El Samsung Galaxy S10 no tendrá escáner de iris, se apuesta todo al lector de huellas

Samsung

Ya hace algunas generaciones Samsung decidió incluir en algunos de sus equipos con Android escáner de iris. De esta forma, se buscaba aumentar las precisión de algunos trabajos como el desbloquear el dispositivo sin tener que tocarlo. Pues bien, parece que esta opción no será parte del próximo terminal de gama alta de la firma: el Samsung Galaxy S10.

El caso es que esta tecnología que lleva un par de años entre nosotros y, más concretamente en los modelos de gama alta de la firma coreana, apunta a una caída en desuso para buscar soluciones para aprovechar al máximo el frontal con la pantalla del Samsung Galaxy S10 y avanzar a la hora de reducir más los marcos del dispositivo. Por lo tanto, eliminar este elemento no significará que en el terminal de la compañía se incluya reconocimiento facial 3D tipo Face ID.

Estos son los nuevos sensores de imagen que podría montar el Galaxy S10

Por lo tanto, parece que en el Samsung Galaxy S10 la apuesta en lo que tiene que ver con elementos biométricos integrados será exclusivamente el lector de huellas, que todo apunta a que pasará de la parte trasera del dispositivo a estar ubicado en el panel frontal. Está por ver qué tipo de tecnología se utiliza -¿ultrasonidos de Qualcomm?- y si este modelo es capaz de ofrecer más superficie de pantalla para dar uso a este accesorio integrado. Un detalle: algunas fuentes indican que el modelo más económico de la futura gama de producto de la compañía podía incluir este elemento en el lateral para conseguir unos costes más ajustados.

Samsung Galaxy S10

Todo pantalla de verdad, una de las apuestas del Samsung Galaxy S10

Con los datos que poco a poco se ven conociendo respecto a la llegada del Samsung Galaxy S10, parece bastante claro que la firma tiene como uso de sus grandes objetivos ofrece un modelo que ofrezca un frontal que sea prácticamente Todo Pantalla (se habla de un aprovechamiento que podría superar el 96%, nada menos). El caso, es que para conseguir esto una de las cosas que se harán es prescindir del escáner de iris y, por lo que parece, también se integrará la cámara para los selfies debajo del panel. Veremos si esto es verdad y, de serlo, cómo es el funcionamiento y la efectividad que ofrece.

El caso es que con la gran competencia que hay en el mercado en la actualidad, donde compañías como Huawei cada vez ponen las cosas más complicadas a todos, hay que esperar mucho y bueno del Samsung Galaxy S10. Y si para ello hay que prescindir de algún elemento, que evidentemente no se vital, habrá que hacerlo. Y se sabe: en ocasiones es bueno dar un paso atrás para conseguir impulso y avanzar n la dirección correcta.

Más novedades exclusivas de Fortnite para móviles de Samsung

Escrito por Iván Martín

Fuente > ETnews