EIS vs OIS, las claves de la estabilización de la cámara de tu móvil

Móviles

Conseguir las mejores fotos con los dispositivos móviles cada vez es mucho más fácil, sobre todo gracias a las diferentes tecnologías que han ido desarrollando a lo largo de los años, como es el caso de la estabilización de imagen. Y es que, muchos usuarios, solo se fijan en las especificaciones de la cámara de los móviles a la hora de elegir un terminal.

Y no cabe la menor duda de que este es uno de esos componentes que influye en gran medida en la calidad de imagen que podemos conseguir con una cámara de un móvil. Aunque existen otros factores relevantes como los tipos de lentes que pueden tener, la apertura o el procesado de la propia foto, esta tecnología tiene un importante peso. Por ello, os explicaremos en qué influye exactamente y todos los tipos que podemos encontrar a día de hoy en los terminales.

El estabilizador de imagen para las fotos

Su propio nombre indica la función principal que debe cumplir esta tecnología, se encarga de estabilizar todas las fotografías que sacamos con nuestro dispositivo móvil. Básicamente, es el encargado de reducir todas las posibles vibraciones que se pueden dar a la hora de sacar una imagen a través de un sensor, en este caso con el de los terminales. Y todo, con el objetivo de poder eliminar cualquier tipo de movimiento que no es deseado y que puede provocar que las fotografías tomas aparezcan borradas o vídeos que tienen movimientos extraños.

samsung haciendo fotos

Ventajas de cada sistema de estabilización

En la actualidad podemos encontrar diferentes tipos, desde los sistemas de estabilización electrónicos hasta los ópticos. Además, la combinación de ambos dio lugar a los híbridos. Aunque, el último en aparecer en escena ha sido estabilizador por IA.

El primero de los que hemos mencionado suele venir integrado en la mayor parte de los terminales que encontramos en la actualidad.  Además, su funcionamiento pretende imitar al del OIS, pero sin contar con hardware. Y es que, esta tecnología, usa el acelerómetro del móvil para detectar pequeños movimientos y la superficie que se capture se reduce ligeramente dando un efecto de zoom. Y en los vídeos, consigue encontrar un punto de contraste alto para que esta sea más efectiva.

Pero, no está libre de errores, puesto que puede causar diferentes efectos negativos como la distorsión de la imagen. Además, cuando tengamos esto activado en nuestro terminal, aparecerán unos bordes en la imagen del sensor con los que no se verá la imagen al completo y, por tanto, quedará recortada. Dando lugar también a una menor resolución y claridad de imagen.

estabilizacion de la camara

El segundo tipo también posee diferentes ventajas que lo convierten en el más efectivo ya que cumple de manera notable su función. Además, al tratarse de una solución de hardware, se elimina por completo la necesidad de tener que recortar la escena a la hora de capturar vídeo, como sucede en los EIS. No obstante, estos sistemas son componentes que cuestan un coste extra en la fabricación de dichos dispositivos, por lo que es habitual encontrarlo en móviles de gama alta.

Después, nos topamos con la tecnología híbrida, la cual nos ofrecerá poder capturar imágenes nocturnas con una muy buena calidad, al combinar todas las bondades de las dos tecnologías anteriormente mencionadas. Y, por último, la ayuda de IA en la estabilización, la cual consigue una mejor imagen sin deformaciones al acompañar a la óptica.

Las tecnologías de cámara que existen

A día de hoy, por suerte, existen diferentes tipos de estos sistemas en los dispositivos móviles, aunque las primeros en beneficiarse de esta tecnología fueron las cámaras de fotos. Pero, gracias a los diferentes avances que se han ido sucediendo con el paso de los años, se ha podido introducir en las cámaras de los móviles. Sin embargo, hay algunos tipos que nos ofrecerán una mayor precisión, que dará lugar a unos resultados más satisfactorios para los usuarios.

EIS encedido o apagado

Aunque, hay que dejar claro que esta característica funcionalidad que tienen una gran parte de smartphone a día de hoy, se suele aplicar en mayor parte a la grabación de vídeo y de una forma minoritaria en la toma de fotografías. Ya que, en el segundo caso, se usa principalmente cuando se intenta conseguir capturas con escasa iluminación natural o artificial, por lo que es necesaria una mejor exposición. Por eso, vamos a conocer cada una de las diferentes tecnologías posibles.

EIS

Unos de los tipos que podemos encontrarnos de forma más habituales en los dispositivos móviles de Android es el llamado EIS, que pretende hacer las mismas funciones de OIS, pero sin contar con hardware. Además, cómo os hemos comentado anteriormente, esta tecnología utilizar el acelerómetro de nuestro terminal con el fin de detectar los posibles movimientos imprevistos que se pueden dar, por mínimo que sea. Por lo que, el software, será el encargado de interpretar dichos movimientos y alinear cada cuadro de la imagen.

OIS

La tecnología óptica para la imagen, también conocida como OIS, es una solución de hardware que, en vez de usar el acelerómetro del móvil como en el anterior tipo, funciona gracias al giroscopio de sistema microelectromecánico (MEMS). Así mismo, también de detecta los movimientos para poder ajustar la cámara del móvil a su medida justa. Por lo que, si estamos sujetando el Smartphone y decidimos moverlo hacia cualquier lado, esta tecnología lo detectará y desplazará la cámara hacia ese lado con el fin de estabilizar dicha captura.

estabilizador de imagen optico

Una tecnología híbrida

Los sistemas híbridos, o HIS, comenzaron a implementar para poder combinar lo mejor de los OIS y EIS para poder ofrecer una mejor estabilización de imagen a la hora de tomar una fotografía. Y es que, como su propio nombre indica, este tipo consigue combinar las propiedades de las otras dos, lo que ha provocado que cada vez más fabricantes de smartphones opten por ella para implementarla en las cámaras de sus dispositivos móviles.

Estabilización por IA

La Inteligencia Artificial ha sido el último fenómeno de la telefonía móvil que se ha implementado en las cámaras de los terminales. Aunque su uso es básicamente para ayudar a las otras tecnologías. Además, es importante conocer que se usa la inteligencia artificial para que la cámara pueda tomar diferentes fotos o grabe videos con mayor exposición, especialmente, en condiciones de poca luz. Al mismo tiempo, pueda dar como resultado una imagen más nítida y con mejores detalles sin ningún tipo de efecto borroso.

¿Qué estabilizador de imagen es mejor?

Gracias al nivel de desarrollo que han tenido estas tecnologías a la hora de poder conseguir una mejor toma de imágenes con nuestros terminales. Por lo que, se ha complicado mucho más el poder elegir entre alguno de estos tipos. Sin embargo, al ver cada detalle, pro o contra que nos ofrecen estos tipos, podemos ver que la óptima es mejor que la electrónica, ya que podemos conseguir unos mejores resultados al sacar fotos.

Aunque, es totalmente cierto que lo ideal es contar con una estabilización de imagen siempre, sea cual sea la tecnología de la que disponga la cámara de nuestro terminal. Pero, si hay que elegir, sería que hemos mencionado anteriormente. Ya que, por mucho que la híbrida consigue combinar las dos anteriores, sigue sin ser superior al resto. Incluso, a pesar de las diferentes ventajas que nos ofrece en la actualidad.

Escrito por Daniel Caballero