será una de las posibilidades mayor probabilidad, deberemos tener mucho cuidado con los ciclos de carga.

Lo que sí que puede acabar dañando a la larga nuestro teléfono móvil y su batería son los ciclos de carga y el maltrato al que podemos someter nuestro teléfono móvil si no seguimos las recomendaciones que os hemos explicado anteriormente tanto a nivel de tiempo de carga, como en cuanto a temperatura, cable y demás factores que, por supuesto, afectan a la carga. Por tanto, tendremos que tener en cuenta todos estos condicionantes para que finalmente la batería de nuestro teléfono móvil no acabe muy dañada y podamos tener un problema con la misma.

¿Si no lo cargo bien explota la batería?

Una de las preguntas más tremendistas que nos podemos hacer en el caso de que nos preocupe realizar una correcta carga en nuestro nuevo teléfono móvil es la de si la batería corre peligro a nivel físico, que la misma pueda llegar a explotar realmente si no la cargamos bien. Y esto a decir verdad no es del todo así, pero a grosso modo podríamos decir que el maltrato a la batería de nuestro teléfono móvil es uno de los condicionantes que puede acabar provocando que la misma pueda llevar a explotar o a hincharse, con las graves consecuencias que esto puede traer para nuestro teléfono móvil.

Sí que es cierto que para que esto llegue a ocurrir, no solo tendremos que dar un mal uso en cuanto a carga a la batería, sino que alguno de los componentes químicos de la misma llegue a alterarse y esto provoque que se vaya hinchando paulatinamente, por lo que será una de las cuestiones en las que tendremos que poner el foco; de igual manera no solo la carga afectará, también las condiciones ambientales harán su trabajo.

Como ya hemos comentado no debemos olvidar de que hablamos siempre de un caso extremo al que sería muy poco habitual que llegásemos, peor si es algo que nos preocupa mucho, la posibilidad está ahí, por lo que lo ideal será cuidar la batería desde el primer día.

¡Sé el primero en comentar!