Todos estamos deseando que el 2020 acaba de una vez por todas y el 2021 nos traiga como regalo de Reyes una vacuna contra la Covid-19 que nos impida recuperar nuestra vida normal. Uno de los segmentos que más está ansiando regresar a nuestro ritmo habitual es el de la telefonía móvil, el cual sigue notando grandes caídas en las ventas en el último trimestre del año.

La pandemia siguió afectando a la industria mundial de la telefonía móvil quien en los últimos meses ha sufrido una disminución del 20,4% en el segundo trimestre de 2020, respecto a las mismas fechas del año anterior. Esta es la media de todos los fabricantes, entre los que se encuentran Samsung y Xiaomi como los más afectados y Huawei y apple como los que más resisten el envite de la enfermedad.

Los confinamientos, las restricciones al acceso a centros comerciales y las recomendaciones de interactuar menos está provocando que las ventas de smartphones se hayan resentido sobremanera, al igual que sucede con otros mercados. Al menos queda la esperanza de que la mejor situación en China hizo que la demanda se recuperara trimestre tras trimestre.

ventas móviles

 Las restricciones en los viajes, los cierres minoristas y un gasto más prudente en productos no esenciales durante la pandemia llevaron a la segunda disminución trimestral consecutiva en las ventas de teléfonos inteligentes este año.

Mal trimestre para Samsung y Xiaomi

Entre los cinco principales proveedores de teléfonos, Samsung experimentó la mayor caída en las ventas, seguida de Xiaomi. El vendedor coreano vendió casi 55 millones de teléfonos inteligentes en el segundo trimestre de 2020, una disminución del 27,1% interanual respecto al mismo ejercicio del año anterior. Aún con esas, el fabricante sigue manteniéndose como la compañía con mayor cuota de mercado en lo que llevamos d año, con un 18,6%.

A nivel de ventas le sigue Xiaomi, con una cuota de mercado del 8,9%, pero que ha sfirdo un descenso de unidades colocadas del 21,5% respecto al mismo trimestre de 2019.

Apple aguanta

Logo de Apple en la fachada de una de sus tiendas

Las ventas de teléfonos de Apple se mantuvieron casi sin cambios año tras año, demostrando que quien compra productos de la marca es fiel y cuenta con un remanente de dinero suficiente como para soportar pandemia y otras catástrofes

Aunque Huawei también disminuyó en las ventas de teléfonos inteligentes año tras año, experimentó un crecimiento del 27,4%, trimestre a trimestre, lo que le lleva a acercarse a Samsung en cuanto a cuota de mercado. Respecto al mismo periodo del año anterior, la marca pierde un 6,1% de ventas.