Controla tu Sony Xperia más cómodamente con el «Manejo a una Mano»

Sony

Poder manejar un móvil con una mano y con total comodidad es algo que se remonta a tiempos remotos. A medida que las pantallas han ido creciendo, el manejo a una mano ha hecho más complicado poder acceder a determinados menús, de una esquina a otra de la pantalla, o escribir más cómodamente sin necesidad de usar las dos manos. Por suerte, fabricantes como Sony incluyen la solución en los propios ajustes de pantalla.

Cada fabricante cuenta con un formato de pantalla favorito. Esto puede ayudar más o menos al manejo a una sola mano, pero teniendo en cuenta que las 6 pulgadas es un estándar y que casi todos los nuevos móviles parten de esa frontera, el manejo a una mano se hace complicado, y más en personas con la palma pequeña. Es por eso que hay que buscar soluciones ingeniosas y alternativas que mejoren la experiencia.

Activa el manejo a una mano en Sony

Además del tamaño de pantalla, los fabricantes apuestan por diversos ratios, como es el caso de Sony, que en sus últimos terminales ha apostado por el formato panorámico 21:9. Según la compañía japonesa es el mejor para consumir contenidos multimedia o jugar, pero vuelve a ser un formato que en el manejo a una mano, pese a ser una pantalla más estrecha, es más alta y cuesta acceder con una mano a las partes superiores o inferiores de la misma.

Por eso mismo, en los momentos en que no podamos, o simplemente queramos manejar con comodidad nuestro Sony Xperia con una sola mano, lo ideal es activar el modo dedicado. Con este modo podremos ajustar el tamaño de la pantalla para poder escribir más fácilmente con una mano o llegar a determinadas funciones. Para activarlo es tan sencillo como acudir a la siguiente ruta:

Ajustes/Pantalla/Avanzada/Modo a una Mano/Activar

sony manejo a una mano

Reducir la pantalla

Una vez hecho, veremos cómo la pantalla se reduce automáticamente. Ahora tendremos algunas opciones a nuestro alcance. Si queremos reducir la pantalla tendremos que pulsar dos veces sobre el botón de inicio. Así mismo, para salir del Modo a una mano podremos pulsar el botón de inicio dos veces de nuevo, o pulsar sobre un área vacía de la pantalla.

Ajustar su posición

Del mismo modo, podremos ajustar la posición de la pantalla para situarla a nuestro gusto donde más nos convenga. Para mover la pantalla tendremos que pulsar sobre los iconos de derecha o izquierda según corresponda. De igual forma, podremos mover la pantalla hacia arriba o hacia abajo, arrastrando las bandas horizontales situadas en el borde de la pantalla redimensionada.

Cambiar el tamaño

Por último, podremos modificar el tamaño de la pantalla arrastrando los iconos de tamaño de pantalla, que están situados en el borde de la pantalla redimensionada. También existe un truco menos conocido para reducir la pantalla, usando el menú del sensor lateral.

Escrito por David Girao