¿Es el Nothing Phone (1) un digno rival en España?

No cabe la menor duda de que el denominado Nothing Phone (1) ha sido uno de los lanzamientos de la gama media más esperados en el sector de la telefonía. La comunidad estaba ansiosa por conocer de primera mano este smartphone debido no solo a sus especificaciones, sino también por ese diseño rompedor que tanta expectación ha generado.

No obstante, ahora que su aterrizaje ya es oficial y son muchos los que han apostado sin dudar por él, es momento de ponerlo a prueba y comprobar si realmente es un digno candidato. El mercado está repleto de toda clase de alternativas y este dispositivo debe mostrar un aspecto diferencial que lo aleje del resto.

El Nothing Phone tiene de todo para triunfar

Antes de profundizar en el eje de la cuestión es importante conocer de antemano las características del Nothing Phone (1) de manera resumida, para así tener claro qué tipo de móvil tenemos enfrente.

En cuanto a la pantalla nos encontramos con lo habitual en esta gama, pues un panel AMOLED protagoniza la superficie con 120 Hz de tasa de refresco para otorgar una fluidez desmedida. Goza de compatibilidad con HDR10+ y cuenta con un brillo máximo de 1.200 nits para apreciar el contenido en todo momento sin importar el exceso de luz.

Como cerebro de operaciones integra un Snapdragon 778G+ que ha sido modificado especialmente para el Nothing Phone (1) y que presenta un equilibrio perfecto. De modo que está pensado para ejecutar aplicaciones de todo tipo sin importar la exigencia, así que no habrá problema en jugar a tus videojuegos con una calidad gráfica excelente. Por no hablar de que viene como mínimo con 8 GB de RAM para garantizar la multitarea.

Nothing Phone

La batería era un aspecto que ha generado controversia debido a las luces LED que incorpora en la parte trasera, pero lo cierto es que los 4.500 mAh de potencia aguanta el tipo de manera considerable. Hasta tal punto, que es capaz de llegar a las 20 horas con mucha facilidad e incluso con un uso intensivo sin parar supera las 5 horas. Esto unido a su carga rápida de 33W que permite alcanzar el 100% de energía en cuestión de unos 45 minutos hace que no tenga que envidiar nada a nadie.

El apartado fotográfico es sorprendente, ya que su sensor principal de 50 MP es exactamente el mismo que hemos visto en otros gama alta del mercado como el Xiaomi 12, el cual también dispone de un Sony IMX766. Este viene acompañado de una lente ultra gran angular de también 50 MP y en general cabe destacar que los resultados diurnos son espectaculares y representan los elementos con un buen nivel de detalle y prácticamente sin ruido. Una faceta que es difícil de encontrar en este rango de precios, ya que el Nothing Phone (1) cuesta 469 euros.

Aspectos diferenciales

Ahora que ya estas al tanto de las prestaciones generales de este curioso smartphone, es el momento de conocer sus dos propiedades más destacadas, como son su innovadora estética y su capa de personalización conocida como Nothing OS.

Lo que más llama la atención a simple vista es el diseño del Nothing Phone (1) y su parte trasera transparente. Es importante señalar que no se pueden apreciar los distintos componentes, sino una lámina con embellecedores que lo cubren casi todo. Además, su acabado recuerda al de un iPhone, dando a parecer que estamos ante un dispositivo premium. No hay que tener miedo por una posible rotura, pues emplea un cristal Gorilla Glass 5 para asegurar una resistencia fascinante.

LED Nothing Phone

Sin embargo, lo más importante es la introducción de luces LED en la parte de atrás y que sirven generalmente para enviar notificaciones. Estos se iluminarán de varias formas en función del tipo de notificación junto a un sonido y vibración personalizado. De esta forma se convierte en una experiencia única. Al cargar el teléfono también hay otra luz que se encarga de mostrar el nivel de batería. Una idea que marca la diferencia y llama mucho la atención por ser tan innovador, aunque no todo es lo que nos entre por los ojos.

En lo que al software se refiere, nos encontramos ante el surgimiento de una nueva capa como es Nothing OS. Un sistema que se podría decir que se trata de la más próxima al Android puro que utilizan los Google Pixel. Es una interfaz pensada para la accesibilidad y que cuenta con funciones extendidas como Material You para unificar los colores y el diseño de la pantalla de inicio e iconos. En este sentido, cabe destacar que la empresa promete tres años de actualizaciones de Android y cuatro de parches de seguridad.

¿Merece la pena?

Es hora de dictar sentencia tras lo expuesto con anterioridad. Si echamos un vistazo a las especificaciones del Nothing Phone (1) podremos percatarnos de que es el estándar habitual en la gama media. Esto quiere decir que no presenta grandes cambios respecto a otros móviles de su franja de precios.

Por ejemplo, el OPPO Reno 7 trae consigo una serie de características similares, como su procesador Snapdragon 778G, una batería de 4.500 mAh y una pantalla AMOLED. La diferencia es que la CPU es una versión mejorada y que la pantalla es mejor en cuanto a prestaciones, ya que ofrece 120 Hz y compatibilidad HDR10+. Por lo tanto, se encuentra algunos peldaños por encima, lo que se nota en el precio, por el hecho de que el terminal OPPO se sitúa en 350 euros, un terminal mucho más asequible.

Nothing Phone

Eso sí, hay casos como el Realme GT Neo 2 que muestran unos rasgos muy por encima de lo que hemos visto. Principalmente, porque también tiene un panel AMOLED con 120 HZ, pero en este caso hace gala de un procesador cercano a la última generación junto a una carga rápida de 65W y una batería de 5.000 mAh. Si bien es cierto que en términos fotográficos no hay color y es por ello por lo que el Nothing Phone (1) recibe un precio mayor frente a los 320 euros que cuesta este Realme.

Dicho esto, queda claro que existen alternativas más económicas y con unas especificaciones algo por encima, pero hay que tener en cuenta esto último que hemos mencionado. La cámara de este smartphone va más allá de lo que puedes encontrar por este precio debido a que equipa un sensor digno de la gama alta y esto lo acaba convirtiendo en una propuesta distinta donde no solo destaca la potencia de su procesador y batería.

El Nothing Phone (1) es una opción buena si quieres tener un móvil de calidad. Potencia, autonomía, pantalla, software, cámara, diseño… todo encaja de forma idónea para obtener un equilibrio óptimo, arriesgándote ante posibles sorpresas, ya que es una marca que acaba de nacer.

Aunque toda pinta muy bien y sin duda alguna se puede tratar del móvil más innovador de los últimos tiempos, aún queda por conocer la política de garantías, la evolución de los múltiples fallos que ya se ha conocido del smartphone y la devaluación, por lo tanto, de este terminal. Quizás de aquí a unos meses, todo termina resultando ser humo. Por eso, recomendamos esperar a conocer la evolución en el mercado, por si el príncipe termina convirtiéndose en rana. A nuestro alcance hay, por un precio menor, opciones mucho más seguras y menos arriesgadas.

¡Sé el primero en comentar!