Primera toma de contacto y opinión del ZTE Blade V9 2018

ZTE

ZTE no acude al MWC 2018 con un tope de gama con el que enfrentarse a “bestias” como el Samsung Galaxy S9 o el LG V30S. Sin embargo ello no quiere decir que no haya aprovechado la feria de tecnología de Barcelona para mostrar al nuevo integrante del catálogo de gama media en el que se ha especializado el fabricante.

Prueba de ello la tenemos en el ZTE Blade V9 2018, un terminal que llega al mercado en diferentes versiones según su memoria RAM y almacenamiento. De esta forma a partir del mes que viene se podrá comprar el modelo de 3 GB de RAM + 32 GB de ROM por 269 euros, mientras que el modelo con 4 GB de RAM y 64 GB de ROM, alcanza los 299 euros.

Aún no hemos podido echar el guante al ZTE Blade V9 Vita que se presenta como un gama baja para aquellos que tengan un presupuesto más ajustado, pero sí hemos tenido la oportunidad de pasar unos minutos con el nuevo móvil del fabricante para acercaros la primera toma de contacto y opinión del ZTE Blade V9 2018.

Un gama media de aspecto premium

Por menos de 300 euros nos encontramos ante un smartphone económico del que disfrutar de una pantalla de 5,7 pulgadas con formato de visualización 18: 9 con colores vivos y excelentes buenos de visión, con una relación entre pantalla y cuerpo del 84%. De esta forma estamos ante un teléfono llamativo que lleva la moda de la “pantalla completa” a los usuarios con un presupuesto más ajustado.

Junto con el Snapdragon 450, ya sea la variante 3GB / 32GB o 4GB / 64GB de RAM, tenemos Android 8.0 Oreo, lo que consigue que usar el smartphone se convierta en un proceso fluido y sin notar ningún tipo de parones o problemas de rendimiento, al menos durante las primeras pruebas realizadas para esta primera opinión del ZTE Blade V9 2018. Por supuesto, su cámara doble no es la mejor del mercado, pero debemos destacar que sobresale en condiciones de poca luz. una batería de 3.100mAh y Android 8.1 de fábrica con una apariencia mínima.

Un conjunto de lo más decente y económico con un aspecto de gama más alta a la que realmente pertenece el smartphone. Fabricado con metal y vidrio, el teléfono se siente cómodo en las manos y su sensor de huella dactilar ubicado en la parte trasera responde de forma rápida y precisa.

En cuanto tengamos algo más de tiempo con el smartphone y pasemos la vorágine del MWC, tendremos el análisis completo del ZTE Blade V9 2018 en el que, además de su cámara y rendimiento, probaremos aspectos tan importantes como las capacidades de su batería de 3.100 mAh.

Escrito por Miguel Martínez