¿Qué es lo más importante en la cámara del móvil?

Los teléfonos han pasado de estar destinados principalmente a hacer llamadas, a poder convertirse en la mejor cámara de fotos y de vídeo. Es por eso que estamos ante posiblemente el elemento que más miran los usuarios a la hora de comprar un móvil u otro. Si estás en ese momento, deberás tener muchos apartados en cuenta dentro de las cámaras, aunque algunos importan más que otros.

Para tratar de ayudarte con la elección, vamos a poner sobre la mesa todos esos elementos que juegan un valor fundamental en los resultados de las cámaras que después vamos a poder ver en la galería. Tenemos que tener muy presentes todas las situaciones, tanto los casos en los que la captura es de día, como de noche con una iluminación más pobre, además de otros muchos en los que la imagen no acompaña por varios motivos.

Desde los megapixeles hasta el procesado

Innegablemente, el valor que más se conoce en las cámaras está en los megapíxeles, que se corresponde con la cantidad de información que nos puede ofrecer la captura. Cuantos más megapíxeles, mayor detalle tendremos, por eso hemos llegado a ver cámaras de 108 Mpx. Sin embargo, no debemos olvidar que, por ejemplo, 12 Mpx equivalen a 120 millones de píxeles, por lo que el ojo humano no es capaz de distinguir entre tantos.

Por otro lado, debemos fijarnos determinante en otras cuestiones que ofrecen las lentes y el smartphone, como el tamaño del píxel, que juega un apartado fundamental en el resultado y además en el tamaño de los archivos. Junto a ello nos encontramos con la tecnología Pixel Binning, que cada vez más smartphones utilizan para conseguir luz suficiente y el mejor resultado en cada zona de la imagen.

Foto con Samsung Galaxy S22

Otro apartado a valorar es la apertura de la lente, que nos ofrece la capacidad de captar más o menos luz y aunque de día puede no haber mucha diferencia entre un smartphone y otro, al caer la noche sí que vemos un cambio notable. Por supuesto, no pasa desapercibido el enfoque, que tanto si se basa en algoritmos como si funcionan mediante láser, sin él no vamos a poder conseguir fotografías buenas, por mucho que el resto de elementos sean claves.

Finalmente, pero no menos importante, mencionamos el procesado de la imagen, donde entra en juego también la inteligencia artificial o el HDR. Apartados que se encuentran en el cerebro del smartphone y que transforman una instantánea regular, en una fotografía de película.

Conclusión: el conjunto importa, pero…

No hay un único elemento al que le podamos dar sí o sí mayor importancia que al resto, cada uno de ellos juega un aspecto fundamental para que después podamos publicar en Instagram imágenes de calidad y que sean la envidia de nuestros amigos. Si alguno de esos elementos es pésimo, el resultado no será tan bueno cómo nos gustaría o habrá caso en los que nos defraude.

Por todo ello debemos mirar cada una de las características y tecnologías que componen las lentes de los móviles, además de, por supuesto, la versatilidad, con las lentes secundarias en el móvil. Aunque si tenemos que quedarnos con un aspecto, debemos decir que sí, los megapixeles son ese punto diferencial, dado que, a cuantos más píxeles, el resultado de la tecnología Pixel Binning y la capacidad de captar información será superior.

¡Sé el primero en comentar!