Un iPhone 13 decepcionante, otro año más sin Touch ID

El iPhone 13 sin duda es uno de los móviles más esperados del momento, pero habrá que esperar hasta mediados del mes de septiembre para poder conocerle de manera oficial. Aunque cada vez hay menos entusiasmo a su alrededor, según vamos conociendo algunos aspectos. Como el relacionado con el Touch ID, que tampoco va a regresar con él.

Sin duda ha sido una de las mayores quejas por parte de los usuarios de iPhone, y más en tiempos de pandemia, la dificultar para utilizarlo con mascarilla, y todo ello por no tener un lector de huellas integrado en su pantalla.

El iPhone seguirá en sus 13

No nos podría venir mejor esta expresión, ya que estamos hablando de algo que desde luego desespera a algunos usuarios de Apple. La tozudez y parsimonia de la marca a la hora de acometer cambios de calado en sus dispositivos. Ya con la llegada del iPhone 12 muchos esperaron sin éxito ver a este modelo incorporar un lector de huellas integrado en la pantalla, un Touch ID, pero nada más lejos de la realidad. Por tanto ya muchos daban como algo asegurado que en esta nueva generación por fin apareciera esa característica, y por lo que conocemos ahora, tampoco será así.

Una vez más Mark Gurman ha hablado sobre el iPhone 13, siendo sin duda uno de los analistas más cercanos a Apple, hay que tomar muy en cuenta todo lo que dice. Y básicamente es todo un jarro de agua fría para los que esperaban ver el iPhone 13 con un lector de huellas bajo la pantalla. Porque asegura que esta nueva generación tampoco contará con él, y el único método biométrico que ofrecerá a los usuarios será el Face ID, que al menos este año no contará con un notch tan grande.

Sin solución a los problemas generados por la mascarilla

Y es que la mayoría de usuarios de iPhone esperaba con ganas que esta nueva generación por fin contara con un Touch ID integrado en la pantalla, como tienen tantísimos modelos de móviles Android, por una sencilla razón práctica. Y es que con una mascarilla puesta el lector de huellas es el mejor método biométrico posible.

En estos meses ha lanzado un parche para poder identificarse con el Apple Watch, pero evidentemente no todos los usuarios tienen acceso a uno de estos relojes. Una buena medida intermedia habría sido adoptar el Tocuh ID del iPad Air, que se ha integrado en el botón de encendido de esta. Pero imaginamos que para Apple es bastante difícil renunciar a su Face ID, una tecnología de la que está muy orgullosos pero que hoy en día está completamente desfasada en el plano práctico.