El iPhone X barato podría sufrir retrasos y no lanzarse junto a los modelos OLED

Apple

De nuevo parece que apple se enfrenta a problemas de producción al respecto de sus nuevos teléfonos para 2018. Si echamos la vista atrás podemos recordar que en el momento que se presentaba el iPhone X, el mismo ni siquiera estaba aprobado por la FCC y llegaba a las tiendas semanas después que los iPhone 8 y iPhone 8 Plus presentados al mismo tiempo. Ahora parece que el iPhone X barato de 2018 correría la misma suerte.

Al mismo tiempo que esta mañana se conocían los posibles colores del iPhone LCD de 6,1 pulgadas, se ha comenzado a rumorear sobre los posibles problemas de producción que señalan que el iPhone de 6.1 pulgadas con panel LCD, por el momento conocido como iPhone X barato, podría no lanzarse hasta octubre. Así lo relata la analista de Morgan Stanley Katy Huberty, quien acaba de informar  que los problemas con el sistema de retroiluminación del dispositivo han causado un retraso de 1 mes en la producción en masa totalmente imprevistos.

De acuerdo con la información facilitada,, los proveedores han podido reducir un primer retraso de 6 semanas a 4 semanas, sin embargo; se espera que el efecto en cadena demore la fecha en que Apple pueda producir suficientes dispositivos para salir a la venta en el mismo momento que los otros dos modelos con paneels OLED que también se presentarían en septiembre, el iPhone X de 2018 y el iPhone X Plus.

Batería del iPhone 6s

Calendario de lanzamientos

Apple probablemente presentará el nuevo iPhone LCD de 6.1 pulgadas junto con el mejorado iPhone X y el mencionado iPhone X Plus en septiembre, pero en realidad lanzará los tres teléfonos en diferentes momentos. Los dos últimos, equipados con paneles OLED de 5.8 “y 6.5” están en proceso de fabricación sin que se haya producido ningún tipo de retraso en la producción que altere los planes de los de Cupertino, por lo que el único problema lo tendrían aquellos que estén esperando comprar el iPhone X barato con panel LCD.

En cuanto a las características de este terminal que han obligado, aparentemente, a retrasar el lanzamiento del móvil tenemos la mencionada pantalla de 6,1 pulgadas sin marcos, pues el móvil presentaría el mismo diseño que el iPhone X de 2017. A diferencia de este, sin embargo, se dice que el teléfono “económico” solo tiene una cámara en la parte posterior. Aunque se retrase su llegada a las tiendas es de esperar que en apenas mes y medio se presente junto a los otros dos modelos con los que Apple sigue queriendo comer terreno a Android a nivel global.

Escrito por Miguel Martínez

Fuente > Barrons