Sale a la luz un Sony Xperia ZG Compact con una pantalla de 4,6 pulgadas

Sony

Sony sigue trabajando en su división móvil para salir de donde están. Hemos visto como en los últimos años han quedado un poco por detrás de la competencia por diversos factores, y parece que poco a poco, sobre todo en el 2018, acabará compitiendo más. Hoy vamos as ver una nueva versión pequeña de sus móviles, el Sony Xperia ZG Compact, con un hardware de 2015.

El problema de Sony en estos últimos años ha sido su posición conservadora y su diseño. Su diseño se ha quedado un poco a la antigua sin poder competir con los gama alta de hoy en día, y esto es por la gran cantidad de marcos que tienen en la mayoría de todos sus terminales, ¿el punto positivo? Que esto va a cambiar según directivos de la compañía en 2018.

Análisis del Sony Xperia X Compact

Por conservador también se le ha criticado mucho: aunque una marca no revolucione mucho el diseño de su terminal, puede no salirle mal, pero hemos visto que Sony se ha quedado en todos los apartados por detrás de la competencia, por lo que sí, se le tilda de conversador por no innovar y adelantarse a ciertas marcas del mercado, algo que ha hecho por primera vez en este año con su super cámara lenta.

Sony utilizaría un hardware de 2010 en un Xperia ZG Compact

Benchmar de un móvil de Sony

Parece ser que Sony está trabajando realmente en un móvil con un procesador Qualcomm Snapdragon 810. Para quien no lo sepa, este procesador fue el que tantos problemas causó en el año 2015 por los problemas de calentamiento, y marcas como LG o Samsung decidieron no apostar por él.

Ya se filtró hace tres meses una versión Compact de un Sony el cual tenía este mismo procesador, y pensamos que podía ser un error o un móvil de hace años, pero hoy le hemos vuelto a ver en un benchmark, exactamente en GeekBench, y tiene un hardware bastante sorprendente: Qualcomm Snapdragon 810, 2 GB de memoria RAM y Android 7. Procesador de gama alta de 2015 y RAM de dispositivo de gama media.

Lo que más llama la atención es que lleva una pantalla de 4,6 pulgadas, un tamaño que ahora mismo no se ve en ninguna marca salvo Apple con la posible nueva versión SE de su iPhone, por lo que Sony sabe que hay un mercado que explotar y no lo quiere desaprovechar. Veremos a ver si en los próximos meses sale al mercado este móvil, pero no creemos que vaya por la buena dirección con este hardware.

Escrito por Miguel Ángel Ramírez Ciarreta

Fuente > Gizmochina