Saca partido al modo profesional y la configuración en la cámara del móvil

Móviles

La importancia de las cámaras en los móviles cada vez es mayor, así como sus posibilidades y opciones. Si queremos conseguir resultados que realmente sean de película, tenemos que conocer el modo profesional de la cámara que se incluye en los móviles, además de sus opciones extras que nos permitirán aprovechar fácilmente el software como recurso.

Aunque no seamos expertos en fotografía, vamos a poder recurrir a todos los aspectos de la cámara de los móviles para mejorar los resultados. Te sorprenderá conocer cómo es posible mejorar las fotos cuando sabemos exactamente lo que necesitamos, algo que ya pudimos comenzar a ver con los consejos para conseguir las mejores fotos de paisajes con el móvil. Te explicamos paso a paso para que consiste cada una de las funciones y las recomendaciones a seguir.

Cómo usar el modo profesional en tu móvil

Para comenzar a aprovechar el modo profesional de la cámara de nuestro móvil tenemos que encontrarlo, un modo de cámara que es de fácil acceso en todos lso móvil y el cual cambiará por completo lo que entendemos como fotos con el móvil. Únicamente tenemos que deslizarnos por las opciones que encontramos en la parte inferior de la apps de cámara.

modo profesional movil

Una vez hemos llegado a este apartado veremos cómo nos encontramos con diferentes parámetros y opciones que en el resto de modos no disponemos. Estas serán las opciones que modificaremos a nuestro gusto, preferencia o necesidad para conseguir las mejores fotos.

Controla el ISO

Comenzamos controlando la sensibilidad ISO, un elemento indispensable a la hora de realizar una fotografía que en otros modos se adapta de forma automática. Al controlarlo a través de las opciones del modo profesional, vamos a poder establecer un nivel apropiado para cada situación. Al moverlo, estaremos modificando la cantidad de luz que es capaz de captar el sensor de nuestro móvil y por lo tanto hacer que la imagen cambie radicalmente.

Cuando aumentamos el ISO estamos provocando que aparezca ruido en la imagen y mientras que si lo bajamos demasiado, haremos que la imagen pierda detalle. Dadas estas circunstancias, tendremos que adaptarlo dependiendo del momento y el lugar. No es lo mismo hacer una foto en un espacio cerrado a hacerlo a pleno sol en la calle. Podemos variarlo entre 100 como el mínimo y un maximo de 3.200. Según lo utilziamos mas amneudo podrmoes ir cogienod soltura paar eocntrar rapidamente para cada situación el ISO necesario, aunque al principio probar y equivocarnos será muy común.

Balance de blancos

Para adaptar la temperatura de color a las necesidades cada momento recurrimos al balance de blancos, un acceso que entramos en el modo de cámar profesional y nos permite escoger la tonalidad deseada para nuestra foto. Este modo puede sernos de gran ayuda cuando nos disponemos a hacer una foto a plena luz del sol o por el contrario ante luces artificiales, donde el resultado será muy diferente y con este control intentaremos que sea lo más fiel al a realidad posible.

Este ajuste se mide en grados Kelvin y podremos variarlo entre los 2.300 y los 7.500 grados Kelvin, aunque los extremos no resultan una opción, si lo pruebas por ti mismo lo comprobarás. Tenemos que ser cuidadoso con este ajuste dado que una fotografía puede dejar de resultar buena si en la temperatura de color hacemos una mala selección. Un apartado muy importante en el color es el tipo de bombillas o de iluminación artificial que estemos utilizando, provocando resultados muy diferentes que tenemos que controlar con el balance de blancos.

Velocidad de obturación

Una forma de controlar la luz a diferencia del ISO es a través de la velocidad de obturación. En este caso se trata del tiempo que la lente permanece abierta y por lo tanto captando datos de lo que aparece en la pantalla. Se trata del recurso más recomendado, pues no crearemos grano o perderemos detalle. A su vez se trata de una de las opciones que más tendremos que probar hasta conseguir dominarla, puesto que cada situación es diferente a la anterior.

Los tiempos disponibles par utilizar en el obturador varían en cada móvil aunque de forma extendida vamos a poder escoger entre  1/8000 segundos y aumentarlo hasta 30 segundos. En el primero del so caos la fotografía será muy rápida y por lo tanto el sensor no será capaz de recoger información, se recomienda sobre todo en escenas en movimiento para capturar el momento concreto sin sufrir como resultado estelas del propio cuepro u objeto.

Al aumentar el tiempo de obturación lo que haremos será permitir que la lente pase más tiempo abierta, un recurso que se recomienda utilizar en situaciones de poca luz o en la misma noche. Para fotografiar cielos estrellados tendremos que optar por esta opción y no olvidarnos de recurrir a un trípode u otras herramientas para no mover el móvil mientras tanto.

Punto de enfoque

Sin haber enfocado una fotografía será muy difícil que el resultado nos guste, algo que en el modo profesional toma mayor importancia. Podemos depender uci manente de la opción táctil de la cámar con la que tocaremos un objeto y se enfocará, pero si queremos ir más allá podremos usar el punto de enfoque para crear resultado a la altura del resto de opciones que estamos conociendo.

Con el enfoque vamos a poder hacer que los objetos o elementos que aparecen en primer plano queden enfocados y el resto no o viceversa. Esto nos dará mucho juego y posibilidades al hora de crear una composición fotográfica. Para obtener el resultado deseado pondremos el modo de enfoque manual e iremos observando como el resultado cambia por completo.

Exposición

La conocida como exposición que pdoemos encontrar en las cámaras profesionales se utiliza en los móviles como un recurso que realmente lo que hace es imitar el resultado a través de software. No pdoemos variar la apertura del diafragma a nuestro gusto aunque si puedes imitarlo en el modo profesional.

La exposición en los móviles se expresa con números que van desde el -2 hasta el +2 y tendremos que tener en cuenta que estos valores se utilizan en conjunto con otras opciones que hemos visto anteriormente, como por ejemplo la velocidad de obturación. Encontrar la exposición correcta es una tarea complicada y tendremos que ser capaces de adaptarla según el resto de valores. Una imagen sobreexpuesta quemará los detalles y al contrario nos dejará prácticamente sin foto dado el bajo nivel de luz que es capaz de recoger.

Ajustes avanzados para el modo profesional de cámara

Además de todos los controles que hemos conocido para llevar acabo las fotos con el modo profesional de la cámara de nuestro móvil, aún hay más detalles que debemos tener en cuenta. Hay muchas herramientas y ajustes en la configuración pensados para que obtengamos el mejor resultado.

Formato RAW y JPEG

En el modo profesional y en algunos móviles en el resto de modos de cámara encontramos la opción de escoger entre el formato RAW y el JPEG. Estas opciones serán muy útiles si tenemos pensado sacar todo el maximo provecho a las cámaras del móvil y después editarlas en el ordenador con un software avanzado.

camara fotos movil raw jpeg

Los clásicos negativos se pueden entender en la actualidad como el RAW dado que la imagen no se procesa y obtenemos el resultado tal y como cuando la vemos en pantalla. Esto nos permite tener mayor control sobre el resultado a la hora de modificarla después. Sin embargo en JPEG en mayor o menor medida se compone y perdemos ciertas capacidades. Un aspecto muy relacionado con esto es el almacenamiento, pues las fotografías en RAW ocupan mucho más espacio y por lo tanto en una tarde de fotos podemos quedarnos sin espacio.

Cuadrícula

En las opciones de la cámara del móvil nos vamos a encontrar con la opción de cuadrícula, un elemento que puede resultar más molesto que práctico pero una vez conozcamos su finalidad podremos sacarle partido. Este recurso que coloca una serie de líneas en la pantalla las cuales no se verán en la foto y nos permiten dividir visualmente los espacios que vemos en nuestro móvil.

cuadricula configuracion fotos movil

Dependiendo de nuestro móvil vamos a encontrarnos con unas opciones diferentes para usar la cuadrícula las cuales pueden estar basadas en proporciones de 5×4 o 4×4 y en algunos caso en la proporción áurea. Aunque en las fotografías de andar por casa no será muy útil, al hacer fotos a paisajes si tenemos que tenerlo muy en cuenta para conseguir el mejor resultado. Lo ideal es separar en partes la información para que el cerebro procese por partes lo que ve en la foto, con esto conseguimos que resulte más atractivo para el ojo humano de los espectadores.

Histograma

Finalmente vamos a conocer el histograma, una herramienta muy útil pero que pocos utilizan dado que resulta complicado de descifrar si no somos expertos en la fotografía. Se puede definir como una radiografía de la imagen que vemos en nuestro móvil y nos ayudará a la hora de tomar decisiones con el modo de cámara profesional a través de las herramientas que hemos conocido.

Como puedes ver en la imagen que hemos compartido, en la izquierda vemos como el gráfico nos muestra sólo líneas en una de las zonas y en la otra si se reparten más. Estás líneas se dividen de izquierda a derecha como: sombras – medios tonos – altas luces. Lo que podría resumirse en que lo mejor será conseguir un conjunto de líneas que están repartidos de forma equitativa por el histograma. Sabemos que resulta complicado de comprender y por eso vamos a hacer un pequeño resumen que nos ayude a comenzar a comprender esta herramienta:

  • Subexpuesta: cuando las barras se concentran en la izquierda del histograma y no se reparten por el resto.
  • Sobreexpuesta: en este caso las barras se centran en la derecha de la gráfica.
  • Expuesta correctamente: cuando se realiza un reparto homogéneo en el histograma.

Esto nos puede ayudar a mejorar el resultado si posteriormente lo vamos a pasar por un editor de fotos. Desde estos programas también tenemos acceso al histograma y podemos saber qué aspecto tenemos que modificar para mejorar el resultado.

Escrito por Rubén De la Calle