Un nuevo troyano bancario en Android se está propagando rápidamente

software

Lamentablemente cada cierto tiempo tenemos que hablar de nuevas amenazas para nuestros móviles en forma de virus o malware. En esta ocasión es un troyano bancario el que está comenzando a propagarse a sus anchas en la red con un objetivo malicioso. Una de las peores cosas que puede ocurrir es que un software malicioso de este tipo se pueda hacer público, colgarse en Internet, y que cualquiera que tenga la habilidad necesaria para propagarlo tenga acceso a ello. Y eso es lo que ha pasado con un nuevo troyano bancario en Android que está disponible de forma pública.

Así que si tenemos en cuenta que este es uno de los factores más peligrosos para que un nuevo virus se propague de forma rápida por la red, ahora debemos estar preocupados por un nuevo troyano que está ya a disposición de todo aquel que quiera inyectar este software en un APK y comenzar el contagio masivo.

Un troyano bancario en Android al alcance de cualquiera

Evidentemente no vamos a hacer publicidad gratuita de este nuevo software malicioso, sino que queremos alertaros de que un nuevo software camuflado de bancario está propagándose por la red para infectar a cuantos más móviles mejor. Este nuevo malware se conoce como Android.BankBot.149.origin, compuesto de unas líneas que lamentablemente ya se han hecho públicos en distintos sitios online como foros centrados en programación y software, donde precisamente se reúnen especialistas que podría propagar rápidamente este software por la red, inyectándolos en archivosAPK.

Estos APK se encuentran ya en distintas tiendas no oficiales, esas a las que muchos recurren para descargarse software ilegal e instalarlo en el teléfono Android. El verdadero problema surge cuando una de estas aplicaciones se descarga y se instala en el móvil, la descarga por sí sola no infectará nada, pero una vez se instale en el teléfono podrán activar a distancia los privilegios de administrador para hacerse con los datos de nuestras tarjetas de crédito. El problema de estos troyanos es que una vez que se introducen en nuestro teléfono, es muy difícil eliminarlos, sobre todo porque han sido diseñados para camuflarse perfectamente en nuestro teléfono, cambiando su icono y su nombre cuantas veces haga falta para que no levante la mínima sospecha.

Una vez que el troyano está instalado, lo primero, no nos habremos dado cuenta, y segundo, toda la información de nuestro teléfono estará disponible para quien de forma maliciosa quiera utilizarla. Datos como mensajes SMS, nuestros contactos, los datos de nuestro banco que serán enviados en segundo plano gracias a la conexión abierta entre nuestro teléfono y los servidores a los que tienen acceso aquellos que han creado el malware. Vamos, un escenario dantesco, informáticamente hablando que dejara a merced de cualquiera todos nuestros datos importantes. Algo que lamentablemente no es nuevo en la escena Android.

Escrito por Jorge Sanz