El iPhone 11 Pro Max es mantequilla comparado con el Samsung Galaxy Note 20 Ultra

Apple

El Samsung Galaxy Note 20 Ultra ha llegado con muchas tecnologías punteras, pero también para erradicar la etiqueta de que cuanto más caro, más frágil. El terminal ha demostrado ser muy resistente y ahora lo vuelve a demostrar, haciendo que a su lado, el iPhone 11 Pro Max parezca demasiado frágil.

Nadie quiere que su nuevo y flamante terminal se caiga al suelo. Pero por desgracia suele ocurrir cuando menos lo esperamos y a veces antes de tener la funda adecuada o el protector de pantalla. Ahora, el nuevo Note 20 Ultra ha sido sometido a duras pruebas de caídas y comparado además con el iPhone 11 Pro Max. Lo que se pone de manifiesto es que el terminal de Samsung ha sido solidamente construido.

iphone 11 pro max roto

Resistencia a las caídas

Las pruebas han sido llevadas a cabo por el canal de Youtube PhoneBuff, expertos en este tipo de pruebas. En la primera de ellas, tanto el Galaxy Note 20 Ultra como el iPhone 11 Pro Max, se dejaron caer de espaldas. Ambos sufrieron daños visibles en la parte trasera de sus cristales, pero el iPhone 11 Pro Max sufre daños en toda su superficie mientras que el Note 20 Ultra solo tiene daños apreciables en una esquina.

Recordemos que los dos equipos cuentan con Gorilla Glass como protección principal, pero el Note 20 Ultra presume de Gorilla Glass Victus, que se anuncia como el más resistente del mercado. Apple no hace referencia al tipo de Gorilla Glass que integran sus iPhone. Las diferencias entre la resistencia de ambos terminales se acentúan más e las siguientes caídas.

La siguiente caída tiene lugar haciendo que el golpe sea en las esquinas. Son caídas peligrosas ya que suelen concentrar todo el impacto en el chasis del terminal y debilitar mucho su estructura. En este caso, el Note 20 Ultra sufre algo más de daño que el iPhone 11 Pro Max, pero los dos se mantiene intactos en su funcionamiento tras esta prueba. Sin embargo es en la tercera ronda donde el Note 20 Ultra saca pecho al caer boca abajo. El terminal de Samsung solo muestra pequeños arañazos mientras que el panel del iPhone se agrietó tras el golpe.

Un claro vencedor

Al dejarse caer 10 veces desde una altura de más de 1.5 metros, el Note 20 Ultra sale ileso de las 10 caídas, mientras que el iPhone 11 Pro Max acaba hecho añicos y suplicando el fin de la tortura, con trozos de vidrio desprendidos y perdiendo incluso la función de cámara, aunque conservando sus funciones táctiles. La diferencia por tanto es abismal y Samsung vuelve a poner de manifiesto que su Note 20 es uno de los móviles de gama alta más resistentes del mercado.

Escrito por David Girao

Fuente > PhoneBuff