Comparativa entre el Xiaomi Redmi Note 9 y el Samsung Galaxy A51

Comparativa

Samsung creó la familia Galaxy A como muro de contención contra los rivales chinos como Xiaomi. De esta forma, la compañía coreana tiene más armas para poder cubrir los diferentes espectros de prestaciones/precio y que el usuario siempre tenga una opción en la firma coreana, sea cual sea sus exigencias. Uno de los terminales más vendidos de esta familia es el Galaxy A51, que ahora hemos querido enfrentar con el Xiaomi Redmi Note 9.

Aunque los miembros de la familia Galaxy A no llegan a las bajas cotas de precio que ha alcanzado Xiaomi, Samsung sigue aprovechándose de sus galones y experiencia para convencer a muchos usuarios que siempre son la mejor opción frente a un terminal menos conocido y algo más barato. De esta forma, la batalla siempre está servida, al menos mientras Xiaomi sigue afianzando sus raíces en los usuarios europeos.

Pantalla y dimensiones

Si echamos un vistazo a las pantallas de ambos dispositivos, vemos que los dos están en la frontera de las 6.5 pulgadas, llegando el Redmi Note 9 a las 6.53 pulgadas. La tecnología de pantalla en el dispositivo de Xiaomi es IPS LCD, mientras que el A51 luce un panel Super AMOLED. Los dos cuentan con resolución FullHD+ pero la relación de aspecto es muy diferente. Mientras que el Xiaomi tiene un ratio de 19.5:9, el Galaxy A51 tiene un formato algo más panorámico con sus 20:9.

Samsung Galaxy A51

Ambos dispositivos están protegidos por Gorilla Glass, pero el Note 9 cuenta con la versión 5 mientras que el terminal de Samsung integra Gorilla Glass 3. En cuanto al grosor y el peso, Samsung se lleva la palma al pesar solo 172 gramos y contar con 7.9 milímetros de grosor. El terminal de Xiaomi, sacrifica este apartado estético probablemente en post de una mayor batería, como veremos más adelante, ya que alcanza los 199 gramos de peso y los 8.9 milímetros de grosor.

Procesador y memoria

Debajo del capó encontramos procesadores muy diferentes, ya que el Redmi Note 9 apuesta por el MediaTek Helio G85 de 12nm, frente al Exynos 9611 de 10 nm del A51. El Redmi Note 9 puede ir acompañado de 3 o 4 GB de RAM y 64 o 128 GB de almacenamiento, mientras que el Galaxy A51 vende en España una única variante con 4GB de RAM y 128 GB de almacenamiento. En términos de rendimiento y teniendo en cuenta el programa de rendimiento más conocido como es AnTuTu, vemos que el Redmi Note 9 con su MediaTek supera los 200.000 puntos mientras que el Galaxy A51 rozar los 180.000 puntos.

mediatek chip

Cuatro cámaras traseras en los dos

Cuando damos la vuelta a ambos dispositivos, encontramos cuatro lentes en cada modelo. El Xiaomi Redmi Note 9 cuenta con un sensor principal de 48 megapixels, un gran angular de 8 megapixels y sensores macro y de profundidad de 2 megapixels. El sensor selfie alojado en el agujero de la pantalla, alcanza los 13 megapixels. A nivel técnico Samsung supera estos números, igualando el sensor principal de 48 megapixels, pero con sensor gran angular de 12 megapixels y sensores macro y de profundidad de 5 megapixels. Además, la cámara selfie también es superior alcanzando los 32 megapixels.

redmi note 9 camaras

Hay una diferencia a tener en cuenta y que gustará saber a los amantes del vídeo, y es que el Redmi Note 9 puede grabar a un máximo de 1080p a 30fps, mientras que el Galaxy A51 admite grabación en 4K a 30fps, y 1080p a 30 o incluso 120 fps.

Conexiones y batería

En el apartado de las conexiones, los dos mantienen el valorado jack de 3.5mm para auriculares y disponen de Bluetooth 5, NFC y USB-C. El sensor de huella es más avanzado en el dispositivo de Samsung al estar integrado bajo su pantalla, mientras que en el Xiaomi lo encontramos en la parte trasera. En cuanto a la batería, el Xiaomi Redmi Note 9 saca pecho alcanzando los 5.020 mAh con carga rápida de 18W, mientras que el Galaxy A51 cuenta con una batería de 4.000 mAh y carga rápida de 15W.

colores

Diferencias de precio

Llego el momento de ver los precios, hay que destacar que en Amazon encontramos ahora mismo un Note 9 por unos 173 euros, mientras que el Galaxy A51 ronda los 247 euros. Ambos terminales han reducido su precio desde que fuesen lanzados al mercado. Esta diferencia de 74 euros puede ser clave para los que buscan el ahorro máximo, pero quizá pueda compensar a los que busquen un plus más de tecnología con las prestaciones más destacadas que hemos visto en el terminal de Samsung.

Escrito por David Girao