El Samsung Galaxy S10 podría no incluir un escáner de iris

Samsung

El Galaxy S10 promete ser un dispositivo capaz de aunar las tecnologías más innovadoras del mercado, y aunque no creemos que Samsung nos vaya a sorprender con un diseño a lo Oppo Find X, sí que cabe esperar que este dispositivo integre lo mejor de lo mejor en cuanto a rendimiento, funciones y capacidades fotográficas. Pero la innovación a veces conlleva dejar cosas atrás, y el escáner de iris podría quedarse esta vez por el camino, según nos informan desde Corea.

Esta información proviene del medio surcoreano “The Bell”, el cual nos explica que según fuentes de la industria, Samsung no ha realizado ningún pedido de escáneres de iris recientemente, lo que apunta a que es muy posible que haya decidido prescindir del mismo para su próximo buque insignia (con permiso del Galaxy X).

El sensor 3D y el lector de huellas en pantalla son los culpables

Si lo miramos con perspectiva, es lógico que Samsung haya decidido no recurrir al escáner de iris que hasta ahora incluía en sus gamas alta, ya que este no tiene un buen comportamiento en condiciones de baja luz y además se convierte en superfluo debido a que Samsung tiene pensado implantar un escáner de luz estructurada similar al que hemos podido ver en el iPhone X, Oppo Find X y Xiaomi Mi 8 Explorer Edition.

sensor-huellas-Galaxy S10

Además de dicho escáner, Samsung también apostará por un lector de huellas bajo la pantalla, por lo que con dos sistemas de desbloqueo de última generación, el escáner de iris supone un gasto añadido e innecesario en un dispositivo donde se busca ahorrar hasta el último céntimo en costes de producción.

El sensor de huellas dactilares bajo pantalla, listo para el Samsung Galaxy S10

El Galaxy S10 Plus será un poco más grande

Según The Bell, podemos estar seguros de que el nombre en clave del proyecto es Beyond, pero esto no es lo más interesante, ya que otro dato que habrían filtrado es que mientras el Galaxy S10 seguiría quedándose en las 5.8 pulgadas, el S10 Plus elevaría su diagonal de pantalla desde las 6,2 hasta las 6.3 pulgadas.

Esto supone un ligero incremento de 0.1 pulgadas respecto de su antecesor que, suponemos, no conllevará aumento de las dimensiones del dispositivo, sino que llegaría acompañado de unos biseles ligeramente más reducidos.

Desbloqueo facial-Galaxy S10

No podemos olvidar que aún quedan más de 6 meses para la presentación del Galaxy S10 (y ello suponiendo que su presentación se adelante a enero para dejar el protagonismo del MWC 2019 al Galaxy X), por lo que Samsung aún podría tener problemas en el desarrollo de su sistema de escáner facial 3D y decidir cancelarlo en favor del sistema tradicional que venía usando hasta ahora.

Aunque esto último es bastante improbable, sí que nos hace estar pendientes de hechos como este, ya que son indicativos de lo que podríamos ver finalmente en el próximo flagship de Samsung. No nos queda más remedio que tener paciencia.

Escrito por Javier Cordovilla

Fuente > The bell

Vía > Android Authority