Instala la Play Store y los Servicios de Google en cualquier móvil chino

Escrito por Rubén Velasco
Android

Cuando compramos un teléfono Android de una marca conocida, como Samsung, LG o Huawei, estos suelen venir ya con todo lo necesario para encenderlo, registrarnos en Google y empezar a utilizar nuestro teléfono. Sin embargo, cuando compramos un móvil chino, o de alguna marca como Xiaomi, por no haber llegado a un acuerdo con Google, estos no vienen con los Servicios de Google ni con la Play Store, por lo que, si los queremos utilizar como cualquier otro teléfono, esta tarea de configuración depende de nosotros.

Algunos modelos, como Xiaomi, tienen una tienda de aplicaciones no oficial que nos ayuda a instalar, una vez puesto en marcha, los Servicios de Google, la Play Store y todas las funciones de la compañía para poder utilizar el teléfono como cualquier otro modelo del mercado. Sin embargo, otras marcas no nos ofrecen ninguna ayuda en esta tarea, teniendo que buscarnos la vida para poder habilitar estas características.

Aunque siempre podemos optar por cambiar la rom completa de nuestro Android por otra ROM compatible, lo ideal es aprovechar la rom oficial del fabricante y prepararla con estos manuales ya que, además de que, probablemente, sea la que mejor funciona y mejor soporte tiene (dentro del soporte de los móviles chinos), también será la que, de actualizarse, sea la que lo haga.

Por ello, si hemos comprado un móvil chino o tenemos intención de hacerlo en breve, en el siguiente manual os explicamos cómo realizar fácilmente este proceso.

¿Mejor comprar un móvil chino o un móvil de marca?

Esta pregunta se la hacen muchos, y, la verdad, no tiene una respuesta verdadera. Si es verdad que los móviles chinos tienen un hardware de última generación y su precio equivale al de la gama media de cualquier otro fabricante, sin embargo, no todo se basa en la capacidad de proceso.

Cuando compramos un móvil chino, generalmente estamos pagando por el hardware, olvidándonos, por ejemplo, del soporte, las actualizaciones y todo lo demás. Sin embargo, cuando compramos un móvil de prestigio, además del hardware, estamos pagando por un control de calidad y, sobre todo, por el software. Pagamos por un soporte, unas actualizaciones y una optimización específica, tanto a nivel de batería como de rendimiento.

Bien es cierto que a los dos años ambos móviles van a tener el mismo soporte y, además, probablemente se habrán quedado ya obsoletos. Sin embargo, durante estos dos años, la diferencia está en lo que hemos dicho.

¿Prefieres comprarte un móvil chino o un móvil de marca conocida?