Google exigirá a los fabricantes de smartphones Android actualizaciones de seguridad durante 2 años

Android

Con motivo de las nuevas tasas que impondrá Google sobre la Play Store en Europa, ahora sale a la luz un nuevo contrato que la multinacional quiere imponer a los fabricantes de smartphones Android. Un acuerdo por el que el buscador pretende que todo smartphone con su plataforma de software cuenta con un mínimo de parches de seguridad mensuales y que debería extenderse durante los primeros dos años de vida del terminal.

La fragmentación es uno de los grandes problemas de Android. Sin embargo, hay algo que puede resultar más dañino y es la ausencia de actualizaciones de seguridad, esas que garanticen al usuario que sus datos no sean expuestos ante fallos de seguridad en el sistema. Un problema que la gran G quiere afrontar exigiendo a sus socios los fabricantes un número determinado de actualizaciones con parches de seguridad.

Los fabricantes de smartphones Android tendrán que pagar a Google por usar sus apps

Actualizaciones de seguridad durante dos años

Tal y como destapan desde The Verge, el acceso a un nuevo contrato de Google les ha permitido descubrir que el gigante de Internet prepara nuevas medidas para garantizar un mínimo de seguridad en los teléfonos que incluyan Android.Información sobre un parche de seguridad en un smartphone Android

Aunque la información disponible deja algunas lagunas y dudas que responder, inicialmente este contrato exigiría a los fabricantes a lanzar al menos cuatro parches de seguridad durante el primer año desde el lanzamiento del terminal. Del mismo modo, las nuevas condiciones impondrían igualmente la puesta en marcha de actualizaciones de seguridad durante el segundo año, aunque no se ha precisado de un número concreto de OTAs necesario para cumplir con las exigencias de Google en materia de seguridad.

Los parches de seguridad de Android serán obligatorios

Unas condiciones que deberían extenderse al total de los fabricantes de smartphones a partir del 31 de enero. De este modo, las firmas tendrían que incluir los parches de seguridad lanzados por Google en sus modelos, con un margen máximo de 90 días desde que fuera liberada la actualización oficial.

Para garantizar que el nuevo contrato sea cumplido, Google podría tener en cuenta qué marcas no cumplen con el pacto y no aprobar o certificar futuros nuevos modelos de dicha firma.

Algunos fabricantes de móviles Android mienten con los parches de seguridad

El papel de Android One

A este respecto, cabe recordar que Samsung y Motorola son dos de las firmas que figuran en uno de los primeros acuerdos con Google. Las mismas se comprometían a lanzar los mismos parches de seguridad mensuales liberados por Google -para los Nexus y Pixel- adaptados a sus modelos más representativos, durante al menos tres años.Smartphone de Motorola con Android One

Del mismo modo, cabe recordar que la plataforma Android One es otra vía por la que Google ha comenzado a plantar cara no solo a la fragmentación, sino a este mismo problema que afecta a la seguridad de los dispositivos con Android. Y es que los modelos Android One reciben, por norma general, parches de seguridad y nuevas versiones de Android con relativa celeridad debido a que no presenta modificaciones en su código.

Escrito por Víctor Rodríguez

Fuente > The Verge