Crean el Xiaomi más bestia con 9.900 mAh de batería

Los móviles tienen cada vez mayores capacidades, desde un procesador mejor preparado, hasta cámaras que nos ofrecen los mejores resultados y por supuesto, una batería más grande. Sin embargo, esto no es suficiente para todo el mundo y un canal de YouTube ha decidido modificar un móvil de Xiaomi para multiplicar por tres la capacidad de las celdas.

No es la primera vez que una obra de ingeniería como tal se llega a hacer realidad, aunque no es algo que las marcas puedan ofrecernos por lo complicado que resulta ofrecer la seguridad que requiere una batería tan grande. En otras ocasiones este tipo de inventos no han terminado saliendo bien y por eso, es mejor dejarlo en manos de los expertos.

Un móvil pensado para jugar sin límites

La intención principal del canal de YouTube, que ha llevado a cabo esta serie de modificaciones, era contar en mano con un teléfono jamás fabricado que pudiese dar muchas horas de autonomía de juegos y que además diera un resultado mejorado. Esto, por tanto, requiere de un smartphone de alta gama, que tuviera un procesador lo suficiente capacitado como para mover todos los títulos que cuenta con gráficos de alto nivel. Eso los llevó a escoger el Xiaomi Mi 9 y su gran procesador de Qualcomm, el Snapdragon 855. Aunque también se ha tenido en cuenta para la elección el panel AMOLED con alta densidad de píxeles.

Ese chip unido al resto de claves del hardware y un software bien pulido, ha podido conseguir unos resultados inimaginables de otra manera. Para ello, tuvieron que hacer una serie de cambios complejos, poniendo 3 baterías en serie, 2 extras de 3.300 mAh que sumadas a la que no tenía se convierten en los 9.900 mAh que deseaban. Para ello, inevitablemente han tenido que adaptar el software, desbloqueando el gestor de arranque y conseguir que a pesar de ello el teléfono sea capaz de encenderse y funcionar como hasta el momento.

xiaomi mi 9 triple bateria

Pero el trabajo no se queda solamente en eso, sino que también era clave poder hacer overclock a la pantalla y los chips para sacar el máximo potencial de los mismos. Sin olvidarnos del complejo trabajo para conseguir que las tres baterías no sobrecalentaran con el resto de modificaciones del terminal, aunque dificultará el hecho de reemplazar las baterías del Xiaomi. Los expertos han acoplado un sistema de gestión térmica, para lo que además han retirado el módulo de cámaras que no les interesaba y han acoplado un disipador con ventilador de enfriamiento de 40 mm, con pasta térmica para favorecer a las bajas temperaturas. Eso no era suficiente, por lo que también añadieron botones para controlar la velocidad del ventilador según cada situación.

Una vez completado, evidentemente todo lo que se había añadido no encajaba en la carcasa trasera original del Mi 9 y se tuvo que diseñar una nueva con una impresora 3D. Todo esto dio como resultado un smartphone monstruoso que puede mover Genshin Impact a 50 fps, mientras que originalmente se situaba en 39 fotogramas. Lo que no se ha revelado es cuantas horas aguanta el teléfono moviendo juegos de alto nivel, teniendo en cuenta su bestial batería.