Huawei no usa chips de Qualcomm para dar vida a sus smartphones, como hace la competencia. En su lugar emplea un procesador de su propio cuño que, además de un rendimiento sin igual, otorga funciones de IA como nunca se han visto en un teléfono móvil. Así sucedió con el Kirin 970 del Huawei P30 y así sucede, doblando la apuesta, en el Kirin 980.

La Inteligencia artificial no depende solo del software, sino también del hardware y gracias a la doble unidad de proceso neuronal del Huawei P30, las funciones relacionadas con la Inteligencia Artificial se procesan independientemente de cualquier otra tarea. Así, además de lograr un rendimiento excepcional para estas tareas, el rendimiento, la batería y otras variables del smartphone están siempre bajo control.

Pare «entrenar» a esta IA capaz de ahorrar minutos de batería, hacer mejores fotos, o ajustar el uso del teléfono en función de nuestras necesidades, Huawei plantea un aprendizaje automático basado en algoritmos que permiten convertir muestras de datos en programas de computación. De esta forma el móvil es capaz de escucharnos y actuar en consecuencia, pero es que además el dispositivo es capaz de aprender nuevas acciones en base a las anteriores. Eso es l que se conoce como ‘machine learning’.

Huawei P30

Todo el potencial del machine learning

Cuando usamos la voz para ejecutar acciones en el dispositivo, no estamos solo dando nuevos pasos en el control por voz del Huawei P30, sino que, intrínsecamente, cada palabra que pronunciamos se procesa con un algoritmo automático y sirven para que el smartphone aprenda de nuestras peticiones. DE esta forma, de manera invisible para el usuario y con la doble NPU del Kirin 980 trabajando en la sombre, se produce una imitación del  conocimiento por inducción del ser humano y permite un potencial infinito de desarrollo para la Inteligencia Artificial.

Este compendio de sentencias, se explica en que el móvil va a aprender de lo que le pedimos, acelerando procesos y quedando siempre a disposición del usuario, mejorando el control por voz e implementando mejoras en silencio que hacen que el dispositivo funcione mejor con el paso del tiempo. Además esta IA no deja de evolucionar por lo que no dejan de abrirse nuevas posibilidades de cara al futuro.

huawei facial ia

Un smartphone para cada tipo de usuario

Las funciones de Ia que dotan al Huawei P30 y al Huawei P30 Pro de funciones nunca antes vistas en un teléfono móvil no hacen más que personalizar el teléfono en base a los gustos y peticiones del usuario consiguiendo que dos mismos móviles sean idénticos por fuera, pero diferentes por dentro.

De esta forma tu móvil te dirá cuando estrenan tu película más esperado, dónde hay restaurantes con tu comida preferida o cómo puedes mejorar la foto en función de tus anteriores composiciones. todo ello sin que tengas que hacer más cosas que usar el smartphone como lo haces de forma habitual.