La refrigeración del Samsung Galaxy Note 9: la gran protagonista de su interior

Samsung

Si hay algo que tiene un dispositivo como el Samsung Galaxy Note 9 es que da mucho que hablar. Quizás otros dispositivos solo den lugar a las habituales noticias de presentación, pero cuando se trata de un gama alta de Samsung, los medios especializados exprimen hasta la última gota del mismo. Y es que si hace un rato veíamos cómo de resistente es el Samsung Galaxy Note 9, ahora vamos un paso más allá y nos hacemos eco de un artículo de la web Tech Insights, la cual ha desmontado por completo este dispositivo, mostrándonos por completo todos los secretos de su construcción.

Como era de esperar, el Samsung Galaxy Note 9 es un terminal muy bien pensado y construido, en cuyo diseño se han usado componentes de alta calidad y que dispone de un refrigeración diseñada para aguantar un uso muy intensivo, incluso cuando lo usamos como plataforma de juegos.

Así es el interior del Samsung Galaxy Note 9

Una de las cosas que más llama la atención de este dispositivo es el esfuerzo que sus creadores han puesto para mantener el dispositivo bien refrigerado.

Galaxy Note 9-interior

Destaca por encima de todo una inmensa placa de cobre que se encarga de cubrir todos los componentes del Samsung Galaxy Note 9 y que además lleva adheridas pads térmicos para mejorar la transferencia de calor tanto en la zona del procesador como de la batería, algo que nos asegura incidentes desagradables con esta última incluso si cargamos y usamos el dispositivo a la vez.

Análisis del Samsung Galaxy Note 9

Otro componente fundamental en la refrigeración del dispositivo es el heatpipe incluido en uno de los laterales del mismo, y que también ayuda a dispar el calor generador por el procesador.

Galaxy Note 9-interior

Por lo demás, vemos como Samsung recurre en gran medida a Qualcomm en la elaboración de esta phablet, ya que no solo la versión americana del mismo utiliza un SoC Snapdragon 845, sino que otros chips como el códec de audio, el controlador de memoria o los moduladores de energía, llegan firmados por este fabricante estadounidense.

Otros componentes llegan firmados por la propia Samsung, como pueda ser los módulos de memoria RAM (Samsung K3UH6H60AM-AGCJ 6GB LPDDR4X SDRAM) y almacenamiento (KLUDG4U1EA-B0C1/ UFS 2.1.) o el controlador de pantalla, aunque Broadcomm, Skyworks, NXP, Murata o Maxim son otros de los fabricantes detrás de los componentes del Samsung Galaxy Note 9, como puedan ser el chip NFC, los chips de WiFi y Bluetooth o el amplificador de audio, por solo mencionar algunos de sus elementos.

Al igual que vimos en el test de resistencia, la parte menos llamativa queda en manos del S-Pen, que a pesar de todas las funciones incluidas, parece bastante frágil y fácil de romper, por lo que quizás Samsung debería valorar construir el próximo en aluminio, para así proteger mejor el delgado PCB situado en el interior del mismo.

Galaxy Note 9-interior-S-Pen

Escrito por Javier Cordovilla

Fuente > Tech Insights