El electrocardiograma del Apple Watch Series 4 podría tardar años en llegar

Apple

El Apple Watch Series 4 es uno de los mejores productos que ha lanzado Apple este año. Una de sus principales cualidades -por no decir que es la más destacada y aplaudida- es el registro de electrocardiogramas, prestación sin embargo que aún se encuentra inhabilitada en todos los mercados, con la certeza únicamente de su activación a finales de año en EEUU. ¿Y el resto de países? ¿cuánto vamos a tardar en disfrutar del ECG?

Hasta el momento Apple solo ha confirmado que habilitará la lectura ECG en los Apple Watch Series 4 de EEUU, que recibirá una actualización de software a finales de año. En Canadá también se está trabajando ya en el tema, por lo que podría ser el siguiente en la lista en poder disfrutar de tan novedosa prestación. El resto de mercados, sin embargos, seguimos con la incertidumbre de saber cuándo podremos hacer uso de esta característica.

Un proceso de aprobaciones lento

Poder habilitar la función de registros de electrocardiogramas requiere un proceso de aprobación país por país. Así lo explican en 9to5mac, donde ha saltado la alarma tras contactar con la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido (MHRA en sus siglas en inglés). Según le han informado, el proceso de aprobación de esta función es simple pero podría implicar bastante tiempo.

Y es que un escenario posible pasa por la solicitud a Apple de la realización de un estudio médico (como el que ya ha hecho en EEUU) que demuestre la efectividad de esta prestación. La mera intención de realizar esta investigación también debe ser notificada a la MHRA al menos con 60 días de anticipación al inicio de la misma, facilitando datos sobre el dispositivo de estudio, la población prevista o el tipo de investigación a realizar.

ECG en Apple Watch Series 4

Tras ello, la agencia tiene otros 60 días para aprobar el arranque de la investigación y permitir así a Apple que lo lleve a cabo. Ya entonces dependería de la escala del estudio, para calcular cuánto tiempo tardaría la firma de Cupertino en tenerlo listo. Finalizado el informe, pasaría a revisión para su aprobación, implicando de meses a años, se atreven a asegurar desde la MHRA.

Lo único que se podría sacar positivo de todo esto es que, una vez aprobado por la MHRA, el resto de países de la Unión Europea (entre los que se encuentra, claro, España), tendrían el camino mucho más fácil, ya que la licencia podría aplicarse a otras agencias equivalentes en el resto de los territorios de la UE. Igualmente Apple podría tantear en qué agencias es más rápido obtener primero el certificado y atacar por ahí, calmando así al menos al ansiedad de los usuarios en Europa y allanando el terreno para el resto de mercados en los que se puede tardar un poco más.

Sea como sea, lo que parece claro es que que aún vamos a tardar bastantes meses en poder usar el lector ECG en el nuevo Apple Watch Series 4. Paciencia.

Escrito por Drita

Fuente > 9to5mac