Diferencias entre un sensor macro y la microlente del OPPO Find X3

Móviles

Casi no hay tiempo para asimilar alguna gran novedad en la industria de la telefonía móvil. Las innovaciones se suceden de forma continua y la batalla que mantienen muchos fabricantes Android, hacen que todos quieran ofrecer lo último antes que sus rivales. Uno de los atributos más sorprendentes que hemos visto recientemente es la nueva “microlente” del nuevo OPPO Find X3 Pro.

Tal y como hemos visto en varias ocasiones, los diferentes sensores que integran los móviles nacen para llevar a cabo tareas muy especificas. De esta forma podemos encontrar sensores gran angular, ultra gran angular, teleobjetivo y los famosos macro. No obstante, OPPO quiere mostrarnos que lo más interesante a fotografiar, puede estar precisamente en aquello que no vemos. Hemos estados viendo cómo los teleobjetivos, nos han acercado lo lejano con capacidades de zoom óptico nunca vistas en la industria de la telefonía móvil. La duda ahora es saber si la veda abierta por OPPO será el camino a seguir por otros fabricantes.

Lente macro y microlente

La lente macro que todos conocemos y que generalmente es de 2 o 5 megapixels, permite fotografiar objetos pequeños u otros grandes, desde una distancia muy cercana a la lente. Por lo general, son dos centímetros el límite para que la lente pueda enfocar correctamente. No obstante, la nueva microlente que estrena el nuevo buque insignia de OPPO, va más allá, ya que ofrece una mirada más cercana aún.

El límite de las lentes macro tradicionales comienza cuando el aumento empieza a ser inestable y la imagen resulta extremadamente granulada. Esta nueva microlente que tiene una apertura f/3.0 a diferencia de la tradicional f/2.0/2.4, que funciona como un microscopio real, y permite lograr un aumento de 60X hacia lo microscópico. Otra de las grandes diferencias, es que a esta distancia y con el aumento al máximo, puede capturar vídeos de lo más pequeño en resolución FullHD.

microlente find x3 pro

El resultado es que se logran resultados más sorprendentes en la captura de imágenes cercanas, y hemos visto ya varios ejemplos al respecto. Además, otra de sus diferencias es que la lente del dispositivo puede estar prácticamente pegada o pegado al objeto a capturar. En este caso, el usuario deberá activar este modo desde las opciones de la cámara, para que el terminal pueda saber si el objetivo es realmente disparar con este modo o no. Los resultados pueden ser tan infinitos como la imaginación, ya que veremos fotos de microfibras de foto tipo, incluso células, líquidos o mucho más, como nunca antes se había visto en un smartphone.

Escrito por David Girao