Comparte archivos entre dos teléfonos a través de Wi-Fi Direct

Escrito por Rubén Velasco
Android

Cuando queremos compartir un archivo de nuestro smartphone con otra persona, lo más común es enviárselo a través de WhatsApp o, si no podemos, por correo electrónico. Si la persona está cerca de nosotros, también solemos enviar el archivo a través de Bluetooth, una tecnología que ha dado mucho de sí con los teléfonos antiguos donde cada uno utilizaba un sistema operativo propietario diferente y era imposible establecer una conexión a través de otros protocolos. Sin embargo, existe un protocolo mucho más rápido que el Bluetooth para enviar archivos, el Wi-Fi Direct.

Una conexión Wi-Fi Direct, como su nombre indica, es una conexión directa entre dos dispositivos a través del Wi-Fi. Gracias a esta conexión, en lugar de utilizar un dispositivo centralizado como puede ser un router, la conexión se establece directamente entre ambos dispositivos igual que ocurre con las conexiones Bluetooth, mejorando la velocidad y la seguridad respecto a depender de un router y evitando cualquier tipo de problemas generados, por ejemplo, por las medidas de seguridad del propio router.

Android, desde hace ya tiempo, soporta este tipo de conexiones, aunque, por desgracia, no lo implementa demasiado bien de forma nativa y nos obliga a recurrir a aplicaciones de terceros o a roms de determinados fabricantes que sí han implementado una herramienta para compartir archivos a través de este protocolo.

A continuación, os dejamos un tutorial donde os explicamos cómo podemos conectar dos smartphones entre sí a través de este protocolo para compartir archivos entre ellos.

Las ventajas e inconvenientes del Wi-Fi Direct

Como hemos dicho, las dos principales ventajas de compartir datos a través de Wi-Fi Direct son, en primer lugar, la velocidad, ya que el Wi-Fi es mucho más rápido que el Bluetooth, y, en segundo lugar, la seguridad que nos brinda el utilizar este protocolo, ya que estamos hablando de una conexión directa punto a punto en la que nadie puede intervenir (a diferencia de si estamos conectados, por ejemplo, a un router).

Además, este protocolo puede utilizarse para más fines, por ejemplo, para controlar otros dispositivos de forma remota, como un Home Cinema, sin tener que recurrir a mandos propios ni protocolos especiales.

De todas formas, el Wi-Fi Direct no es perfecto, y tiene varios inconvenientes. El primero de ellos es que, como hemos dicho, este protocolo no está incluido de base en la versión estándar de Android, por lo que, según el dispositivo que utilicemos, es posible que tengamos que recurrir a aplicaciones de terceros, como las que hemos citado en el manual anterior, para poder compartir archivos con otras personas a través de este protocolo, mientras que con el Bluetooth esto no pasa.

¿Alguna vez has compartido archivos a través de Wi-Fi Direct?