Duelo en la gama media ¿Redmi Note 10S o Motorola Moto G30?

La gama media nos sigue brindando teléfonos de primer nivel, con características que normalmente en otros terminales serían difíciles de encontrar si no hubiera un gran desembolso de dinero por delante. Dos buenos ejemplos son los móviles que comparamos hoy, los Redmi Note 10S y el Motorola Moto G30, terminales similares por un precio ligeramente diferente.

SI estás buscando hacerte con un teléfono de gama media al que no le falta de nada, desde luego uno de estos dos modelos debe ser tu principal candidato. Algo que vas a poder comprobar ahora, al comparar sus características frente a frente, dos excelentes móviles que solo serán el mejor para tí si se adaptan a tus necesidades.

Pantalla y dimensiones

Estamos ante dos teléfonos con un tamaño de pantalla similar, aunque con diferencias en su tecnología y resolución. Ya que mientras el Motorola cuenta con una pantalla LCD, con 6.5 pulgadas, resolución HD+ y 90Hz de tasa de refresco, el Redmi nos ofrece una AMOLED, de 6.43 pulgadas y más resolución, Full HD+, así como una cámara de fotos perforada. Así que son pantallas muy distintas, pero que curiosamente destacan por distintas razones.

Redmi Note 10S

Ambas además tienen una relación de aspecto de 20:9 ultra ancha, por lo que es perfecta para poder ver contenidos de vídeo panorámico. Respecto de las dimensiones, el Redmi es más compacto, con un tamaño de 160.5 x 74.5 x 8.3 mm, mientras que Moto mide 165.2 x 75.7 x 9.1 mm. Dos teléfonos que nos ofrecen un peso muy diferente, siendo más ligero también el Redmi, con 178.8 gramos, mientras que Motorola pesa 200 gramos. Por tanto estamos ante dos teléfonos que no solo tienen diferencias técnicas importantes en su interior, sino que por fuera ofrecen conceptos diferentes, y sobre todo un peso en la mano muy diferente a pesar de que cuentan con algunos componentes clave que influyen en el peso prácticamente iguales.

Moto G30 rosa

Rendimiento

Estamos ante dos móviles de gama media con distintos procesadores, y por tanto nos ofrecen una manera diferente de gestionar las tareas. El Redmi destaca por un procesador Helio G95, que es uno de los más potentes de la gama media, siendo de 12nm, con GPU Mali-G76 MC4 y con resultados en AnTuTu de más de 320.000 puntos.

Moto G30

Por su parte el Motorola cuenta con un Snadpragon 662 con una GPU Adreno 610, que aunque ha demostrado sobradamente ser un procesador solvente, nos ofrece un resultado en AnTuTu más modesto, y que se queda en 170.000 , por lo que es menos potente. La memoria RAM y almacenamiento del Redmi es de 6GB y 64GB, mientras que en el Moto G30 es de 4GB de RAM y 128GB de almacenamiento interno, en ambos casos ampliable mediante tarjetas microSD.

Cámaras de fotos

Dos teléfonos que en el apartado fotográfico nos ofrecen prácticamente lo mismo. Porque ambos teléfonos cuentan con sensor principal de 64 megapíxeles, así como con un ultra gran angular de 8 megapíxeles, un macro de 2 megapíxeles y otro de profundidad de 2 megapíxeles.

Redmi Note 10s

La única diferencia entre ambas es que la apertura del sensor principal en el Xiaomi es de f/1.8 y en el Moto de f/1.7. Delante ambos móviles tienen una cámara de fotos de 13 megapíxeles. En el caso del Xiaomi puede grabar vídeo con calidad máxima 4K, mientras que el Motorola lo hace en Full HD. Delante la grabación de vídeo de ambas es Full HD.

Moto G30 trasera

Batería, conectividad y software

En este apartado ambos teléfonos ofrecen la misma capacidad, de 5000mAh, aunque no la misma carga rápida, que es más potente en el Redmi, siendo de 33W, mientras que en el Motorola se queda en unos tradicionales 20W. Respecto de la conectividad, ambos ofrecen Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, por lo que pueden conectarse a redes Wifi 5G. También cuentan con Bluetooth 5.1, así como NFC para poder hacer pagos en establecimientos, un conector USB tipo C, así como Radio FM.

Redmi Note 10s colores

El Redmi además, como es habitual, nos ofrece un puerto infrarrojo para controlar dispositivos como un mando a distancia. Respecto del software, los dos cuentan con Android 11, uno de ellos, el Redmi, con MIUI 12.5, mientras que el Motorola cuenta con su UX con un aspecto muy similar a Android stock, siendo una de las capas menos invasivas en este caso. Esto es algo muy personal, ya que por un lado la capa de Xiaomi cuenta con una gran popularidad y tradición en el mercado, siendo de las mejores que existen en la actualidad. Y por otro lado la de Motorola ofrece algo que gusta a muchos usuarios, como es la sencillez visual y su cercanía al Android más puro.

Moto g30

Precio y conclusión

Estamos ante dos teléfonos con muchos aspectos diferentes, pero que se mueven en precios también diferentes dentro de la gama media. Esto de entrada ya nos debe obligar a pensar en ellos de una manera diferente y verlos desde un prisma distinto.  Porque mientras el Motorola tiene un precio ahora de 165 euros, el Redmi Note 10S tiene un precio de 229 euros, por lo que la diferencia es notable, a pesar de ser dos móviles de gama media. Entre los puntos a favor del Motorola, encontramos una pantalla que es de 90Hz, algo que hoy en día es tendencia, así como el doble de almacenamiento disponible. Y aunque no destaque en otros aspectos, como la cámara o la batería, la realidad es que no cuenta con peores características en este aspecto, por lo que no tiene nada que envidiar.

Por su parte el Redmi Note 10S nos ofrece otras características más solventes, como su pantalla AMOLED, de mayor resolución Full HD+. Además su procesador es más rápido y potente, y cuenta con más memoria RAM. En cuanto a la batería, esta se carga más rápido, lo que es un punto a su favor. Y además para favorecer el aspecto estético, el lector de huellas lo tiene integrado en el botón lateral de encendido. Por tanto podemos recomendarte el Motorola si buscas hacer una menor inversión, y contar con características Top como la pantalla de 90Hz, disfrutando igualmente de una gran cámara de fotos. Mientras que si buscas un móvil mejor en todos los aspectos lo mejor es hacerse con el Redmi, que destaca en muchos más apartados, y que no es mucho más caro, superando por poco los 200 euros.