¿Por qué está interesada Apple en comprar McLaren?

Escrito por Víctor Rodríguez
Apple

La noticia del día en el sector tecnológico ha sido sin duda alguna la que se hace eco de los rumores que indican que Apple podría adquirir el fabricante de coches deportivos McLaren. Una información que no es del todo descabellada puesto que se sabe que la californiana quiere dar el paso al mercado automovilístico con un coche autónomo. Éste, en desarrollo desde hace un par de años, no acaba de arrancar con sus propios medios y la multinacional necesita un empujón estratégico. Sin embargo, ¿cuál es el interés real de Apple por el mítico fabricante de coches británico? ¿Por qué no otra opción?

Sin duda alguna, a Apple le interesa el mercado de la automoción. No obstante, ¿por qué decantarse por McLaren, una firma tan particular? La opción escogida por los de Cupertino es cuanto menos curiosa dado que Apple tiene miras en el coche eléctrico. ¿Acaso no hay otra adquisición más afín a la tecnología que requiere la fabricación de un coche eléctrico? De hecho, es sabido del interés por Tesla…Para entender la más que posible adquisición hemos de mirar los entresijos de la operación.Interior de un McLaren MP4-12

Apple no tiene suficiente con Carplay que ahora diseña su propio coche eléctrico

Apple mira hacia el futuro

Pongámonos en situación. Según la escasa información disponible -puesto que Apple ha sido muy cuidadosa en este sentido- los norteamericanos trabajan desde hace aproximadamente dos años en un proyecto para dar vida a un coche autónomo. Una opción que se vaticina como el futuro del sector, algo que empezamos a ver con proyectos finalizados como el de Tesla y su “piloto automático”, tal vez el más avanzado, pero no el único. Uber, por ejemplo, también experimenta con una flota en Pittsburgh; EEUU; su propio software autómata. Otro de los iconos en este momento es Google. Alphabet mantiene en pruebas su propio coche autónomo.

La necesidad de recursos externos

Ante esta perspectiva del mercado, máxime cuando su principal competidor en el sector tecnológico está inmerso en su propio automóvil, Apple necesita mover ficha. Si bien se conoce que la californiana ha hecho ya fuertes inversiones para acercarse al mercado automovilístico -inversión de 1.000 millones en la app china de transporte compartido Didi Chuxing– el desarrollo de su coche eléctrico autónomo es la máxima expresión y éste parece estancado ante la incapacidad de sacar adelante una opción viable.

Es éste el principal motivo por el que Apple quiere McLaren. Tim Cook quiere avanzar en su propio proyecto, hasta ahora conocido como “Titán”, y para ello quiere salir del bache con la tecnología de McLaren Technology Group. Éste sería el verdadero tesoro de la firma de automoción británica, donde su experiencia en electrónica aplicada a los coches deportivos y la propia escudería de Fórmula 1 serían clave para dar alas al vehículo de Apple. Y es que, entre otras tareas, McLaren diseña centralitas y otros muchos componentes para los bólidos que pilotan Fernando Alonso y Jenson Button en el Mundial de F1, pero en especial software muy específico enfocado a la gestión electrónica del vehículo.Deportivo McLaren

Patentes, fundamentales en el sector tecnológico

Otro de los intereses en los que habría puesto la mira Apple son las patentes. La introducción en el sector requiere de ciertos recursos para tomar la delantera y mantenerse con cierta autonomía y autosuficiencia. Así lo reflejan varios medios, entre éstos Financial Times, que ha sido la fuente principal que ha sacado a la luz un supuesto acuerdo que lleva urdiéndose desde hace varios meses.

Así pues, entendemos que Apple ve en McLaren la fuente de recursos de software suficientes como para proseguir con el iCar, un coche eléctrico y autónomo. Puede que, de refilón, el desarrollo del vehículo de Apple sirva a su vez para integrar en mayor medida y potenciar las funciones de CarPlay, aunque como indicamos, la adquisición de McLaren se antoja como estratégica. Al fin y al cabo, no se entendería de otro modo el desembolso de unos 1.500 millones de euros para vender 1.600 súper deportivos al año, máxime cuando la prestigiosa firma ha entrado en pérdidas.

También te puede interesar…

Las mejores apps para usar el móvil en el coche mientras llega Android Auto y Apple CarPlay

Probamos Apple CarPlay en un Volvo XC90 (vídeo e imágenes)