Apple suspende los pagos a Qualcomm hasta que se resuelva la disputa entre marcas

Escrito por Miguel Martínez
Apple

Aunque muchos piensen que la mayor guerra entre fabricantes es entre Android o iOS, o entre iPhone y Samung, la realidad es que, hoy por hoy, la principal batalla legal en la que se encuentra inmiscuida Apple (por no hablar de los problemas que los de Cupertino ha encontrado en la UE por su “chiringuito” fiscal en Irlanda) tiene enfrente a Qualcomm, el fabricante de chips y antenas más famoso del mercado.

El origen de toda la guerra que mantienen ambos fabricantes se encuentra en la acusación de Apple sobre las “tasas impuestas por Qualcomm en concepto de royalties”. Para los de Cupertino, el fabricante de chips “se aprovecha de las innovaciones de Apple sin razón alguna”, algo que pronto Qualcomm se apresuró a desmentir acusando a la marca dirigida por Tim Cook de “falsear de mala fe los acuerdos y negociaciones, así como la enormidad y el valor de la tecnología que la marca ha inventado y compartido con todos los fabricantes de dispositivos móviles”.

Procesador Apple

Ahora la guerra entre ambos fabricantes se recrudece y, en pleno litigio, Apple suspende los pagos a Qualcomm hasta que se resuelva la disputa entre marcas, algo que acaba de ser anunciado por Qualcomm. La firma acaba de anunciar que Apple ha informado de que está reteniendo pagos a sus fabricantes por los derechos que estos deben bajo sus licencias con Qualcomm por ventas durante el trimestre, terminado el día 31 de Marzo de este año.

Además Apple ha indicado que va a continuar adelante con esta medida hasta que su disputa con Qualcomm se resuelva. La compañía técnicamente no realiza estos pagos directamente a Qualcomm. En su lugar, paga royalties a los fabricantes del iPhone y el iPad para que luego paguen los correspondientes honorarios a Qualcomm. Pero como Apple no va a proporcionar ese dinero, los fabricantes no podrán pagar al fabricante de chips.

Un 2017 movido

Esta es la última escalada en el pleito de múltiples partes de Apple contra Qualcomm, que afirma haber estado cobrando tarifas de licencias de patentes excesivamente altas durante años en comparación con la competencia.  El plan de Apple es retener todos los pagos por royalties hasta que los tribunales determinen cuánto debe realmente. Desde luego un movimiento agresivo que habrá que ver si llega a buen puerto para Apple  y que afecta de forma drástica al plan económico de Qualcomm para este año.

Procesador Qualcomm Snapdragon 835 para el Oppo Find 9 y Samsung Galaxy S8

Qualcomm no está para nada de acuerdo con la decisión salomónica tomada por los de Cupertino. De hecho a través de un comunicado oficial que acaba de ser enviado a los medios, el asesor general de Qualcomm, Don Rosenberg, afirma que los acuerdos de licencia de Apple siguen siendo “válidos y aplicables” y que la compañía “interfiere indebidamente” con los mismos.

Como resultado de lo anterior, Qualcomm ha declarado que se encuentra actualizando en estos momentos su “guía financiera para el tercer Trimestre del año fiscal 2017 para excluir los ingresos por royalties de los fabricantes”. La compañía espera una caída de ingresos cercanos a los 500 millones de dólares tras la decisión de Apple.