Comparativa de rendimiento del Samsung Galaxy S8+ con Snapdragon 835 y Exynos 8895

Escrito por Miguel Martínez
Samsung

Cada día que pasa nos esforzamos más por encontrar algo que no se haya dicho ya del próximo Samsung Galaxy S8 y su variante de mayor tamaño, el Samsung Galaxy S8+. Tras conocer los primeros fondos de pantalla del smartphone, ahora toca echar un vistazo al rendimiento del Samsung Galaxy S8+ con el procesador Exynos 8895, lo que nos permite compararlo con el mismo terminal impulsado por el famoso Qualcomm Snapdragon 835.

Y es que hace apenas unos minutos acaban de filtrarse las que serían las primeras pruebas de referencia de la variante internacional del Samsung Galaxy S8+ ,cortesía de la base de datos Geekbench. De esta forma nos encontramos ante las primeras puntuaciones obtenidas por el chipset Exynos 8895 de la propia compañía. Y los resultados son prometedores.

Rendimiento del Samsung Galaxy S8+ con Snapdragon 835 y Exynos 8895

El chip de Samsung (modelo SM-G955F) obtiene mejores resultados tanto en las pruebas de un único núcleo como en las de varios núcleos, con puntuaciones de 1.978 y 6.375  puntos respectivamente. Estos datos lo sitúan ligeramente por encima de la versión estadounidense equipada con el Qualcomm Snapdragon 835 (módelo SM-G995U), repitiendo lo visto en las diferentes variantes del Samsung Galaxy S7 lanzadas el mercado el año pasado

benchamrk s8+

De esta forma se confirmaría que el rendimiento del Samsung Galaxy S8+ sería superior en la versión internacional que en la versión con procesador Snapdragon 835, la cual obtuvo una puntuación de 1.929 y 6.084 puntos respectivamente. La diferencia es pequeña, pero está ahí para volver a dejar constancia de la superioridad de las CPU Exynos frente a los procesadores de Qualcomm.
benchamrk s8+
Si analizamos campo por campo las diferencias entre uno y otro, dado que los núcleos de CPU de baja potencia del 835 funcionan a una velocidad de reloj superior a la del Exynos 8895, el rendimiento de un único núcleo del chip de Qualcomm es ligeramente mejor en algunas áreas, con un puntaje de memoria particular. Sin embargo, el chip de Qualcomm sufre una latencia de memoria muy alta tanto en pruebas “single-core” como “multi-core”.
Aparte de eso, pocos detalles más nos permiten conocer estos resultados, aunque sí que, comparándolo con el procesador Exynos 8890 presente en el Samsung Galaxy S7 Edge, el Exynos 8895 supera ampliamente a su más directo antecesor. Eso sí, sólo en los resultados obtenidos por las pruebas con varios núcleos.
Ahora tendremos que esperar a recibir las primeras unidades de ambos teléfonos para que podamos constatar oficialmente los datos obtenidos en esta filtración del rendimiento del Samsung Galaxy S8+ que no hace más que ponernos los dientes largos hasta el lanzamiento del móvil, fechado para el próximo 29 de marzo.

Fuente > PhoneArena